• Código Plural

Victoria Paz: ''Los organismos de DD.HH. ocupamos un lugar muy molesto para el gobierno'' #NuncaMás

A 43 años del golpe institucional que dio inicio al capítulo más oscuro y sangriento de nuestra historia como país, y con el objetivo de aportar a la construcción y reconstrucción de la Memoria, Código Plural contactó a distintas personas que, por distintas razones, son portadoras de voces que merecen ser oídas, en especial en esta fecha tan sensible. Una de ellas es Victoria Paz, militante política, feminista, Lic. en Trabajo Social, integrante de H.I.J.O.S., y reconocida referente de Derechos Humanos en Campana y la zona. Leé nuestra entrevista.

Se cumplen hoy 43 años del golpe de Estado que dio inicio al Proceso de Reorganización Nacional, el capítulo más oscuro y sangriento de nuestra historia como país. Una junta militar integrada por los comandantes de las tres Fuerzas Armadas Argentinas, con participación clave y necesaria de sectores empresarios y civiles, tomó el poder por la fuerza como parte del famoso Plan Condor, que buscó instalar en la región regímenes neoliberales.


Tras el retorno de la democracia en 1983, y con un dramático saldo de 30.000 desaparecidos, y la devastación económica y productiva del país, Argentina lucha para que el grito de #NuncaMás sea ensordecedor. Para que la Memoria, la Verdad y la Justicia prevalezcan. Porque, por más esfuerzos que hagan por ocultar o tergiversar la historia los grupos de poder, los medios masivos, y los grandes sectores empresarios que aun no han pagado por sus crímenes, fue un genocidio. Porque fueron 30000.


Con el objetivo de aportar a la construcción y reconstrucción de la Memoria, Código Plural contactó a distintas personas que, por distintas razones, son portadoras de voces que merecen ser oídas, en especial en esta fecha tan sensible.


Una de ellas es Victoria Paz, militante política, feminista, Lic. en Trabajo Social, e integrante de H.I.J.O.S. ''Vicky'' es una reconocida referente de Derechos Humanos en Campana y la zona, y a ella le hicimos las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo se logra la construcción de la Memoria en la actualidad? ¿cómo se trabaja para eso? ¿Está la escuela primaria y secundaria en condiciones de llevar a cabo esta tarea, con el plan de estudios actual?

En cuanto a la construcción de la Memoria en el contexto actual, los organismos de DD.HH. siguen procediendo de la misma forma, con las mismas prácticas que se llevaron adelante desde que Abuelas y de Madres comenzaron con la recolección de testimonios y averiguaciones. Es la misma línea, no ha cambiado. Se siguen reconstruyendo testimonios porque la gente todavía sigue hablando. La base de esta construcción es la palabra y el relato del Otro.


A medida que surgen nuevos contextos políticos se han ido implementando diferentes estrategias. En los noventa, ya con la vigencia de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final y los indultos de Menem hacia los genocidas que habían sido juzgados en los juicios de las Juntas con Alfonsin, es que nace H.I.J.O.S., justamente a raíz de todas estas ‘’decisiones’’. H.I.J.O.S. es una organización que fue creciendo despacito, anonimamente, hasta que irrumpe con escraches, el primero de ellos en La Plata al genocida Hugo Enrique Damario, alias Jirafa, capitán de navío retirado.


Después tenemos los Juicios por la Verdad, porque como no había juicios a los genocidas se hacían juicios donde se declaraba, y esos relatos se guardaban y almacenaban en archivos, y servían para usar en algún momento posterior. Es que se tenía la certeza de que en algún momento todo esto iba a cambiar, que iba a darse una vuelta de tuerca.

Y con la llegada de Néstor Kirchner, las tres grandes acciones que buscábamos, sucedieron: se derogan las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, se inician los juicios, y se entregan los Centros Clandestinos de Detención (C.D.D.) a las manos de los organismos de DD.HH.

El más emblemático, en la ex-ESMA, donde Kirchner hizo el discurso en el que pidió perdón en nombre del Estado. Los lugares que fueron C.D.D. fueron utilizados para brindar información jurídica y también intervenidos cultural y artísticamente por los organismos de DD.HH., y todo eso es construcción de Memoria. Porque están abiertos a la sociedad, porque empiezan a ser utilizados para la ejecución de programas con movimientos sociales, con escuelas, etc.


