• Código Plural

Brenda Reymundo: “Luchamos para que los trabajadores sean sujetos de su propio destino”

Código Plural realizó su quinta entrevista en profundidad, la primera a una confirmada candidata a intendente: Brenda Reymundo, del Frente de Izquierda de los Trabajadores. La referente trotskista habló sobre sus orígenes en política, sobre los sindicatos, sobre el voto en blanco y el ''son lo mismo'', y sobre los ''10 puntos'' del F.I.T., sobre todo de dos de ellos: aborto legal y Fondo Monetario Internacional. Por supuesto, la joven docente también opinó sobre la arena política campanense: la gestión de Sebastián Abella, la ''novela'' del Concejo Deliberante, y el movimiento feminista, entre otros tópicos.


Los invitamos a leer una entrevista muy rica, de alto vuelo, con muchas precisiones y definiciones, y sobre todo con ''poco cassette''. Brenda Reymundo, la única mujer y por lejos la más joven entre los candidatos a intendente de la ciudad, se prepara para jugar en las grandes ligas, y tiene mucho para decir.

Brenda Reymundo, posando para Código Plural en el Centro Cultural y Político ''Chiche Hernández'', sede del P.T.S. local. Es la única mujer entre los candidatos a intendente, y por mucho la más jóven.

Tiene 28 años, o sea, 14 años menos que quien le sigue en edad (Sebastián Abella) entre los candidatos a intendente confirmados de la ciudad. También es la única mujer entre ellos, un dato no menor en tiempos en los que se habla mucho de igualdad de oportunidades y de feminismo en el seno de los partidos políticos pero es poco lo que se predica con el ejemplo.


La entrevista fue realizada en el local partidario del P.T.S., el Centro Cultural y Político ''Chiche Hernández'', ubicado en De Dominicis 837. Acompañaron a Brenda dos mujeres, sentadas alrededor de una mesa enorme: Manuela Aberasturi, estudiante del profesorado de Matemática y presidenta del Centro de Estudiantes del Instituto N°15, que integrará la lista como segunda candidata a consejera escolar, y María Luz Iglesias, estudiante de Comunicación de la misma institución, y candidata a concejal. Los mates nunca faltaron en la hora que duró la entrevista (que por momentos se pareció más a un debate).


Brenda habla claro, en voz alta, y es muy cálida (atributos todos de buena docente). Su voz, dulce y juvenil, contrasta con la potencia incendiaria de las cosas que dice: le pega a todo y a todos, con clase pero con dureza y determinación. En la ''volteada'' caen Macri, Cristina, y Alberto Fernández, a nivel nacional, y a nivel local, como suele decirse, ''no dejó un títere con cabeza'': recibió Abella, los candidatos a intendente Axel Cantlon y Rubén Romano, los aspirantes a concejales Marco Colella y Stella Giroldi, el diputado y gremilista Abel Furlán y, también, de rebote, Alejo Sarna.


Cuando terminó la entrevista, se prestó a algunas fotos, y nos despidió regalándonos un folleto extra-large titulado ''La situación mundial y los combates del socialismo internacionalista'', el cual nos exhortó a leer. Nos despidió tal como nos recibió: agradeciendo y con una sonrisa.


Brenda será candidata a intendenta de Campana por la izquierda trotskista por primera vez, tras dos postulaciones consecutivas de Guillermo Bentancourt, trabajador de Siderca y ex-delegado sindical. Y no está sola: junto a ella aparece un gran equipo conformado por trabajadores y estudiantes, y un grupo de militantes que cree en ella, que cree en el ideario trotskista, que no está a la caza de bancas y dietas, y cuyos miembros no estarían dispuestos a cambiar de color político para conseguir un ''atajo'' a ningún lado. Si el peronismo resignó todo purismo ideológico en pos de la ''unidad'', y si el macrismo incluyó a un peronista en la fórmula presidencial en un intento de expandir su horizonte de votantes, el F.I.T. se encuentra en las más absolutas antípodas: los ideales, primero. Los ideales, segundo. Y los ideales, tercero.


Los invitamos a leer nuestra quinta entrevista en profundidad. La primera fue a María Eugenia Giroldi (Agrupación Vamos Campana), luego fue el turno de Alejo Sarna (Nuevo Encuentro ¿y Vamos Campana?), siguió la concejal Marina Casaretto (Cambiemos) y, la más reciente, a Marco Colella (Red x Argentina). Porque lo de ''Plural'' no es decorativo.

  • ¿Cómo fue tu primer acercamiento a la política? ¿A qué edad?

Mi primer acercamiento a la política fue cuando todavía estaba en la escuela, y mis primeros pasos fueron en el Centro de Estudiantes. Después, en el 2009 comencé a estudiar Historia en el Instituto N°15, y ese año fueron los conflictos en Kraft y en Terrabusi, sobre los cuales me interesé y me interioricé mucho. Y en ese momento fue que pude contactar a la agrupación Tesis XI, de la cual formaban parte muchos compañeros que hoy ya están recibidos y son docentes, compañeros del P.T.S., y creo que ese año también se había desarrollado el conflicto por el edificio de la Escuela de Arte.


Estas fueron dos cuestiones que me sensibilizaron mucho, de hecho, cuando fue el conflicto de Kraft, se dio un proceso de Asamblea muy importante en el terciario, donde con los docentes -me acuerdo que estaba Marcelo Motto, que falleció, y Daniel Murillo- pudimos votar en común hacer un corte en Campana en solidaridad con los trabajadores que habían sido reprimidos en el 2009 por la policía montada en la puerta de la fábrica. Esa fue como mi primera acción directa, más allá de que los 24 de marzo yo siempre me movilizaba, como una cuestión para mí de calendario, que no podía faltar. Pero mi experiencia más consciente fue alrededor de este conflicto en Kraft.


Y bueno, y después participando por supuesto en el Instituto 15, en solidaridad con los terciarios, y con la Escuela de Arte a la que le venían prometiendo un edificio hacía unos quince o veinte años.

  • Pero yendo un poco más atrás, ¿a vos te buscan para militar o es algo que te surgió a vos? ¿Todo esto para vos comienza en la secundaria, o ya haciendo el terciario?

En la secundaria lo que me pasó fue que mi profesor de literatura nos dio para hacer una maratón de lectura y a tal fin nos ofrecieron algunos libros. Entre ellos, estaba la biografía del Che Guevara, y dije ‘’bueno, vamos por acá’’.

Siempre me había gustado la historia. Participaba de olimpíadas de historia con quince años, por una curiosidad innata alrededor de figuras emblemáticas como el Che, justamente. Y luego comencé a ir llenando toda esa curiosidad de contenido. Más bien fue una búsqueda mía, una iniciativa mía.


Y hay otra cosa, aparte, y es que la realidad fue un cachetazo, porque en el 2009 se desarrolla este conflicto que me impactó muchísimo, porque era acá en la Zona Norte, muy cerca.


