• Código Plural

''Derecho de propiedad'' (por Miguel A. Di Fino)

“…Aquella narrativa duranbarbista de los orígenes, de una sociedad pospolítica y posideológica, harta del conflicto permanente y que tan sólo aspiraba a representantes que sean meros administradores de cosas, quedó enterrada bajo el barro de tres años de crisis de un país violentado por sus CEO.(…) Aquellas tiernas enunciaciones vacías del tipo "hay que bajar el volumen de la voz presidencial para ayudar al desarrollo de la conversación pública" sucumbieron en el torpe griterío –por momentos inentendible– que caracterizó al discurso de inauguración de sesiones ordinarias.(…) Macri intentó subirse –con impostado fervor– a una épica imposible: el gobierno de los ricos que, luego de tres años de deterioro y ajuste, exige a una sociedad extenuada más sacrificios presentes para algún lejano paraíso futuro.(…) Cuando Macri finalizó el discurso y en un acto de honestidad bruta, el otrora cráneo y estratega de la coalición Cambiemos, Marcos Peña, afirmó: "Mauricio la rompió". Efectivamente: la destrozó, la estalló y la dejó en ruinas.”


“La pálida agonía de la Argentina macrista” -fragmento- por Fernando Rosso - Tiempo Argentino - 03/03/19 [link]

“…Un gran amor que tuve, Amanda, es feminista y me enseñó mucho. Y estoy muy agradecido de todo eso. Hoy en día estamos en una etapa de deconstrucción del machismo muy interesante, que me pone muy feliz. El feminismo nos ha hecho preguntarnos cosas y caminar de otra manera. Es la revolución más importante y más genuina de este tiempo. Necesitamos como sociedad deconstruir el machismo…”


Fragmento entrevista a Raly Barrionuevo por Sergio Sánchez - Cultura y Espectáculos-P/12 - 28/02 [link]

“…la ética siempre triunfa en la historia.”


“Osvaldo Bayer, la ética siempre triunfa” por Orlando Torricelli -fragmento- [link]

“La peor opinión es el silencio.”


“Clarín miente” (La Nación acompaña)


MÍO, MÍO…

Lejos de intentar explicar cuestiones relacionadas con el Derecho, estas líneas refieren a la percepción que se tiene de actitudes y conductas del “republicanismo macrista” que imperan en el país; sea por el uso que hacen del Estado en beneficio propio y de personas afines a su ideología y práctica, sea porque ejerce un derecho de propiedad prácticamente exclusivo sobre las funciones que debería cumplir el Estado para con la ciudadanía, sea porque la división de poderes previstas en un Estado democrático liberal-burgués, se rigen más por el deseo cuasi omnímodo de unxs pocxs por sobre las mayorías, para un gobierno que no triunfó electoralmente en 2015 por porcentajes de votos abrumadores, ni en términos transparentes de esos resultados obtenidos, en la medida que en distintos puntos del país, existen al menos sospechas de fraude que, próximamente, podrían corporizarse nuevamente si no se agilizan y concretan los resguardos necesarios para evitar que cualquier sospecha se transforme en evidencia.


Que el discurso de MMLPQTP resultara un diagnóstico mentiroso de una realidad socio-económica a la que han “formateado” al gusto de “Don Gato y su pandilla”, no sorprende si se considera cómo han cooptado a sectores del poder judicial tanto como se han cooptar por los medios de comunicación concentrados. Aun así, el temor que exudan frente al escenario electoral que CFK podría protagonizar, no es menos que el que padecen cuando observan encuestas o sufren el escarnio ciudadano en cualquier acto público que realizan; tal por eso arman “relatos”, construyen puestas en escena, y sean Macri, Vidal o Abella da lo mismo, en función de que se sigue cayendo a pedazos el relato de un futuro venturoso que presagiaron en el 2015, a favor de un antiperonismo que, con variantes, ha atravesado 70 años de historia argenta, en la cual los sectores populares siempre han debido confrontar con quienes les arrebatan derechos, hayan sido dictaduras, traicioneros gobiernos democráticos o el “neoliberalismo” en estado puro que se expresa con el Pro, “lxs radicales que bajan las banderas”, lxs “lilitxs”, lxs “peronistas moderadxs” y el “círculo rojo” que no destiñe por más que se muestre “enculado” con “su pollo”…