Todo esto se dio en otra época, en un escenario propicio, cordial y amable para poder llevar a cabo este tipo de políticas públicas. Hoy por hoy se siguen, igualmente, realizando actividades de este tipo, lo que pasa es que, lógicamente, estas cosas necesitan de un financiamiento por parte del Estado. Y en este aspecto, las cosas han cambiado para mal. Algunos financiamientos no existen más. Porque sostener un ex C.D.D. requiere de dinero, recursos humanos, y recursos materiales, la logística y la interdisciplinariedad que hay que trabajar en ellos. Y hoy, básicamente, eso no se da porque el actual gobierno no está de acuerdo con llevar adelante políticas de reconstrucción de la Memoria. Porque ‘’ reconstrucción de la Memoria’’ significa concretamente ‘’no olvidar’’ y llevar la historia a nuevas generaciones que obviamente no vivieron la dictadura. Y esto, no obstante, no es muy distinto de las generaciones como la mía, que no vivimos las guerras libertadoras de San Martín, Belgrano y otros caudillos, y aprendemos de ellos como parte de un objetivo de reconstrucción de la historia de un país libre. Y la parte del Terrorismo de Estado es una de las más importantes de nuestra historia. Hay un antes y un después de la dictadura, pero hay algunos sectores a los que no les interesa para nada todo esto. Y justamente son los sectores de poder aquellos a los que hoy no les interesan estos temas, y hoy en día tienen a favor a los medios de comunicación, que comunican ‘’la otra cara’’. Por esto de ‘’la otra cara’’ quiero decir que hacen resurgir la ‘’Teoría de los Dos Demonios’’, la puesta en duda o la negación del número de desaparecidos, y alientan el favorecimiento de la condena a los genocidas. A todo esto se suma el entorpecer la temporalidad de los juicios… no nos olvidemos que emitieron el 2x1 a los genocidas y tuvo que salir la sociedad a la calle a decir que no.


Creo que la escuela, tanto primaria como secundaria, tiene la información sobre lo que ocurrió a partir del 24 de marzo de 1976, pero en algunos establecimientos se lo toma como… me da vergüenza ajena decirlo pero… se lo toma como si fuera el Día de la Escarapela… algo como ‘’muy allá, a lo lejos, olvidado’’ . Pero también hay otras escuelas que le dan toda su impronta, que laburan el tema todo el año, con profesores comprometidos, con departamentos de ciencias sociales que trabajan muy bien el tema de la construcción de la Memoria, ya sea invitando a docentes a que participen de estos proyectos y programas que son de nivel provincial –algunos- o nacional –la mayoría-, y trabajan durante el año con los jóvenes para luego, a fin de año, exponer.

Y lo que se extrae en limpio de todo esto es que los jóvenes se llevan una parte dimensional muy importante de lo que pasó. Es que si bien no me parece mal recordar la fecha del 24 de marzo con un acto y un discurso y ‘’ya está’’, lo cierto es que el Terrorismo de Estado abarca una dimensión muy amplia, en lo humano-genérico, que hace que corresponda darle más tiempo, más trabajo y estudio, para poder comprenderlo de forma integral. Y hoy hay mucho material disponible. No sólo a través del relato y la palabra sino también con la avanzada de las nuevas tecnologías que son más atrayentes para las nuevas generaciones.

  • Luego de varios años donde las políticas de Derechos Humanos tuvieron un rol y un lugar importante, con el respaldo de los gobiernos de turno, ¿qué lugar ocupan ahora, con el macrismo?

Claramente el lugar que hoy ocupamos es un lugar sumamente molesto para el gobierno, un lugar de menosprecio, de ninguneo y silenciamiento, porque justamente los que hoy nos gobiernan son los grupos que sostuvieron e idearon conjuntamente el Terrorismo de Estado.

No nos olvidemos que Papel Prensa fue expropiada de sus verdaderos dueños a través de asesinatos y torturas, y que hoy es el Grupo Clarín, La Nación, y en su momento La Razón. También Macri, el actual presidente, cuyo padre se enriqueció totalmente con el Terrorismo de Estado. Y también otras empresas, que apoyaron a que este gobierno gane las elecciones, como la Ford, Volkswagen, justamente empresas que hoy están siendo juzgadas, porque fueron no meramente cómplices sino partícipes. Porque tenía que haber dinero para que haya Terrorismo de Estado. Porque se tenía que sustentar al ejército con armamento, porque había que sustentar los lugares físicos donde iban a tener prisioneros a los que hoy son detenidos-desaparecidos.


Las políticas de Estado nuevas que se implementaron tenían que converger y consensuarse con estos grupos económicos, y también con grupos foráneos, transanacionales. Así que el gobierno actual no tiene ningún interés en que se continúe hablando de este tema. No creo que por miedo, sino por una cuestión ideológica. Y sí quieren ensuciar un montón de nombres prestigiosos de integrantes de los organismos de DD.HH. Por ejemplo, hoy mismo, con el caso de Stornelli y D’Alessio, cuya causa la lleva adelante el juez Ramos Padilla, si uno mira el curriculum de Ramos Padilla puede notar que es el hijo de un abogado importantísimo que participó a favor de los organismos de DD.HH., que tuvo la causa de Clara Anahí Mariani, hija de nuestra querida ‘’Chicha’’. Así que desde ahí ya se pueden sacar conclusiones. No nos olvidemos que este gobierno tuvo durante 81 días desaparecido a un joven. Y fue por un sector de las Fuerzas Armadas, por orden del gobierno, en defensa de los intereses de un burgués, y acusando de ‘’terroristas’’ a los miembros del Pueblo Mapuche. Ese joven sabemos que es Santiago Maldonado

  • Desde las agrupaciones y los organismos de DD.HH. ¿se puede mantener la visibilidad de la importancia del Nunca Más, como un recordatorio de ese lugar al que no hay que volver? ¿Alcanza con el esfuerzo estos sectores para contrarrestar la ofensiva de medios de comunicación y sectores conservadores, que intentan reinstalar la ''teoría de los dos demonios'' y demonizar toda militancia de izquierda?

