top of page

"Zaguán de las ilusiones" autorrelato del escritor

¿Quien es Mariano Fiordeoliva? Por Mariano Fiordeoliva, autor de "Zaguán de las ilusiones"


De pequeño estuve influenciado por la música, las letras, diversos pensamientos, el hogar…


Fui criado en una familia tipo, clase media trabajadora. Con el correr de los años, durante mi adolescencia fui descubriendo la pasión por la música. Abocado al rock y sus letras, también experimenté sonidos de otros géneros (nacional e internacional) los cuales me llamaron la atención, no solo por el estilo sino también por su lírica y sobre todo, su significado.


Muchas letras y libros me han marcado en el correr de los años que siguieron. Comencé a componer, a escribir mis primeros versos. Las transformé en canciones junto a unos acordes en mi guitarra, mientras me seguía descubriendo a mí mismo.


Ya en los años universitarios, recibí una abundante cantidad de información y pensamientos de escritores históricos que también fueron moldeando un poco mi ideología y mi forma de ver y pensar.


Las letras y escritos seguían fluyendo. Algunas se convertían en canción, otras simplemente quedaban. Yo siempre decía que algo tenía que hacer con ella. Fue asombroso poder entender que escribiendo podía expresar mucho más que sentimientos, estados de ánimo, pensamientos, hechos sociales, amor…


En “Zaguán de las ilusiones” se encuentran algunas de mis letras que más me identifican en el día de hoy. Parte de una necesidad personal de plasmar en un papel infinitas sensaciones y compartirlas. En este mundo que corre a mil por hora, trate de poner un freno. De resurgir. Necesité encontrarme con mi mismo, y poder disfrutar de esta pasión. Decidí compartirlas y agruparlas en este formato libro para alcanzar una meta maravillosa que me propuse atravesar en este camino. Una meta que me hizo recorrer en cada letra sensaciones distintas.


En los siguientes escritos podrán contemplar, claramente alguna de mis posturas, de mis ideales, de mis amores puros e inclusive como, a veces, es necesario volver a las fuentes para ser yo.


Inspirado en grandes (y no tan grandes) autores pude hacer una retrospección que recorre desde mi aprendizaje en el hogar hasta mi actual rol de enseñanza en un hogar. A que el poder de una letra es similar al de mirarse a los ojos cuando nos hablamos, con la excepción de ese “libertinaje” que uno tiene al leer e interpretar a su forma lo que está escrito. Igualmente no deja de ser fuerte.


La ilusión, el amor, el aire, el agua, la paz, la tormenta, el roció, el tiempo, las semillas… las palabras… Es un poco con lo que se van a encontrar en “Zaguán de las ilusiones”. Para que la propuesta llevada a cabo sea concreta, decidí separar el libro en capítulos. El primero a modo de introducción y luego en tres estadíos. En “Buscando una razón y una verdad para dejar de ser presa” (La Cocina) la temática estará relacionado al ámbito social e interacción del ser humano frente al mundo; en “Un destino sin calles, ni veredas, ni caminos, ni mapas” (El Patio) se desarrollarán los fenómenos naturales, su fuerza e inspiración en las personas; por último, “Un calco reflejado en el espejo” (Mirándome un poco a mi mismo: la habitación) es tal vez el más profundo, habla mucho a nivel personal.

Sin dudas, una aventura nueva, fascinante. Espero que puedan sentir al leer como yo lo hice al escribir. Que lo disfruten hasta la sangre.

Comments


bottom of page