POLE-POSITION


Pero donde se ha manifestado el desprecio por el marco institucional, ha sido en el pago chico con el patético papel jugado por el (nuestro) bólido intendente en el Honorable y su breve alocución de inicio de sesiones; mucho se ha escrito, hablado del tema: desde que ha sido un “boutade” del bólido hasta la opinión de algunxs que ponderaron la actitud asumida como un síntoma positivo de “liderazgo” y no como un claro ejemplo de autoritarismo para con las instituciones de la democracia.

Tampoco se trata de considerar llanamente que el arco opositor en el Honorable, haya sido o sea la encarnación de las virtudes republicanas, pero ha logrado modificar una correlación de fuerzas que le era adversa desde el 2015, y eso ha hecho mella en el narcisismo crónico que ostentan el bólido y su “Brigada A”, reacios a que les recuerden que lo dicen haber hecho por el pago chico podría correr aparejado con lo que han denostado y despreciado de las gestiones no-radicales en el pueblo; ¿puede imaginarse cualquier campanarx qué hubiera ocurrido si Dellepiane, Varela o Giroldi, hubiesen negado –de mínima- darle la mano a sus ocasionales adversarios en el recinto del Honorable…?, ¿pueden imaginarse si la alocución de inicio de sesiones hubiese durado 28 segundos, lo que no dirían propixs y ajenxs de tal disparate…?


Por lo tanto –y más allá de “menefreguismo” político/institucional del quia-, está la fundamental cuestión de que si cualquier dirigente, de cualquier partido, de cualquier posición ideológica, se aviene a disputar política en un sistema democrático, cuyos marcos institucionales pueden ser limitados, contradictorios, pero que son aquellos con los que se ha aceptado participar, también se aviene a aceptar normas, reglas, que hacen a la convivencia democrática, más allá de que unx se sienta “enculadx” porque perdió la mayoría en el Deliberativo o porque le reclaman cosas que no está dispuesto a satisfacer. Además, porque cambiar, transformar lo institucional en favor de las mayorías, es bastante más que “encularse” y que la genuflexión militante de ese sector u otros, pueda modificar porque existe un “liderazgo” que no es tal. Existe el aval del poder del dinero que sigue necesitando que todo cambie, para que no cambie nada…


Raro resulta el criterio que persiste para con la “Costanera-gate” que tanto ha dado que hablar en los últimos tiempos, ya que si para algún medio su concreción sería una “batalla”, para otrxs sería un negocio que favorecería a no sé sabe quién/es, que se los percibe como poco interesados en que el Estado regule todo lo atinente al uso y explotación de los últimos metros de costa campanera, libre de fábricas, clubes, camiones, playones de logística, que la han usufructuado en beneficio de su propio bienestar, porque parte de la discusión –que no se da y que callan-, remite a considerar cuál es la franja de línea de sirga que le corresponde a lxs campanerxs para recorrer o disfrutar la costa del Paraná: ¿por la que se continúa discutiendo si es en beneficio del vecinx y mide unas pocas cuadras o la que correspondería desde Otamendi a la altura de la Reserva hasta el límite con el partido de Zárate…?

Los problemas estructurales del pueblo, no se resuelven por el derecho de propiedad que creen tener algunxs sobre lo que es patrimonio de todes lxs campanerxs, es necesario resolver con consensos ciudadanos en serio…Pero eso, también, es otra historia.


Sigue siendo lento, pero viene…Vos ve.

Copyright © 2020 Código Plural. Todos los Derechos Reservados.

info@codigoplural.com.ar 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono Social SoundCloud