• Código Plural

Muros, barreras y montículos (por Miguel A. Di Fino)

“…Abogamos por una democracia libertaria, social, plebeya, plurinacional, republicana, hospitalaria, plural, feminista y antipatriarcal. Contra el “discurso neoliberal” que reserva la política a la clase dominante, democracia es la forma de sociedad en la que cualquiera puede hacer política y elegir libremente su forma de vida, y en la que los referentes sociales surgen desde una raíz popular, emergentes de luchas sociales y de resistencias a la injusticia.(…) Un conjunto social que haga valer sus intereses comunes y en el cual se pueda sintetizar la sociedad civil de la época post pandémica. Momento de síntesis de las grandes mayorías, que se mueve en el interés y el deseo de las grandes mayorías. Llamamos a la constitución de un “nuevo bloque histórico” en la lucha por la democracia como autogobierno del pueblo….”(Fragmento documento texto fundacional del nuevo espaci o de intelectuales “Comuna Argentina”-P/12-07/06/20)


“…El municipio, desde sus canales oficiales y con un enorme despliegue de publicidad en el diario local, ha llevado adelante una fuerte campaña en la que intenta señalar supuestas ''bondades'' del nuevo proyecto. Sin embargo, desde distintas entidades y desde todo el arco político no-oficialista se han vertido un sinfín de cuestionamientos.Tras las críticas públicas del peronismo, del vecinalismo liderado por Axel Cantlon, y de instituciones como la Unión Industrial Campana (U.I.C.), la Cámara Unión del Comercio e Industria Campana (CUCEI), la Confederación General del Trabajo (C.G.T.) regional Zárate - Campana, y la C.T.A. de los Trabajadores, se sumó una nueva y contundente voz: la del Círculo de PyMES Campana (Ci.Py.Ca), una organización que brega por los intereses de las pequeñas y medianas empresas campanenses, y que cuenta con un nutrido equipo de destacados profesionales locales…”(“El Ci.Py.Ca, sobre la nueva ordenanza fiscal e impositiva…”-fragmento-Cód. Plural-11/06/20)


“…Una de esas empresas es Tenaris, líder mundial en fabricación de tubos y servicios para la exportación y producción de petróleo y gas, con una facturación de U$S 7.300 millones y sede legal en Luxemburgo. Emplea a 1.700 trabajadores en su fábrica de la Bergamasca, un número solo un poco mayor al de los despidos que efectuó en Argentina el Grupo al cual pertenece la empresa: Techint./ Paolo Rocca, que también es el octavo hombre más rico de Italia, y su hermano, Gianfelice Rocca, forman parte –a través de Tenaris– de Cofindustria Bérgamo, una patronal que agrupa a 1.200 empresas que emplean a más de 80.000 trabajadores. Todos ellos fueron expuestos al virus, siendo obligados a ir a trabajar en algunos casos sin medidas adecuadas –hacinados, sin distancia de seguridad ni material de protección–, poniéndose en peligro a ellos mismos y a todo su entorno./ A los cinco días de aparecer los primeros casos el total era de 110. Ya fuera de control, Cofindustria inició una campaña en las redes con el hashtag #YesWeWork. “Tenemos que bajar el tono, hacer entender a la opinión pública que la situación se está normalizando, que la gente puede volver a vivir como antes”, dijo el presidente de la patronal que aglomera a las empresas de la zona, Marco Bonometti, en los medios./ Al 8 de marzo, los contagios oficiales en la región habían pasado, en una semana, de 220 a 997. Cuando la situación ya estaba por completo desbordada, lo lógico era que el Gobierno aislara a Lombardía. Giuseppe Conte, el primer ministro italiano, no decretó la cuarentena total, sino una parcializada. Se restringían las entradas y salidas de los municipios, pero todos tenían que seguir yendo a trabajar. La presión empresarial ganaba de nuevo…”(“Coronavirus: la familia Rocca en Italia”- https://www.lanoticiaweb.com.ar-14/04/20)


“Clarín miente. La Nación acompaña.”

“Abella es Macri.”“Libertad a Milagro Sala.”