En 2009 no militaba, pero ya en 2010 lo que me convenció definitivamente fue el asesinato a Mariano Ferreyra. Estábamos todos cursando y realmente fue un día que, para mí, marcó un antes y un después, porque dijimos "no nos podemos quedar acá, tenemos que salir a la calle a denunciar" que habían matado a un pibe. La burocracia sindical había asesinado a un trabajador, a un joven que había ido a manifestarse en solidaridad con los tercerizados del ferro, así que fue una combinación entre una búsqueda previa mía con hechos de la realidad que me impactaron muchísimo.

  • Pero ya desde tu primera experiencia en la militancia fue en la izquierda, o sea, no tuviste algo previo, como una escala en otro espacio, digamos.

No. Anteriormente militaba cuestiones que tenían que ver con las reivindicaciones latinoamericanas, alrededor del medio ambiente sobre todo. Pero convencerme de que el sujeto que podía cambiar la historia era la clase obrera me llevó tiempo entenderlo.

  • ¿Sos la principal referente de la izquierda en Campana?

Creo que eso no es una decisión que tomamos nosotros, en primer lugar. Es más bien la realidad que empujó a que las mujeres podamos tener un rol más protagónico en la política nacional, a partir del movimiento de mujeres que se viene desarrollando desde el 2015.

Guillermo Betancourt para nosotros es un gran ejemplo de lucha, porque es un obrero de una de las principales fábricas de la zona, pero a partir de 2015 en Argentina el principal movimiento de lucha que se viene desarrollando y que todavía está en las calles, como se mostró el 28/5, es el movimiento de mujeres. Entonces, lo que sucede es que más bien las mujeres empezamos a tener mayor protagonismo, producto de nuestra propia lucha.

Y bueno, en este contexto, empalmé yo. Nosotros como partido no consideramos que las figuras surgen de la nada, sino que tienen que ver con procesos reales y concretos. Inclusive para nosotros Nicolás Del Caño, que hoy por hoy es nuestro principal referente, y es la principal figura de la izquierda trotskista en la Argentina, no surge de la nada. Estamos hablando de un joven trabajador, precarizado, que nació en Córdoba, que después estuvo viviendo en Mendoza, y que empalmó como parte de un fenómeno que fue el Frente de Izquierda en esa provincia. Y hoy por hoy, después de un largo camino suyo transcurrido siempre junto a la lucha de los trabajadores, es que empezó a ser una de las principales caras del Frente de Izquierda de los Trabajadores.


Por eso, en concreto, para nosotros Guillermo Betancourt fue uno de los principales candidatos y figuras de la izquierda, pero ahora el hecho de que las mujeres hayan tomado tanto protagonismo ha impactado también en nuestra organización.

  • Y en el Partido Obrero, ¿quién está como principal referente?

En el Partido Obrero, a nivel local, en las últimas elecciones nos acompañó Analía Reynoso, que es una joven trabajadora de la educación también. Es trabajadora social.

  • Y a vos, individualmente, tratando de aislarte un poco del partido, en cuanto a aspiraciones personales, ¿hasta dónde te gustaría llegar en política? O sea, ¿te gustaría ser intendenta, por ejemplo, de Campana? ¿Es algo a lo que aspirás?

Aspiraciones individuales… no. Digo, si vos me preguntás cuál es mi aspiración, si querés, personal, es poner a mi trabajo diario, que es la educación, al servicio de poder contribuir a que generaciones de estudiantes secundarios puedan aprender, que lleguen a ser sujetos críticos, que puedan conocer sus derechos, y que tengan un rol protagónico en la realidad. Eso es parte de mi motor diario. Pero de ninguna manera mis aspiraciones van desligadas de un proyecto colectivo, que tiene que ver con que los trabajadores sean sujetos de su propio destino. Y en eso estamos. Entonces, no.

  • Ok. Bien. Esto será una especie de re-pregunta entonces: ¿no pensás que podrías lograr todo eso que decís teniendo una posición de poder como la de la intendencia, o por ejemplo una banca en el concejo deliberante o en el congreso?

Desde ya que las bancas para nosotros importan. Importan cada una de las cuarenta bancas que tenemos en todo el país. El Frente de Izquierda es un frente integrado con otros partidos y que tiene extensión en todo el territorio, y todas esas bancas significan un gran punto de apoyo para poder hacer masivas nuestras ideas.

De izquierda a derecha: Manuela Aberasturi, estudiante del profesorado de Matematica y presidenta del Centro de Estudiantes del Instituto 15; Mariana Fernandez, mamá y ama de casa; Brenda; y Natalia Rodriguez, docente de escuela primaria. Manuela es candidata a consejera escolar, y Mariana y Natalia a concejales.

Para nosotros poder conquistar bancas como la neuquina, donde está Raúl Godoy, que si alguien le preguntaba "¿cuál es tu aspiración?" si él respondía ‘’ser secretario general del sindicato ceramista’’, bueno… iba a quedar medio corto eso, ¿no? Porque aparte él es una de las principales figuras del proceso de Zanón, y cuando entró como parlamentario y se le terminó el mandato, volvió a la fábrica a trabajar. Entonces, para nosotros esas bancas son especies de tribunas desde las cuales podemos masificar aún más nuestras ideas. Así que desde ya, vamos por esas bancas, pero vamos por ellas en función de los trabajadores.

  • Sería algo así como un cambio cultural que se vea reflejado en las bancas.

Bueno, pero además de eso, es un cambio que es concreto. Por ejemplo, nosotros marcamos un antes y un después en el sentido de que cuando accedemos a este tipo de cargos o de puestos lo que hacemos es cobrar un salario mínimo y el resto donarlo. Es lo que hacen hoy por hoy nuestros compañeros, como Nicolás del Caño y Myriam Bregman, que viven con $27.000 y donan el resto. Por ejemplo, acá un concejal debe ganar alrededor de $90.000, un diputado cobra $150.000 sin contar lo que les dan por vuelos que luego ellos pueden cambiar por dinero, y los parlamentarios del FIT, por lo menos los del PTS, lo que hacen es cobrar lo necesario para vivir y donar el resto.

  • ¿Cómo es la construcción del trotskismo a nivel local? Porque en general siempre se los asocia a los centros de estudiantes, a los secundarios, a los terciarios, ¿hay gente mayor, por ejemplo?

Gente mayor hay. De hecho, el promedio de edad de nuestros compañeros debe andar entre los 26 y los 30. El punto es que también, producto del movimiento de mujeres, el partido ha cambiado y, bueno, la juventud tiene nombre propio, ¿no?

Sí, la izquierda está asociada a los centros de estudiantes a nivel local, pero después tenemos compañeros docentes en las escuelas, compañeros que están en diferentes sectores de la industria. Por ejemplo, tenemos a Leandro Viana que es un compañero de la UOM que está trabajando en Siderca, que es delegado de los trabajadores de su sector; tenemos a Alejandro Calderón que está en Scrap, que es el lugar donde se procesa la chatarra de Siderca; tenemos a Mariano Saleh, que es trabajador de la central nuclear de Atucha; y después grupos de compañeros que son jóvenes trabajadores precarizados que, producto de que no pueden hacer política abiertamente en su lugar de laburo porque no tienen derecho a la sindicalización ni a hacer asambleas, tienen que organizarse quizás con un perfil más bajo, pero son parte de nuestra organización.

