• Código Plural

Campana, Luján, Lómez y la viga chica

Quizás, y solo quizás, los cimientos de uno de los más imponentes monumentos religiosos -y también una de las más famosas construcciones neogóticas del país- lleve un poquito de tierra campanense.

Rincón o Puerto de Lómez, Rincón de Escola, Puerto de Escola, Puerto de San Cayetano, Rincón de Campana, Rincón del Canchillo, Luján Abajo y varias etcéteras más fueron topónimos de diversas regiones del actual partido de Campana, y Dios y la ciencia no quieran que dentro de varios siglos los futuros pretensos historiadores lleguen a contabilizar el actual extraoficial y temible ''Ciudad Petardo''.


Entre estos nombres, el primero que enumeré, fue el de Rincón de Lómez o Puerto de Lómez, nombre que venía de quien fuera propietario de la suerte de estancia que luego sería de Francisco Álvarez Campana y antes de Luis del Águila (más precisamente de la viuda de Luis del Águila, en el instante previo a Lómez). Este Lómez se llamaba Esteban y era Capitán y, como bien ha investigado el Dr. Oscar Trujillo, se dedicaba, entre otras cosas, a la venta de ganado para abastecer a Buenos Aires. Como bien señalamos, la zona ya tenía su pequeño "puerto", el cual también figuraba en algunos expedientes coloniales como el que estamos ahora desarrollando o también, y volviendo a Oscar, aun pecando de una trujillo-dependencia, en algún expediente sobre contrabando de esclavos.


Antes de seguir, una aclaración: cuando hablamos de ''estancia'', es importante razonar que NO se extendía por TODO el partido de Campana. Ni con él, ni con Álvarez Campana, ni mucho menos con los Costa: muchos propietarios medianos y pequeños poblaban la zona del Valle del Río Luján (aclaración de quien les escribe y que siempre se alela por la deificación de los Costa).


Volviendo y repasando: estábamos entonces en que para mediados del 700 Lómez tenía vacas, y había un puerto.


Vamos a Luján, porque la nombré en el título y no volví a hacer mención. Claramente no me voy a extender en el origen del culto a la Virgen de Luján: una imagen de la virgen iba a un destino en el norte del país, la carreta no quiere moverse más, queda en Zelaya, pero como el dueño del terreno también tenía propiedades en Luján, pum, se hace un Santuario allí. Ok, esto fue algo así como "Virgen de Luján for dummies”.


Sigo: la fe en la Virgen va creciendo y se empieza a construir entonces en Luján un Santuario acorde (obviamente no la Basílica actual, sino uno colonial, el que ilustra la imagen).

Y esto que tiene que ver con Campana o, más bien, con Lómez?


Se necesitan tirantes. La cuestión se complica, porque no se consiguen tirantes acordes. La curia de Corrientes los consigue en Paraguay en canje por 360 cabezas de ganado. Se construye una especie de balsa para el traslado... y ¿a dónde se decide el traslado? Si, desde Paraguay directo al Puerto de Lómez.


En marzo de 1752 llegan a nuestro puerto los tirantes para la construcción del Santuario. Éstos se descargan con ayuda del "becindario" (siguiendo la textualidad de la fuente documental) y se dejan al pie de la barranca sin trasladarlo aún al punto final, es decir, Luján. ¿Por qué? porque el "becindario" se encontraba realizando la siega de sus plantaciones, y luego iba a colaborar con el traslado de las vigas.


Esto es revelador de varias cuestiones: primero nos muestra una posibilidad de diversificación productiva, porque no solo de ganados vivían en nuestros pagos, pues si había ciega, había cultivos, con lo que comprobamos que la actividad no era meramente ganadera: había sembrados. Esto también re corrobora que la población no era tan pequeña: había diversificación productiva y había nominalmente una cantidad de vecinos suficiente como para organizar tareas, si se quiere, comunitarias. Ahora bien, ¿Quiénes serían el vecindario? Puesteros de Lómez? Los propietarios del Valle del Río Luján? Lo cierto es que en este año de nuestro Señor del 1752 podemos deducir un entramado social donde los pobladores mantenían un trato fluido y una interrelación importante.

Quiero remarcar que esto no era un mero latifundio, sino que desde siglos atrás existía una comunidad. Esto es importante porque no debemos perder el eje de nuestras raíces.

¿Los Costa fueron importantes para el desarrollo de la zona? Sí, tanto como los Constatini con Nordelta: Campana iba a ser Campana por determinación geográfica años más, años menos.

A esta altura, si usted querido amigo o amiga llego al final seguirá pensando en porque lo de viga chica... es que al fin de cuentas y de tantas luchas, las vigas resultaron chicas: la medida estaba mal. La construcción de ese santuario tuvo decenas de contratiempos, caída de paredes, atrasos... las vigas se usaron vaya a saber en qué, pero bueno, quizás, y solo quizás, un poquito de tierra campanense, del tiempo que estuvieron depositados en la barranca las vigas, habrán llevado hasta Lujan, y entonces, un poquito de la Basílica actual, emplazada sobre el viejo Santuario, lleva en sus cimientos tierra campanense.

 

Por Joel Vallomy

Leé más de Joel Vallomy ACÁ.