• Código Plural

Alejo Sarna visitó una olla solidaria en el barrio 21 de septiembre

Se trata de un lugar en donde los propios vecinos se juntan para asistir a quienes más sufren el impacto de la pandemia, y en el que el Movimiento de Restauración Peronista trabaja comprometidamente. ''La solidaridad durante la pandemia sigue creciendo'', aseguró.

Sarna, dando una mano en la olla solidaria del B° 21 de septiembre

El dirigente del Frente de Todos Campana Alejo Sarna visitó una olla solidaria en el barrio 21 de septiembre donde los propios vecinos se juntan para asistir a quienes más sufren el impacto de la pandemia, y donde el Movimiento de Restauración Peronista, conducido por Pedro Milla, trabaja denodada y comprometidamente.


Con el recrudecimiento de la segunda ola de contagios de coronavirus que impacta en el país y también en la región, el Estado anunció que se van a reforzar los mecanismos oficiales para sostener la economía de empresas, comercios y vecinos afectados por las medidas sanitarias.

Pero no es solamente el Estado quien reacciona, sino que también existen cientos de iniciativas desde la propia comunidad para acompañar y asistir a quienes más lo necesitan, y allí la solidaridad entre vecinos se demuestra en acciones concretas que logran que muchas familias la pasen un poco mejor y, por lo menos, tengan un plato de comida en su mesa.


Ese es el caso de la olla solidaria que funciona en el barrio 21 de septiembre, donde Lorena, Vanesa y un grupo de vecinos trabajan no solo cocinando sino también consiguiendo donaciones de mercadería de parte de comercios, empresas y organizaciones políticas como el M.R.P, que tiene en su militancia un compromiso constante con el espacio comunitario. Hasta allí se acercó Alejo Sarna para realizar su colaboración y compartir la jornada.


El dirigente peronista señaló que “gracias al trabajo de estos vecinos y vecinas la olla funciona los días martes, jueves y sábados para preparar y entregar las viandas a la gente del barrio y para que la puedan compartir en casa y en familia”.

La olla del 21 de septiembre funciona de manera ininterrumpida desde el inicio de la pandemia en marzo del año pasado, “y eso demuestra que el mayor compromiso solidario con los demás surge del propio barrio y entre la propia gente que vive y comprende mejor que nadie la necesidad que se está viviendo, y se decide a hacer algo al respecto” dijo Sarna.


“Esta es otra experiencia de comunidad organizada que surge de los propios sectores sociales que se juntan para salir adelante, a veces sin ningún tipo de apoyo desde el estado municipal, pero si de la comunidad y fundamentalmente con mucho amor y empatía por el sufrimiento de los demás”, concluyó el consejero escolar.