  • Pero, a ver, ¿vos notás un déficit en la Izquierda trotskista a la hora de llegar a una franja etaria más alta? ¿Vos lo percibís o es una idea falsa que anda dando vueltas? También es poco frecuente ver simpatizantes troskistas en sectores no academizados, por ejemplo en los barrios, o entre las amas de casa.

No. Vuelvo al calor del movimiento de mujeres: Pan y Rosas se ha convertido en una organización que llega a donde hay enfermeras, amas de casa, a lugares en los que sabemos que organizarse cuesta mucho. Para las amas de casa, por ejemplo, organizarse, inclusive ir a las marchas, es a veces muy difícil porque el trabajo doméstico significa una atadura importante. Es decir, Pan y Rosas llega a esos sectores de mujeres más grandes, que son madres también.


Y además, producto de que nosotros tenemos un trabajo en el movimiento obrero desde hace años, tenemos un montón de compañeros, simpatizantes, y amigos del Frente Izquierda y del P.T.S. que han conformado familias inclusive. Familias que nos acompañan sobre todo cuando hay elecciones, pero también, por ejemplo, en jornadas como la de ayer, donde hay que ir, cortar la Panamericana y hacer un paro activo. Para nosotros tener esa gente cerca en un lugar como Campana es muy importante.

  • Con las políticas de ajuste y toda esta derechización de la sociedad y del gobierno que se viene dando, ¿Ustedes incrementaron la cantidad de militantes o seguidores que tenían, quizás porque entendieron que la salida es por izquierda? ¿Se acercó más gente a la izquierda en estos últimos tiempos más conservadores y liberales? Es decir ¿los gobiernos que aplican el modelo neoliberal son un escenario propicio para que ustedes tengan mayor cantidad de militantes, para que crezca el número de gente que participa en política en la izquierda?

Me parece que hay un error de concepto en la pregunta, porque existe también la idea de que cuanto peor está la gente más tiende a organizarse, y la verdad es que muchas veces no es así.


Si pensamos el año 2018, que fue uno de muchas movilizaciones -sobre todo de las mujeres-, de mucha respuesta frente al ajuste, de descontento generalizado por los tarifazos, por tener que elegir si le das de comer a tu hijo o si pagás la luz, desde ya que la bronca aumenta, pero también las organizaciones sindicales tienen mucha responsabilidad en haber desmoralizado a toda esa gente, planteándole que la única salida es ‘’reventar la urna’’.

Pero frente a ese malestar social, no todo va a la izquierda. Hoy por hoy, la izquierda tiene una posibilidad grande de poder construirse, de poder organizarse en común con más gente, pero es porque estamos en los principales lugares de estudio y de trabajo. El P.T.S. está en más de 70 gremios, en más de 60 establecimientos, industriales, de servicios, aeronáuticos…


Yo difiero en que cuando hay bronca con alguna medida económica la izquierda crece. Hay que distinguir que si la gente está enojada, no siempre ve la necesidad de organizarse, y en eso tiene mucha responsabilidad la dirección peronista, kirchnerista, de los sindicatos, porque inclusive, si vamos a analizar gremios locales, analicemos la UOM, el sindicato petrolero, y los docentes. Por ejemplo, los gremios docentes nos organizamos, hicimos cientos de días de paro desde que asumió Macri. En ninguno de esos conflictos docentes hubo un verdadero plan de lucha para poner en jaque a Vidal. Murieron Sandra y Rubén (los docentes fallecidos en Moreno tras la explosión de una estufa) y la burocracia sindical celeste ni siquiera convocó a los docentes a una movilización masiva. ¡Y murieron dos trabajadores de la educación! Lo que digo es que hay responsabilidad también de los gremios, porque en jornadas como la de ayer se expresa con claridad que hay bronca hacia las políticas de Macri. Nadie está contento con las políticas de este gobierno.

  • Vos creés que los gremios influyen negativamente en los trabajadores a la hora de tomar decisiones en las urnas, ¿puede ser?

Hay desmoralización. A ver, el año pasado que requería enfrentar el ajuste del gobierno de manera más decidida, nos topamos con que dentro del Congreso, cuando se votó la ley del aborto, gran parte de los anti-derechos provenían de los sectores de Cambiemos, pero también de los sectores del PJ y del kirchnerismo, que plantearon "muchachitas, qué lindo, ustedes pelean, pero no es el momento". Entonces, si bien hay disposición a enfrentar las políticas del gobierno, también hay que ser conscientes de que quienes tienen enormes responsabilidades le dijeron a la gente "frenemos, porque de lo que se trata es de cambiar en las urnas" ¿se entiende?

Entonces, a diferencia del 2001, esta vez a Macri se lo sostuvo desde el Congreso y desde los sindicatos. Fueron un gran freno de mano a ese descontento que se podría haber desarrollado mucho más.

Incluso miremos el conflicto docente universitario del año pasado. Lo que sucedió con el movimiento de mujeres fue que, a pesar de que nos rechazaron la ley, seguimos en las calles. En cambio, en el conflicto docente de la Provincia de Buenos Aires, los gremios decidieron levantar la huelga y no conseguimos ningún aumento considerable, ¿no es así?

  • Pero ¿no hay también un problema con los docentes como individualidades? Porque la realidad es que hubo desde los docentes un voto masivo al macrismo. Y al día de hoy, después de cuatro años de medidas que tendieron a empobrecer a la clase trabajadora, mucho del apoyo actual al macrismo está aún en los sectores más insólitos, como los de los docentes y los jubilados, quizás los dos más golpeados. O sea, estamos tratando de entender qué responsabilidad vos le das a los sindicatos. Es por esto que estamos dando todas estas vueltas.

La responsabilidad que los sindicatos tienen es notoria y es la de haber sido garantes de la gobernabilidad de Macri. Porque un gobierno que hace un acuerdo con el FMI, que lleva a la gente a un 30% de pobreza, que hace que la gente tenga que gastar el 30% de su salario en tarifas, que tiene una inflación descomunal, y que además, no ha anunciado ninguna medida positiva… bueno… están todas las condiciones dadas para que no hubiera cinco paros generales, sino para que se hubiera podido convocar a una huelga general de 36 horas, en donde el ajuste duraba tres días.

Justicia por Santiago Maldonado, el no-pago al FMI, aborto legal, y separación del Estado y la Iglesia son algunas de las causas presentes en las paredes del Centro Cultural y Político ''Chiche Hernández'', bunker trotskista en Campana, inaugurado en 2017.

Bueno, ¿qué dicen la CGT y la CTA como balance frente a los paros generales? Que de lo que se trata es de ‘’cambiar las políticas de gobierno’’, pero ese argumento lo usaron el año pasado, cuando todavía faltaba un año más de ajuste para que podamos modificar la situación de miles de personas. Entonces, es evidente que las conducciones sindicales no quisieron ir hasta el final en derrotar el ajuste.


