• Código Plural

Fuertes cruces en el H.C.D. por la polémica designación de Vulich en la Agencia de Recaudación

Fue una sesión muy intensa, con mucho trabajo para la presidenta Marina Casaretto. Uno de los momentos más álgidos se dio en torno al nombramiento de la concejal (ahora de licencia) Romina Vulich al frente de la Agencia de Recaudación Municipal. Los ediles opositores marcaron la ilegalidad de esa designación, en tanto que el oficialismo pidió tratar el tema en comisión porque “tenían opiniones encontradas” y preferían estudiarlo mejor.

La Presidenta, Marina Casaretto, debió llamar varias veces al orden

Como ya estamos acostumbrados, la última sesión del Concejo Deliberante se llevó adelante con fuertes discusiones entre los diferentes concejales. Uno de los temas que se debatió fue el polémico nombramiento de la concejal, ahora de licencia, Romina Vulich, a cargo de la Agencia de Recaudación Municipal. Tal como lo habían planteado entre semana, los diferentes dirigentes opositores expresaron su argumento también en el recinto.

Por un lado peronistas y vecinalistas se mostraron firmes en la ilegalidad del nombramiento, expusieron los respaldos legales que impedirían que Vulich sea la titular de la Agencia, y cuestionaron la ética de la contadora y del oficialismo. En frente, los concejales de Juntos por el Cambio respaldaron a su ex compañera de bloque pero no se mostraron firmes contra la acusación de ilegalidad, sino que plantearon tratarlo en comisión debido a “posiciones encontradas” internamente -que quedaron expuestas al momento de la votación-, e incluso comentaron que en el tema legal “podían tener razón cómo podían no tenerla”.


La discusión se dividió en dos partes: primero, a minutos de empezar la sesión, cuando debía votarse el pedido de licencia de la concejal Romina Vulich. Comenzó con un ida y vuelta intenso entre la presidenta del cuerpo Marina Casaretto y la titular del bloque del Frente de Todos - PJ, Sol Calle, sobre si era pertinente o no el uso de la palabra en esa instancia. Finalmente, el sector peronista se quedó con la posibilidad de argumentar y Romina Carrizo hizo una justificación técnica sobre la ilegalidad refiriéndose, entre otros argumentos, al artículo 90 de la Ley Orgánica de las Municipalidades. A la vez que pidió que el Intendente Abella invalidará el nombramiento.

Ya en ese momento se percibió la tensión entre las partes. Marina Casaretto, en su rol de presidenta, intervino para expresar que no era reglamentario justificar la votación y pidió que los concejales hagan uso de la palabra sólo para referirse a lo tratado (el pedido de licencia) y que no venían al caso otras consideraciones, o por qué Vulich pedía la licencia. Luego de que Carrizo finalizó su idea, pidió la palabra Axel Cantlon, quien por un lado aclaró que coincidía con Casaretto y que por ello su bloque no se iba a oponer al pedido de licencia. Y, por otro lado, respaldó lo expresado por la edil peronista.

Además, Cantlon expresó de forma contundente que Vulich debería haber renunciado y que “la voluntad fue la de tomar licencia” para “asegurarse el puestito en caso que la justicia le diga que no puede ocupar ese puesto”.

Finalmente, la licencia fue aprobada y se le tomó juramento a la concejal suplente, Ángela ''Porota'' Medina.

El “segundo round” fue mucho más intenso. Llego ya cerca de las dos horas de sesión y con los ánimos mucho más caldeados por discusiones anteriores. Comenzó con el tratamiento sobre tablas del proyecto de resolución del bloque vecinalista “declarando ilegal la designación de un concejal (Vulich) con mandato vigente como titular de la Agencia de Recaudación Municipal creada durante su mandato y sin acuerdo de este H.C.D"


La palabra la volvió a tener el concejal Cantlon, quien habló de “acciones concatenadas ilegales” por parte del oficialismo, debido a que con la creación de la Agencia el cuerpo deliberativo delegaba facultades y que, además, tiene capacidad de interpretar las normas y dictarlas. También acusó al Ejecutivo de tener “voracidad recaudatoria”. Sobre Vulich expresó: “yo no tengo nada contra la concejal” pero “es éticamente reprobable la actitud que están teniendo” y luego, efusivo, acusó: “se están manchando las manos con todos los vecinos de Campana”.

