• Código Plural

''Al ajedrez lo llevo todo el tiempo en mi cabeza''

Mariano Shon tiene 24 años, y considera que ''estaba llamado a jugar al ajedrez''. Dice que sabía los movimientos de las piezas antes de poner sus manos sobre un tablero por primera vez, y que se dio cuenta que era bueno cuando ganó su primera medalla. En la actualidad, tiene 1670 puntos en el sistema de clasificación ELO, y además de jugador ejerce como instructor y como árbitro. ''Para mí, misión cumplida en el ajedrez sería llegar a ser Gran Maestro, radicarme en España, y haber dejado una huella en Campana'', expresó.

Shon, confortable con blancas, en la costanera local

Si bien a finales de la década del '90 el ajedrez en Campana tuvo cierto auge, lo cierto es que poco a poco la actividad ha ido apagándose, hasta prácticamente desaparecer. Pero en el último tiempo surgió una nueva figura, y justamente una que se propone llevar a cabo la heroica tarea de reavivar la llama de la disciplina en la ciudad.

Mariano Shon prefiere ser llamado ''ajedrecista'' antes que ''jugador de ajedrez'', y nos contó que su apellido tiene origen chino. También que su pasión por el ajedrez no fue heredada de familia, como en la mayoría de los casos. Y más sorprendente aun, que había aprendido todos los movimientos de las piezas antes de poner sus manos por primera vez en un tablero real.


Surgió desde la Escuela Municipal de Ajedrez, y de ella absorbió todo lo que pudo. Hasta que un día tanto él como su instructor supieron que allí ya nada más tenía por aprender. Desde entonces, su carrera comenzó a volar.


Hoy, con 1670 puntos en el sistema de clasificación ELO, es la referencia obligada del juego en la ciudad, y aspira a llegar a los 2100 para ser candidato a Maestro Internacional. Cuando no trabaja -en una empresa privada de la ciudad-, dedica hasta seis horas diarias al ajedrez, estudiando y analizando aperturas y cierres, y jugando partidas. Y todo el tiempo es honesto: según él, la clave no es ni el talento ni ninguna condición innata, sino la dedicación: ''estoy cansado de que me pregunten si hay que ser muy inteligente para jugar bien al ajedrez'', dijo, fuera de cámara, antes de empezar la nota.


Sus comienzos, su actualidad, y sus aspiraciones a corto y largo plazo; su concepción del ajedrez como deporte/ciencia; y su análisis de situación de la disciplina en la ciudad son algunos de los temas que se tocan en esta rica entrevista con este joven talento de la ciudad, que aspira a dejar su nombre grabado a fuego en ella.