Ahora, cuando se anunció la fórmula Fernández-Fernández, ellos plantean que el macrismo ya no puede avanzar más, o sea, que lo peor ya está, ya pasó. Nosotros planteamos que lo peor está por venir, porque si se proponen renegociar con el Fondo Monetario Internacional, sabemos que la extensión de todos estos vencimientos viene ¿a costa de qué? de la aplicación de las reformas laborales, de las reformas previsionales, que dicen que los jubilados se jubilen cada vez más tarde y que cobren cada vez menos. Que la forma de trabajo que tienen los trabajadores de Rappi, de Glovo, es decir, sin derechos laborales, que ese sea el modelo de trabajo de la clase obrera argentina. Bueno, entonces, si lo peor todavía no pasó, si las medidas más grandes están por venir, tenemos que pensar, todos los candidatos tienen que poder decir qué es lo que piensan hacer, cuál es el programa económico.

  • ¿Y vos pensás que este es un problema de la actualidad sindical, o que es un problema inherente al sindicalismo en cualquiera de sus facetas? O sea, ¿vos pensás que puede cambiar el movimiento sindical en algún momento, cambiando las personas, cambiando la idea? ¿O pensás que no, que es algo estructural, que está mal el movimiento sindical planteado como está?

Nosotros pensamos que a los sindicatos hay que recuperarlos, que los sindicatos tienen que ser de los trabajadores, porque, por ejemplo, analicemos el caso de Furlán. Vayamos a este caso concreto. Furlán hoy por hoy es Diputado Nacional por Unidad Ciudadana y es uno de los referentes sindicales que tiene casi cuatro sueldos, ¿sí? Sueldo como Secretario General, sueldo como referente de la CGT regional, sueldo como Diputado Nacional, digo… cada vez están más distanciados de la materialidad de los trabajadores que dicen representar. Inclusive, frente al último paro, los trabajadores de Siderca se enteraron el día anterior a las 12 del mediodía que iba a parar la UOM. Estamos hablando de una de las fábricas más importantes del país, que tiene 4000 obreros.

Entonces, yo creo que el modelo sindical de la Argentina siempre está en función de traicionar a los trabajadores para arreglar con tal o cual gobierno por alguna que otra migaja.
  • ¿Y por qué creés que los trabajadores los siguen apoyando? Porque a Furlán lo siguen eligiendo y re-eligiendo. Villareal en la UOCRA, lo mismo: los trabajadores los acompañan y hacen estas movilizaciones masivas. ¿Por qué creés que los trabajadores no ven o no se dan cuenta de esto que planteás?

Los trabajadores se dan cuenta. Y hay expresiones de querer organizarse de otra manera. El problema es que esas burocracias sindicales, cuando empiezan a surgir sectores que quieren levantar la cabeza, que quieren plantear métodos más democráticos, los persiguen. Y de esto hay sobradas muestras. Inclusive en la zona norte, en el conflicto de Lear, nosotros vimos cómo actuó Smata. ¿Cómo? Defendiendo a una multinacional como Lear, que en Panamá tenían otra planta, y esa misma empresa, por ejemplo, en otras partes de América, obligaba a sus trabajadores a trabajar con pañales para que no vayan al baño. Entonces, defender a esa multinacional a costa de que los trabajadores no se puedan organizar con otros métodos, porque si los trabajadores se quieren organizar con asambleas, quieren decidir ellos sus propias medidas, inclusive cuestionan los privilegios de los dirigentes, eso pone en riesgo los intereses de la propia burocracia sindical, cuyos miembros la mayoría tiene como 25 años ahí al frente de esos sindicatos.

  • ¿No pensás que como partido, en Campana, Uds. se comunican poco con la sociedad? ¿Que, a lo mejor, deberían enviar más gacetillas de prensa a los medios, esforzarse por llegar más a los hogares con sus ideas y propuestas? Nos da la sensación de que es muy rico todo lo que estás diciendo, y que no está, digamos, de fácil disponibilidad para la gente.

Nosotros, a partir de La Izquierda Diario, por ejemplo, logramos que cada trabajador, cada estudiante, cada docente se pueda ver a sí mismo como sujeto que puede comunicar. Entonces gran parte de lo que pasa en los barrios, de lo que pasa en las escuelas, de lo que pasa en el movimiento estudiantil, de lo que pasa entre los trabajadores, es comunicado por sus propios protagonistas a través de nuestro medio, La Izquierda Diario.


Entiendo que en momentos electorales quizás es más sencillo instalarse en los medios. Pero tengamos en cuenta que gran parte de los medios locales responden a los intereses del gobierno de turno, o a determinados sectores empresariales.

Entonces, la izquierda, como tiene menos recursos, como nos financiamos a nosotros mismos, y como no recibimos ninguna partida por parte de empresarios o de sectores de poder, siempre estamos en peores condiciones para hacer representatividad, pero hoy por hoy estamos muy contentos porque tanto La Izquierda Diario como la red de colaboradores que estamos empezando a crear en Campana alrededor del Frente de Izquierda nos van a permitir tener mayor llegada.


Pero para nosotros depende todo mucho del uno a uno. Por ejemplo, ahora estamos desarrollando comités de campaña en barrios como Las Campanas y La Josefa, inclusive en algunas escuelas. Empezamos a querer llegar a la comunidad a partir de nuestras ideas.

  • Dos de los pilares fundamentales de ustedes son el no pago al FMI y la legalización del aborto.

Entre otras cosas. Entre otros ocho puntos.

  • Podés ampliar sobre estos otros ocho puntos. Porque es como que la postura sobre el aborto y sobre el FMI es lo único que se llega a ver. O lo que está más visible. ¿Cuáles serían los otros puntos?

Es muy bueno eso. Que la izquierda sea reconocida por desconocer al FMI y como el sector que lucha consecuentemente por el aborto legal, para nosotros es muy bueno. Los otros ocho puntos, para nosotros, son parte de un programa en el que cada aspecto no tiene independiencia en sí mismo, sino que es un programa único. Y que tiene que ver, sobre todo, con plantear cuáles tienen que ser las prioridades.


Si nosotros analizamos el próximo gobierno, que irá del 2020 al 2023, caemos que hay que pagar cuarenta mil millones de dólares si sumamos los capitales e intereses de deuda por año, con lo cual, sabemos que eso se va a tener que pagar con el hambre del pueblo. Que a esas cifras no se llega ni vendiendo soja de manera sideral, y que encima la soja esta vez cotiza a la mitad de lo que lo hacía en el 2005. Entonces, esos diez puntos hacen referencia a poner como prioridad las necesidades del pueblo trabajador.


Entonces, entre ellos, está la nacionalización de la banca de comercio exterior. La educación tiene que avanzar hacia la nacionalización, es decir, tenemos que ir en dirección a un sistema único educativo, que pueda contar con presupuesto para que la educación laica, pública y de calidad sea una verdadera garantía. Lo mismo con la salud.