Siguiendo en un tono muy enérgico, Cantlon redobló la apuesta y disparó: “ya están llorando acá en el Concejo Deliberante porque no van a tener todos los recursos a los que están acostumbrados, y no están acostumbrados a hacer política sin recursos, no saben lo que es”.
Mariela Schvartz, ex jefa de Gabinete, hoy presidenta del bloque macrista en el H.C.D. campanense

Desde el oficialismo, la ahora presidenta del bloque, Mariela Schvartz, expresó que debido a que “había opiniones encontradas dentro del bloque” no iban a acompañar la necesidad y urgencia. Además comentó que sabían del hecho “a raíz de una noticia periodística” y que “no sabemos cómo fue la designación y bajo qué términos se realizó, así que pedimos que pase a comisión para poder estudiarlo bien


Tomado la voz del otro lado, opinó la presidenta del bloque peronista, Sol Calle, quien fue de todo menos tibia y habló de “falta de transparencia y corrupción”. También explicó que “nosotros nos sumamos a la política como una herramienta de transformación social” pero que “hay otros y otras”, haciendo referencia a Romina Vulich, “que entienden la política como herramienta de privilegio individual”. A su vez, recordó el discurso que hizo la mencionada edil macrista en la sesión anterior, y lo calificó como “meritócrata” y ''con un sentido desprecio por la política''.

“Queremos cuestionar la práctica de favorecerse a sí mismo, a su familia y a sus amigos, tan aferrada en este gobierno” sentenció.

Luego, su par Oscar Trujillo señaló que se estaba incurriendo en una “infracción gravísima” y que además de violar la Ley Orgánica de las Municipalidades, se podía estar ante figuras tales como "Abuso de Autoridad" y “Aceptación de un Cargo”, ambas contempladas en el Código Penal de la Provincia.

La pelota la volvió a tomar el oficialismo y quien se hizo de la palabra fue el Dr. Ernesto Meiraldi, que se mostró ambiguo sobre la veracidad de la acusación “comprendo lo que dicen, pueden tener la razón como pueden no tenerla” y aseveró que tras consultarlo “con personas que conocen de leyes” le explicaron que “es un tema muy discutible”.

Sobre lo que se mostró muy claro fue sobre su desacuerdo con que se hable en ese tono de su par e indicó que “es injusto que se hable de Vulich como si ella apoyó la creación de un cargo porque va a ganar más dinero. Tengo entendido que ganaría lo mismo que un subsecretario, que no gana mucho más que un concejal”. Y retomando el tema en discusión finalizó: “la justicia dirá si es legal o no” y destacó que la Municipalidad tiene excelentes asesores legales que podrán argumentar la validez.


Respondiendo directamente a lo último expresado por el médico, Axel Cantlon pidió "que los asesores legales del municipio den por escrito los argumentos para validar el cargo de Vulich al frente de la Agencia" y que eso va a demostrar "si quieren pasar sobre la ley o si tienen argumentos para respaldarlo". Y mirando directamente a los concejales oficialistas comentó "no podemos decir ''ya se verá'', digan por qué no es ilegal lo que hicieron. Se están manchando las manos" y les recordó "no se olviden que el Tribunal de Cuentas ya no es más de Vidal, sean más cautos".

Sol Calle habló de falta de transparecia y corrupción

También haciendo referencia a lo dicho por Meiraldi, el concejal Marco Colella interpeló al oficialismo "Se ve que es diferente la información que manejan los concejales oficialistas, o nos mienten o manejan distinto tipo de información". Y ya que ellos tenían "opiniones encontradas" pidió que se vote una moción para que se lea el artículo 90 de la Ley Orgánica y que se vote de forma nominal.


En ese momento se vivió un cruce fuera de micrófono entre la Presidenta del H.C.D. y el concejal oficialista Luis Gómez. Casaretto, en el afán de hacer cumplir las reglas, impulsaba a que se vote la moción mientras que Gómez argumentaba por lo bajo que no tenía sentido. Como era de esperarse, el oficialismo votó en contra al pedido de Colella.

La última en tomar la voz y cerrar la discusión después de casi 20 minutos fue Karina Sala. La representante de la U.C.R. expresó que allí "se habla con liviandad de las personas", le pidió a la oposición que si tienen denuncias "vayan a la justicia" y se preguntó "¿cuántas denuncias habrá?". Fuera de micrófono, se escuchó que desde en frente le respondieron: ''dos''. Y aclaró lo dicho por su par Schvartz "este bloque no puede dar las tablas porque hay posiciones encontradas" y que por ello debía tratarse en comisión.


Tras el sin fin de argumentaciones, se votó. Y pese a que el oficialismo impuso su decisión de tratarlo en comisión, quedó demostrado que "las opiniones encontradas" surgían con Romina Buzzini, que fue la única que se abstuvo. Por la positiva hubo 8 votos (peronismo y vecinalismo) y la negativa fue triunfante con 10 tantos.

Copyright © 2020 Código Plural. Todos los Derechos Reservados.

info@codigoplural.com.ar 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono Social SoundCloud