top of page

Ortega y Alonso compartieron el escenario principal por el acto del Día de la Lealtad

El acto en plaza de Mayo tuvo un fuerte tono político y estuvo encabezado por Máximo Kirchner, el gobernador Axel Kicillof y referentes sindicales como Hugo Yasky y Mario “Paco” Manrique.

La diputada provincial Soledad Alonso junto al presidente del PJ bonaerense y diputado nacional Máximo Kirchner. Detrás, el gobernador bonaerense Axel Kicillof.

El presidente del Partido Justicialista de Campana, Carlos Ortega, y la diputada provincial Soledad Alonso, encabezaron un importante número de militantes y vecinos de Campana que se movilizaron hasta la Plaza de Mayo para conmemorar un nuevo Día de la Lealtad peronista.


“Unidad nacional por la Soberanía con Justicia Social”, reivindicó Alonso desde el acto central, donde los referentes del Frente de Todos de Campana compartieron el escenario principal con Máximo Kirchner, el gobernador Axel Kicillof y referentes sindicales como Hugo Yasky y Mario “Paco” Manrique.

En ese sentido, la diputada resaltó las palabras del hijo de la vicepresidenta de la Nación, quien manifestó que "se necesita una suma fija que nos saque del ahogo" y advirtió: "Del otro lado se avecinan tres flexibilizaciones: la laboral, la impositiva y la ambiental".


"Tenemos la deuda de 44 mil millones de dólares con el FMI y la deuda con los acreedores privados. ¿Ustedes vieron esa deuda en los barrios, la vieron en mejores hospitales, mejores escuelas, patrulleros? No hubo nada, nos han dejado una cuenta impagable de la manera que está organizada", se quejó Máximo Kirchner.


Y agregó: "La sociedad argentina no es fracasada, si hubo alguien que fracasó, ese fue Mauricio Macri, que no estuvo a la altura de las circunstancias ¿Por qué tratar así a su propio pueblo?".

Al principio de su discurso, el diputado dijo al público reunido en la plaza que quería "acercarles el saludo y abrazo de la compañera Cristina (Fernández de Kirchner)", a lo que la gente respondió con el cántico "Cristina Presidenta, Cristina Presidenta".


Luego, Máximo Kirchner insistió en que "el tema de la deuda no está solucionado" y de inmediato apuntó contra el ex ministro de Finanzas en el macrismo "Toto" Caputo, de quien dijo: "Su familia son los mismos que financian grupos extrema derecha, que son los que amenazan de muerte a la dos veces presidenta".


Por último cerró con una crítica a los empresarios y un mensaje a los trabajadores. "Las grandes cerealeras de la Argentina, que lejos del ejemplo de los trabajadores que aceptaron ganar menos en la pandemia, hubo que hacerles un precio especial porque sino no liquidaban los granos. Que los trabajadores tengan la misma conciencia que los dueños del país a la hora de defender sus intereses", señaló.

El cierre del acto quedó a cargo de Manrique, quien criticó a la conducción de la CGT. "Vinimos a esta Plaza a verle la cara al pueblo, sabiendo las necesidades que todos estamos atravesando, pero esta plaza debe ser el inicio de algo superior. Debemos unir nuestras fuerzas para una victoria aplastante en 2023 y que la derecha no vuelva más", agregó el secretario adjunto de los mecánicos del SMATA.


El primer orador había sido el diputado kirchnerista y titular de la CTA-T, Yasky, quien sostuvo que "Cristina es la compañera que nos representa, que es la conductora de nuestro movimiento".


Yasky remarcó que "el Gobierno tiene cosas que garantizar, como mantener el poder adquisitivo y distribuir la riqueza", pero advirtió que ''eso se consigue en las calles y no en ambientes climatizados" y que para eso "hay que tener coraje”.

Komentar


bottom of page