Pero sobre todo me interesa ligar todos esos aspectos del programa a la situación de Campana. Ustedes saben que nosotros estamos a pocos kilómetros de una central nuclear, la de Atucha, que produce energía eléctrica. Bueno, hablando con los trabajadores de EDEN nos decían que en Campana, por día, ellos tienen que llevar a cabo un promedio de 18 cortes de servicio. Son casi 500 casas que se quedan sin luz porque no pueden pagarla. A nosotros eso nos parece irracional. Digo, si tomamos Campana de conjunto, es un distrito donde se produce una enorme cantidad de riqueza. De hecho, Clarín dijo que era ‘’La Pampa húmeda industrial’’, ¿no?. Y así y todo las familias de los barrios Las Acacias, Lubo, Dignidad, La Josefa, y muchos otros tienen que recurrir a engancharse porque no pueden pagar la luz, que se produce a menos de 20 kilómetros. Eso, para nosotros, es absolutamente irracional.


Entonces proponemos, por ejemplo, que todos los servicios sean estatizados bajo control de los trabajadores y usuarios. Y esto es muy sencillo de comprender porque si uno habla con el almacenero del barrio La Josefa, seguramente sabe en qué lugares hay déficit de luz, o en qué casas no llegan a tener energía o gas. Y no es un problema solamente de Campana: si analizamos Neuquén, tenemos Vaca Muerta. A cinco minutos de Vaca Muerta, la segunda reserva más grande de petróleo de Sudamérica, la gente no tiene gas natural.


Entonces, es evidente que gran parte de los servicios en Argentina están puestos en función del lucro y no de cubrir las necesidades de las amplias mayorías. Entonces, todo el programa del Frente de Izquierda apunta a poner por delante las prioridades del pueblo trabajador y no las ganancias de unos pocos. Por eso me refiero al sistema de servicios estatizados, bajo gestión de trabajadores y usuarios, con técnicos y especialistas universitarios. Inclusive los investigadores y profesionales del CONICET, que hoy están sufriendo un ajuste enorme, podrían cumplir un rol social de relevancia en este sistema de servicios estatales.

  • Estuvieron recientemente al aire en televisión Romina Del Pla y Leandro Santoro, en una especie de debate uno contra uno, y Romina Del Pla en un momento dijo que ella consideraba que el ballotage era antidemocrático. Santoro le respondió que si creía que era antidemocrático por qué entonces participaba de las elecciones. ¿Opinás como Del Pla? Y considerando que no se puede descartar que en estas próximas elecciones que tenemos en octubre haya un ballotage, como sucedió en las últimas presidenciales de 2015 ¿cuál sería tu postura -y la de la izquierda- en el escenario más probable, que sería la fórmula del macrismo contra Fernández-Fernández? ¿Sería la misma que tuvieron en 2015 con Scioli y con Macri, de votar en blanco? ¿O cambió en algo?

No, desde ya que nuestra postura sería la misma. Y además hay que tener en cuenta la perlita de que el candidato a presidente del Frente de Todos votó en blanco en primera, en segunda, y en tercera instancia en las últimas elecciones, ¿no? sabemos que Alberto Fernández es el votoblanquista más consecuente en este caso.

Reymundo aseguró que la postura del F.I.T. ante un eventual ballotage entre las fórmulas Fernández-Fernández y Macri-Pichetto será la misma que la de la segunda vuelta de 2015: el voto en blanco. Y calificó a Alberto Fernández como ''el votoblanquista más consecuente''

Respecto a lo que dijo Romina, los ballotages surgieron como el último recurso de las democracias capitalistas más degradadas, porque si un candidato no puede ganar en primera vuelta es porque no hay adhesiones a su programa de manera amplia, ¿no? siempre se vota a uno ‘’en contra de’’, y eso también es expresión de que hay una gran crisis de representatividad en el mundo, con los partidos tradicionales.

Entonces, para nosotros, desde ya que tanto Macri como Fernández-Fernández responden al régimen del FMI. Macri está dispuesto a tomar más deuda, a seguir pagándole al FMI con el hambre del pueblo trabajador. Y por otro lado ya conocemos las declaraciones de Alberto Fernández sobre el tema…

Aparte hay una contradicción grande en esa fórmula, porque Cristina dijo que a la deuda había que revisarla, porque no la había votado el Congreso. Sin embargo, Alberto Fernández blanqueó que era legítima porque la había elegido un gobierno democrático… entonces, ahí no sabemos ni siquiera cómo se van a poner de acuerdo, pero evidentemente va a pesar la visión de Alberto Fernández de que la deuda hay que pagarla.

  • Son dos posturas válidas, digamos, puede revisarse la deuda como dijo CFK y puede al mismo tiempo pagársela. Las dos pueden coexistir como opiniones.

Yo creo que no son opiniones, sino que se trata de un programa económico.

  • Vos tenés la posibilidad de que el escenario sea Macri contra Fernández y Fernández, y lo que estás diciendo es que Macri tomó la deuda y que Fernández-Fernández estarían dispuestos a pagarla, cosas con las que no estás de acuerdo. Pero ¿te parece que son cosas simétricas como para decidir un voto en blanco? O sea, ¿a vos te parece del mismo tenor de gravedad el tomar una deuda que el pretender pagarla para sacársela de encima?

Es que el mayor problema esta vez es que pretender pagarla significa ajustar. Porque las condiciones económicas del país no son las mismas que las del 2003, en el sentido de que las commodities permitían el ingreso de mucho dinero al país para poder pagar la deuda, que además ya estaba defaulteada desde antes. Esta vez hay un problema material. Todo lo que puede producir Argentina en un año no llega ni a cubrir el 50% de lo que hay que pagarle al FMI. Entonces, ahí se abre la pregunta, la izquierda hace una pregunta, ¿cómo va a hacer el próximo gobierno para cumplir con el FMI, sin seguir ajustando más que Macri?

  • Claro, pero vos todavía no tenés esa respuesta.

¿Cómo?

  • Claro, a vos la fórmula Fernández-Fernández no te dio una respuesta. Vos misma estás diciendo que CFK apenas dijo que ‘’hay que revisarla’’ a la deuda, y que Alberto Fernández tiene voluntad de pago. Pero ni uno ni otro te dijeron la metodología, la forma.

Claro, es que esta voluntad de pago tampoco tiene un programa. Primero, partamos de la contradicción número 1: un sector de la fórmula planteaba que la deuda era ilegítima porque no la había votado el Congreso. La otra parte de la fórmula dice que es válida porque la adquirió un gobierno democrático, ¿no? Listo, pum. Contradicción número uno.