NO SE VEEl “republicanismo macrista” sigue dando “cátedra” de convivencia democrática en el pago chico al mejor estilo del “Unicato abellista”, acompañado por sus funcionarios forasteros (y locales), en la subordinación de la gestión municipal a lo que el bólido intendente resuelva: nula apertura a la participación y decisión de aquellos que puedan disentir con sus políticas locales, sobre todo las referidas al manejo de la pandemia, pero no sólo, sino también a incrementar recaudaciones municipales que recaerán en el bolsillo del contribuyente.Que los argumentos oficialistas remitieran a intereses sectoriales que potenciaría la oposición, terminaron siendo una retórica discursiva para reforzar su mayoría en el Honorable y aprobar la impositiva-fiscal “a piacere” del “Unicato”, sin que importaran otros argumentos en contrario, como los de la CGT-Regional y la CTA de los Trabajadores, que en una parte del documento publicado, señalaron: “La promoción de aumentos a los precios de productos esenciales como el combustible, los pañales o los aerosoles de alcohol, a los permisos de conducir y las habilitaciones de actividades económicas y profesionales que representan herramientas para el ejercicio del trabajo independiente, a las patentes de motos y automotores, y hasta los derechos de cementerio, sumado a los aumentos que ya rigen sobre las tasas de servicios generales y red vial (conocidas como barrido y limpieza), son sólo algunos ejemplos del impacto negativo que tendría la reforma impositiva propuesta por el gobierno municipal en el poder adquisitivo de las trabajadoras y trabajadores.”En sentido paralelo, ¿mienten en sus objeciones a los nuevos valores que deberá tributar el contribuyente, entidades locales como la Unión Industrial Campana (U.I.C.), la Cámara Unión del Comercio e Industria Campana (CUCEI) o el Círculo de PyMES Campana (Ci.Py.Ca)…?, ¿podría suponerse que lo probablemente se recaude será para paliar la pandemia…?, ¿qué garantías, qué control ejerce la sociedad civil sobre sus dineros, cuando ni la oposición deliberativa logra acceder a información que permita conocer cómo, cuánto y en qué gasta el “Unicato”…? No hay duda: Abella es Macri.Y una más: alguno pensará en “¡ Qué lindo es vivir en “Abellandia”!, que pareciera ser la premisa que se sigue construyendo con la “prensa de pauta”, en donde el análisis político local se reduciría a transcribir, poner en imágenes y publicar las buenaventuranzas que el “Unicato” derramaría en el pago chico en el que, por ejemplo, estarían cubiertas las demandas insatisfechas de comunidades barriales que –si así fuera-, no necesitarían del compromiso y apoyo constante que el voluntariado local aporta para el sostenimiento de merenderos o comedores…¿o no es así…?


¿PROTOCOLOS…?Particular análisis merece la situación hospitalaria, es decir, el “San José” y quienes ponen el cuerpo cotidianamente ante la adversidad pandémica, si se considera que todo lo claro y prístino que se realizaría para confrontar y combatir el Covid19, también tiene sus vericuetos.Entre ellos pueden citarse situaciones para las cuales jefes de servicios del hospital, debieron plantarse para lograr munirse de insumos –delantales, barbijos, mascarillas, etc.-, cuando se realizaron distribución de los mismos, reclamando los necesarios para el equipo profesional, o bien la actitud contactando a donantes voluntarios de esos insumos, más allá del reparto acotado que haría el Estado municipal, lo que exhibiría la imposibilidad no oficializada de que los insumos no resultan suficientes.Las razones variarán en tanto y en cuanto, no se conoce claramente si provincia envía partidas para adquisición del material o envía el mismo, menos por qué resultan insuficientes, cómo se reparten en los distintos servicios los insumos requeridos para el personal de salud, además se desconoce fehacientemente si el personal de servicio trabaja con insumos suficientes –lavandina, desinfectante, desodorante, secadores, trapos de piso, etc.-, siendo que su trabajo es parte fundamental en la actividad hospitalaria; o sea, situaciones que podrían asumirse en conjunto si existiera un negado “Comité de Crisis”, con el aporte de sectores y actores profesionales y comunitarios que aportasen para enfrentar la persistente pandemia, que podría especularse con que es tan “sensible” el “Unicato” que no admitiría se descubrieran inconsistencias en, por ejemplo, la aplicación de algunos protocolos…Protocolos que diferirán en el análisis que se hará –y que pueden ser rebatidos-, pero que denotan que, por ejemplo, la utilización del equipo/vestimenta es fundamental para las patologías que el personal de salud debe tratar y abordar; esto es, si el ropaje se utiliza para atender pacientes positivos con Covid19, el mismo no puede ser re-utilizado para tratar pacientes negativos, y según la patología de que se trate en cada servicio, por ejemplo, un accidentado que ingrese por emergencia, por protocolo no puede ser atendido por el profesional que tenga el ropaje con el que atendió a otro paciente con otra patología, salvo se cambie las prendas previamente; rigiendo el mismo criterio para pacientes hospitalizados que requieran atención en las habituales recorridas de control que se realicen.¿Entonces…?, pareciera que el Estado municipal no lograría cubrir el gasto que representa que el personal de salud cuente con insumos fundamentales en medio de la pandemia, para lo cual se pudo averiguar que aún no se habrían recibido los aportes prometidos por Techint en su momento, situación que se considerará tremendista o no, pero que ante la “flexibilización” campanera impulsada por el “Unicato”, pareciera no contempla acabadamente los números del Covid19, ni este tipo de situaciones que la mayoría de la población ignora.¿Consensos, trabajo en conjunto, confianza en les otres…? Cambiemos.

Vos ve.

por Miguel A. Di Fino

(Face: Miguel de la Dominguera)


Copyright © 2020 Código Plural. Todos los Derechos Reservados.

info@codigoplural.com.ar 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono Social SoundCloud