No creo que alcance. No es menor lo que se hace, pero no alcanza. Antes del 2004 los organismos de DD.HH. llevaban una actividad que era certera y constante. Pero, no obstante, el Estado no estaba a favor de estas micro actividades ni de las grandes intervenciones de los organismos. No había un gobierno que los estuviera apoyando tanto política como cultural, social y económicamente.

En este sentido, lo que es querer llevar a un común social las ‘’verdades’’ de esta historia es algo casi ‘’a pulmón’’, y hoy día está pasando prácticamente lo mismo. Si no se convoca de una escuela, si no se convoca de algún sector de movimientos sociales o de partidos políticos a los organismos de DD.HH para hablar, hacer actividades, realizar jornadas, seminarios, es decir, lo que sea que sume a la causa, sobre lo que es la construcción de la Memoria en el marco del Terrorismo de Estado, no hay desde el gobierno mismo un llamamiento a esto. Se volvió a manejar todo desde las bases, y con algunos nexos o lazos que en alguna medida siempre han existido, y que por ahí hoy están un poquito más reforzados pero debido a que, justamente, durante doce años de acompañamiento estatal sí se pudo lograr que diferentes sectores culturales, sociales e institucionales puedan hacerse cargo y puedan incluso hacer vanguardia en este sentido. Pero no alcanza, porque la dimensión es muy amplia, y hay nuevas generaciones con las que charlar, a las cuales contarles todo lo que pasó, y por supuesto también escucharlas.

Si, se estuvo tratando de reinstalar en los medios la ‘’Teoría de los Dos Demonios’’. Yo pienso que si tuvieran más consenso, irían por mucho más. Es que hay una gran parte de la sociedad que no ha permitido que se siga ensuciando la Memoria.

No obstante, siempre tiran de alguna cuerda como para volver a tocar el tema e intentar reinstalarlo en agenda. La idea es decir que ‘’fueron las dos partes’’. Pero sabemos bien por qué no hay dos demonios. Y en segunda instancia, esta teoría es ideológica y es ‘’sutil’’, como que en algún aspecto quiere parecer ‘’neutral’’, como que es ‘’de paz’’, de ‘’hacer justicia’’, pero nada que ver. O es negro o es blanco. No hay dos demonios.

  • ¿Creés que en Campana, y en la zona en general, falta conciencia e interés sobre lo que se vivió entre 1976-1983?

En Campana no estoy muy al tanto sobre qué hace la Secretaría de Derechos Humanos. Sí sabemos que Verónica Lamas ha querido comunicarse con nosotros, con H.I.J.O.S., por el tema de una señalización de un ex C.C.D. de la ciudad, pero en líneas generales no hay mucha comunicación en ese sentido. De parte de ella, al menos ha intentado mantenernos al tanto de esta actividad que quiere llevar adelante a través de esta señalización de lugares en Campana, pero todavía no se ha concretado.

Por otro lado, lo que veo en Campana es que nosotros tenemos acá un polo industrial muy importante que fue partícipe de la dictadura. Entregaban listas negras en Siderca, por lo general de obreros que eran activos en gremios, en sindicatos, quizás con foco en los que eran las cabezas de esos gremios y sindicatos. Por eso es que a mí me parece que a los gobiernos de turno no les conviene mucho indagar, en el marco del Terrorismo de Estado, en esta específica zona –llamada Zona 400- porque lo primero que salta es la participación de Techint. Y sabemos que hay arreglos, y esto no es de este gobierno sino que ha sido así siempre. Ojalá que si cambia el gobierno en estas elecciones, quien ocupe el rol de Ejecutivo pueda hablar la verdad sobre lo que pasó. Porque no hablarla, ocultarla, también es mentir. Y no llevar adelante políticas respecto a la construcción de la Memoria, interactuando con las escuelas, interactuando con movimientos barriales, con movimientos sociales, es también dejar a un lado esta historia, que no atañe solamente a los que fuimos atravesados ya sea por la edad o familiarmente por el Terrorismo, sino también a todos aquellos que no lo han vivido y no conocen realmente la historia de esta ciudad. Sí hay mucha gente, muchos docentes, muchos periodistas, y muchos militantes que siempre están poniendo el hombro para que se sepa la verdad. Pero, desde el Poder, se ha hecho bastante poco. Y hoy, específicamente, creo que casi nada.


#Memoria #Verdad #Justicia #NuncaMás #FueUnGenocidio #Fueron30000

Victoria Paz

Lic. en Trabajo Social

Integrante de H.I.J.O.S.

Militante


Copyright © 2020 Código Plural. Todos los Derechos Reservados.

info@codigoplural.com.ar 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono Social SoundCloud