Contradicción número 2. ¿Existen las condiciones económicas para poder cumplir con todos los pagos del FMI sin tocar un sólo centímetro la calidad de vida del pueblo trabajador? La izquierda plantea que no. No existe ya esa posibilidad. Van a tener que recurrir a ajustarnos, ajustar los gastos y los presupuestos de salud, educación, trabajo, vivienda, para poder cumplir con el FMI, porque aparte el FMI ya no te va a ofrecer más plata. A lo sumo se puede renegociar el vencimiento, es decir, poder extender los plazos del pago, pero sabemos las consecuencias que tiene eso, y está demostrado con los casos de Portugal y Grecia.

  • Entendemos perfectamente la idea. Lo que nos cuesta, por ahí, es la conclusión final. La de que, entre ‘’opción A: gobierno que tomó la mayor deuda en términos nominales de la historia del FMI’’ y ‘’opción B: fórmula presidencial que no generó esa deuda pero dice que, de una u otra forma, va a ir en la dirección de pagarla’’, vos no notes asimetría y decidas votar en blanco. Entendemos que no te gusten ninguna de las dos opciones, pero nos cuesta creer que te disgusten en la misma proporción como para votar en blanco. Y de eso se tratan los ballotages: de elegir entre opciones A y B, sin opciones C ni D. No entendemos como a partir de las premisas que planteas, que entendemos son correctas, llegás a la conclusión de votar en blanco.

Hay que preguntarle a Alberto Fernández cuál es su conclusión para votar en blanco.

  • La pregunta concreta es ¿a vos te parece lo mismo tomar la deuda que querer pagarla? O sea, conociendo tu posición de que esta deuda es ilegítima ¿te parecen cosas del mismo nivel de gravedad el haberla tomado e ir en el camino de profundizarla, que es lo que hizo Macri, que pretender saldarla, que es lo que planean Fernández - Fernández?

Ninguna de las dos opciones las termina eligiendo el pueblo trabajador, porque nadie votó a Macri para que nos endeudemos con el FMI, y aun resta ver si la fórmula Fernández-Fernández va a decir abiertamente cómo va a pagar la deuda para que todos seamos conscientes respecto a quién vamos a votar y qué programa vamos a votar. El problema es que hasta ahora no lo dicen. Entonces, la izquierda ante todo hace una pregunta, a vos te puede convencer o no.


  • Está bien, pero, a ver, vos el escenario de gobernar cuatro años en un completo default, eso ¿lo ves? ¿O pensás que se puede no pagar al FMI, no entrar en default, y gobernar cuatro años en paz social, todo en simultáneo y lo más bien?

Lo que a nosotros nos parece es que es improbable que mejoren las condiciones de vida de la gente si seguimos subordinados al FMI. No hay posibilidad. Son cuatro años que hay que pagar 160 mil millones de dólares. Entonces, de dónde va a salir esa plata es la gran pregunta que nosotros hacemos. Y que no perdemos oportunidad de poder preguntárselo a cada uno de los referentes de este ‘’Nuevo Contrato Ciudadano’’. Plantean incluso ‘’Ciudadanía Responsable’’… es totalmente irresponsable lo que dicen, ya que es lo opuesto a la responsabilidad, porque vos sabés que tenés que pagar cuarenta mil millones de dólares por año y que no llegás ni siquiera con todos los impuestos que cobres, y ni siquiera con una cosecha récord, -que esperemos que no haya sequía, porque ahí olvidate, llega a haber una sequía y se va todo al demonio…-

  • Esta última ha sido una cosecha excelente, dicen, luego de un nefasto 2018. Hablan de un record histórico para este año.

¿Uds. opinan que la fórmula Fernández-Fernández, con este pacto de ‘’Ciudadanía Responsable’’, va a convencer a todos los sojeros, dueños, terratenientes, del país, de dejar el 100% de las ganancias que tienen? ¡No! Y bueno, entonces es inviable que puedan pagar la deuda. Entonces, como nosotros sabemos que, en realidad, lo que están haciendo es tirarle tierra en los ojos a la gente para decir ‘’vamos a volver y vamos a volver mejores’’, nosotros advertimos: el Frente de Izquierda tiene estos diez puntos para sacar al país de la crisis. ¿Cuál es el programa del resto de la oposición frente al problema de que hay que pagar, cumplir con el pago de deuda?

  • O sea, vos pensás que hay una forma de pasar los próximos cuatro años sin ajuste.

Sí, hay una forma de pasar los cuatro años sin ajuste, que es que por primera vez pensemos de qué manera se pueden poner nuestras necesidades al frente, y no las de los especuladores, porque en realidad lo que quieren hacer Fernández-Fernández, Urtubey, Massa, Lavagna, etc., es cumplir con ellos primero, y después con la gente, que se está muriendo de hambre. Entonces, vamos a terminar como Grecia, vamos a tener que vender las islas del Delta para poder pagar la deuda… ya vieron que Grecia está vendiendo…

  • …sí, hasta cosas de la Acrópolis.

Bueno, ¿entienden? Van a terminar desenterrarando a todos los filósofos y les van a decir ‘’mirá, acá tenés un pedazo de Aristóteles’’, ‘’te vendo el cráneo de Platón’’, qué sé yo, para poder cumplir con el Banco Mundial.


Entonces, hay un problema ahí, que es que primero se piensa cómo cumplir con el FMI, y después cómo haremos para vivir, porque en realidad lo que estamos planteando nosotros no es un capricho ideológico porque somos anti-imperialistas: nosotros sabemos que hay que ser anti-imperialista porque, en última instancia, si vamos a la Revolución de Mayo de 1810 eso fue una revolución política en donde hubo un gran ánimo de poder romper con los lazos coloniales. Pero de 1810 a esta parte, toda la constitución del Estado Argentino siempre se dio al calor del crecimiento de alguna potencia. En ese entonces, Gran Bretaña, y ahora Estados Unidos.

  • Bien, volviendo a Campana y a la entrevista, ¿cuáles considerás que son los puntos positivos y negativos de la gestión de Sebastián Abella? Esta es una pregunta que les hacemos a todos nuestros invitados.

Abella es Macri. Los puntos positivos… mirá, yo creo lo siguiente: hay un primer problema que es que todas las fuerzas locales tienen un discurso vecinalista, e intentan separarse de los partidos nacionales a los que responden. Esto es así porque es más fácil decir "yo te voy a poner asfalto" que explicar cómo van a hacer para que no te hundas en la miseria con el FMI en el país. Entonces, ese es el primer problema, nadie quiere decir con quién va. Inclusive si uno es un ciudadano de a pie, y va por la calle andando en bici, va a ver un montón de pasacalles que tienen nombres propios: Colella, Sarna, Romano, etc, pero nadie dice con quién va, porque no quieren hacerse cargo de sus jefes políticos que son quienes después votan las leyes en el Congreso y en las Cámaras provinciales que nos dejan siempre expuestos a los trabajadores.

La candidata de la izquierda aseguró que ''todos los candidatos tienen la responsabilidad política de decir qué opinan del aborto'' y que el Frente de Izquierda ''es la única fuerza que lo dice sin rodeos''

Cada estudiante terciario de Campana tiene que saber que Cantlon y que Colella -que ahora anda diciendo que le preocupa la educación pública- son los que van con los que votaron el presupuesto de 2019. Eso por un lado.

Por el otro, para mí Abella no tiene ni una sola buena. Nada que reivindicar, absolutamente nada. Porque aparte es esto que te decía: intenta despegarse de Macri. Es como si para él no existiera. Y todo el mundo tiene que saber que Abella es Macri

Y todo el mundo tiene que saber que Romano es Fernández. Romano, Giroldi, y demás también. Por ejemplo, Alejo Sarna, estuvo en el Consejo Escolar, ¿alguien sabe qué hizo en el Concejo Escolar? El balance de su gestión fue decir "fue una experiencia enriquecedora". Si querés hacer experiencia enriquecedora, no sé, hacete un curso de reiki…

  • Cómo la tienen… en nuestras últimas entrevistas lo han ''atendido'' a Alejo Sarna, como que ya hay una sección ''pegarle a Alejo Sarna''. Con respecto a Abella, lo que nos dijo Colella es que…

(Interrumpe) Se convirtió en una novela el Concejo Deliberante local.

  • Colella dijo que Abella había sido hábil en convertirse en el niño mimado de Vidal y de Macri, que fue muy buen obsecuente, y que eso trajo plata a Campana. Y bueno, hablando del H.C.D., ¿qué opinás de todo lo que pasa ahí, que calificaste de ‘’novela’’?

A mí una polémica que me llamó mucho la atención, por ejemplo, fue esta del impuesto a los combustibles. Ustedes seguramente se acuerdan, fue en junio de 2018. Entonces estaba la oposición kirchnerista planteando que había que quitar el impuesto a la nafta.

  • Sí, fue nuestra primera cobertura.

Bien. La oposición planteaba que había que quitar ese impuesto adicional, y el oficialismo planteaba que con ese impuesto se hacían las obras, ¿sí? y entonces, el kirchnerismo ¿qué planteaba frente a esto? "no, bueno, en realidad este impuesto no llega a cumplir con todo el presupuesto que se necesita para las obras que hacen falta", pero ninguno de los dos, ni el oficialismo ni la oposición, quieren tocarle el bolsillo, por ejemplo, a (Paolo) Rocca y a (Alejandro) Bulgheroni, que son los dos empresarios que tenemos en el distrito, que son el primero y el segundo argentino más rico del país. ¿Por qué no se avanza en cobrarle un impuesto a las grandes fortunas de esos tipos, que inclusive, desvían a los paraísos fiscales el 50% de los impuestos que tienen que pagar en Argentina? Bueno, la izquierda tiene que entrar al Congreso y al H.C.D. para ser esa voz, porque si no el H.C.D. funciona como un hermoso pelotero, en donde hacen creer que están discutiendo nuestros derechos, y en realidad no están discutiendo nada.

  • Seguimos con Campana. Esta es sobre el movimiento de mujeres. ¿Qué opinás del movimiento feminista a nivel local, de la organización?

Yo opino que es una gran noticia que exista un movimiento de mujeres en Campana, porque tengamos en cuenta que es una ciudad que por su carácter industrial interpone muchas dificultades y contradicciones para que las mujeres seamos parte de la vida pública, de la vida laboral, y de la vida estudiantil. Si hoy por hoy tenés 18 años, terminaste la secundaria, y querés tirar tu currículum en algún lugar, en el único que vas a conseguir trabajo es en un comercio, o precarizada en alguno de estos nuevos bares, ¿O no? En el polo gastronómico de Zárate y de Campana se esconde una mano de obra precarizada pero de niveles siderales. O sea, al punto de que hay chicas que cobran $60 la hora. Sin francos, en negro, y este es el modelo de precarización que ningún gobierno quiere discutir.


En ese marco, que las mujeres salgan a la calle, por ‘’Ni una Menos’’, por aborto legal, o por la causa que consideren justa, es muy importante porque puede llenar de energía a todos esos trabajadores y trabajadoras que ven en el movimiento de mujeres una fuerza.

Después, por el movimiento en sí mismo, a nivel local, me parece que este año es muy importante que se fortalezca, pero sobre todo tiene que ser un movimiento que confíe en su propia fuerza y que no vayamos detrás de ninguna de las variantes que vienen y pretenden vendernos espejitos de colores. Entonces, que haya tanta discusión en las asambleas a mí me parece saludable. Pero hay que adquirir un método democrático donde se puedan expresar todas las visiones, todas las opiniones, y sobre todo, el movimiento tiene que pensar cómo extenderse y cómo fortalecerse. Bueno, Pan y Rosas quiere pensar eso, a nivel local, por eso en cada oportunidad que tenemos llevamos nuestras propuestas y nuestras ideas. Porque además no escondemos quiénes somos.

  • Se habla mucho de los movimientos de izquierda, y se critica en las asambleas grandes que, por lo general, ustedes van acompañadas de sus compañeros varones. Y eso no siempre cae bien, aunque entendemos que el movimiento feminista tendría que ser transversal, y que tiene que tender a construir nuevas masculinidades. Hacemos referencia también a las marchas, y a eventos como los Encuentros Nacionales de Mujeres. Entonces, ¿cuál consideran ustedes, desde la izquierda, que es el rol de los varones en estos lugares puntuales, y en el movimiento feminista en general?

Primero que nada, Pan y Rosas parte de una visión que nosotros la comentamos en todos lados, que para nosotros la lucha de las mujeres sin los varones acompañando y aportando es una lucha por la mitad.


Cuando se llevan adelante los paros internacionales de mujeres, hay toda una discusión, ¿los varones tienen que parar con nosotras? ¿Se tienen que quedar trabajando? Ejemplo, en las escuelas, si yo –mujer- me voy de la escuela frente a un paro, y quedan todos mis compañeros -varones- trabajadores en la escuela, bueno… el paro en realidad no existe, es una ficción. Entonces nosotras necesitamos que los varones se solidaricen con nosotras y que, fundamentalmente, además se deconstruyan.


En Pan y Rosas en particular, los varones actúan desde siempre en el rol de compañeros de lucha, de compañeros de clase, pero entendiendo que en este momento somos nosotras las protagonistas. Inclusive, hablando de los Encuentros Nacionales de Mujeres, para nosotras sería muy difícil poder organizar la logística, el alojamiento de todas las compañeras que viajan de todas partes del del país, y demás, sin la ayuda de nuestros compañeros varones. Sería dificilísimo. Entonces, para nosotros los varones son compañeros de lucha, pero es muy importante no perder de vista que somos nosotras, las mujeres, las que somos las protagonistas.


El problema es que existe un sector radicalizado del feminismo que opina que los varones son enemigos acérrimos, que la lucha es de las mujeres. Bueno, eso nos hace retroceder años.

  • ¿Qué expectativas tenés en cuanto a la ley del aborto? ¿Qué tan cerca te parece que estamos de que sea ley el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo?

Si bien yo imaginaba que la marcha del 28/5 en la presentación del proyecto iba a ser grande, lo que sucedió superó completamente mis expectativas. Realmente en el Congreso se vio que, a pesar de que nos dijeron que no había chances de que se volviera a tratar este año, la marea verde sigue más fuerte que nunca.


Es que se nota que la juventud que es parte del movimiento de mujeres no está dispuesta a renunciar a la calle. Entonces, ahí está la fuerza. Si nosotras desarrollamos con todo nuestra organización, en asambleas, en cada distrito, y vamos a los lugares de trabajo, a los lugares de estudio, y convencemos a mucha más gente de sumarse cuando se trate la ley, creo que podemos realmente volver a hacer temblar la tierra.

Lo que tenemos que exigir, sobre todo ahora que estamos en campaña electoral, es que cada candidato diga abiertamente cuál es su visión sobre el tema y qué van a votar. ¿Van a votar a favor, o en contra? Tenemos que hacerles esa pregunta a todos y exigir una respuesta clara.

Todos los candidatos tienen una responsabilidad política de decir qué opinan del aborto. En ese sentido, opinamos que el Frente de Izquierda es la única fuerza que lo dice sin rodeos.

  • ¿Coincidís en que, de los escenarios electorales posibles, el más propicio para una pronta promulgación de la ley es el de la victoria de la fórmula Fernández-Fernández? Decimos esto teniendo en consideración que (1) el kirchnerismo votó masivamente a favor, en ambas cámaras, por la aprobación del proyecto de I.V.E. en 2018, (2) que la tendencia fue al revés dentro del bloque de Cambiemos, (3) que tanto Alberto Fernández como Cristina Fernández de Kirchner se manifiestan abiertamente a favor, (4) que Macri se ha manifestado en contra (no así Pichetto, que está a favor), y (5) que es poco probable que algún otro espacio, aparte de estos dos, se quede con la presidencia de la Nación?

Me parece que, frente a un eventual gobierno de Fernández-Fernández, ya tenemos una mala señal. Fernández dijo que no hay por qué acelerar la discusión del aborto, porque divide a los argentinos. Entonces, Fernández lo que está haciendo ahí es intentar cerrar la grieta a costa de que las mujeres sigan muriendo por abortos clandestinos. Esperar un año, significa que va a haber 500 mujeres más muertas por abortos clandestinos, y que estos feudales como Manzur, como Urtubey, etc., van a seguir teniendo la espalda y la impunidad para intentar obligar a parir a las niñas que fueron violadas. Porque tengamos en cuenta que en sus provincias actúan como verdaderos señores feudales que no respetan el mínimo elemental derecho constitucional de las mujeres violadas a interrumpir su embarazo. Eso por un lado. La primera señal es mala. Nos dijeron que "esperemos". El movimiento de mujeres salió a responder y le dijeron "miren, no vamos a esperar nada", y fuimos miles el otro día.

Sobre el peso del marxismo en el trotskismo y en el partido que representa, Reymundo expresó que ''es una gran herramienta para comprender las contradicciones actuales del sistema capitalista, y para que la clase trabajadora pueda avanzar en su toma de conciencia''

Lo que me parece también es que, más allá de quién gobierne, hay un bloque en el Congreso -no digo parlamentario, sino político-, que defiende la clandestinidad del aborto, porque sabemos que la iglesia evangélica hace lobby, la iglesia católica lo mismo, entonces, por más que voten, eventualmente, a favor o en contra, sabemos que van en las listas con la iglesia, en última instancia. Entonces, ahí hay un problema frente al cual el movimiento de mujeres se tiene que fortalecer desde hoy mismo, e intentar organizarse democráticamente para que realmente ese derecho no sea postergado nuevamente.

  • ¿Vos no ves como una buena señal que Alberto Fernández se haya manifestado como pro-choice?

No, porque no alcanza con ser pro-choice, si vos no querés en lo concreto apoyar al movimiento de mujeres. Cuando vos decís "hay que esperar" lo que hacés es decirle a las mujeres "esperen" y a la Iglesia "vení". Entonces, esa es una contradicción que no hay que dejar pasar. Lo más importante es que las mujeres no depositen ninguna expectativa en ninguna de las alternativas que sabemos que nos puede traicionar. Es por eso que el movimiento de mujeres tiene que mantenerse independiente y democrático, tiene que fortalecer su organización y su lucha, porque nosotras no podemos esperar más, el aborto legal tiene que ser ya mismo.

  • ¿Qué tan importante es el ideario marxista en el movimiento trotskista?

A ver: hoy tenemos a la oposición intentando plantear que puede existir un ‘’pacto social’’, que puede haber un gobierno que actúe como árbitro entre dos clases completamente diferentes y, de esa manera, encubrir esas contradicciones de clase planteando el concepto de ‘’ciudadano’’. Con este concepto lo que intenta es plantear que somos todos ‘’ciudadanos iguales ante la ley’’, pero en última instancia eso no anula las contradicciones de clase, porque ninguno de nosotros tiene algo que ver con Rocca o Bulgheroni, y sin embargo, tenemos DNI y somos iguales ante la ley. Pero ser iguales ante la ley no es ser iguales ante la vida.

Entonces, para mí el marxismo es una gran herramienta para comprender las contradicciones actuales del sistema capitalista, y realmente es una herramienta para que la clase trabajadora pueda avanzar en su toma de conciencia.

Pero también, el marxismo es una gran herramienta para que la clase trabajadora pueda avanzar en poder tener esa organización que le ha faltado, por ejemplo, en los ‘60. Hace poco se cumplió otro aniversario del ‘’Cordobazo’’. La clase obrera argentina ha dado enormes demostraciones de fuerza, de organización, enfrentó dictaduras, enfrentó a la triple A, enfrentó al neoliberalismo. Lo que faltó en ese momento fue un verdadero partido que pudiera organizar la fuerza de nuestra clase.


Bueno, el marxismo es esa herramienta que nos permite actuar en lo cotidiano para poder construir esa organización que necesita la clase trabajadora en una zona como la norte que supo ser una de las zonas de mayor resistencia en los años 70. Y tengamos en cuenta, por ejemplo, que en Estados Unidos el 70% de la juventud ve con buenos ojos el socialismo. Es decir, en el principal país imperialista del mundo los jóvenes aprueban el socialismo. Entonces, cuando hay crisis a nivel mundial, se abren nuevas formas de pensar. Y que la juventud empiece a ver al socialismo como un sistema económico mejor, me parece que es un terreno fértil para que el marxismo se pueda desarrollar.

Frente de Izquierda y los Trabajadores – Unidad

Candidata a intendenta:

  • Brenda Reymundo

Candidatos a concejales:

  1. Pablo de Lucía

  2. Mariana Fernandez

  3. Alejandro Calderón

  4. Analía Reynoso

  5. Marcelo Monges

  6. Cintia Maldonado

  7. Leandro Viana

  8. Paola Bonucceli

  9. Ezequiel Olivera

  10. María Luz Iglesias

Candidatos al Consejo Escolar:

  1. Bruno Maldonado

  2. Manuela Aberasturi

  3. Mariano Saleh