• Código Plural

Vecinos de Los Pioneros denuncian abandono generalizado del barrio y numerosas promesas incumplidas

Reclaman que el barrio se torna intransitable cuando llueve y en los días posteriores, que no hay recolección regular de ramas, que falta iluminación y cruces de calle. Además, manifiestan suma frustración por haber mantenido muchas reuniones con funcionarios municipales y que las promesas recibidas sean todas incumplidas. Escuchá los testimonios de cinco vecinos.

''Si ocurre una emergencia, estamos a la buena de Dios'' fue una de las frases mas contundentes de la solicitada que la Unión Vecinal del barrio Los Pioneros redactó e hizo circular a través de redes sociales hace algunos días.


Es que la situación del barrio, coinciden, no da para más. El hartazgo de los vecinos es generalizado, cansados de escuchar promesas que no se cumplen, y encima promesas que, de haber sido cumplidas, hubieran sido sólo parches.


El principal y más agobiante problema que padecen en Los Pioneros es el paupérrimo estado de las calles. Son de tierra, y ante la menor lluvia quedan intransitables. El barrio es severamente afectado en sus accesos no sólo los días de lluvias sino, además, los 3 o 4 días posteriores, no permitiendo así la circulación para ir a trabajar, para recoger a los chicos a las Escuelas y, lo que es mas grave, imposibilitando el acceso de ambulancias y bomberos para el caso de una emergencia. Por supuesto que el camión de la basura, en esta situación, tampoco puede cumplir con su tarea.


''Estamos cansados de hacer reclamos en el CEMAV. Mantuvimos reuniones tanto con el intendente como con la gente de obras, los cuales se han comprometido a darnos una solución y una respuesta inmediata, pero que al día de la fecha no hemos tenido'' manifestó Silvina Fernández, quien hasta mayo era la presidenta de la Unión Vecinal y ahora se desempeña como vice. ''El año pasado tuvimos una reunión con la gente de obras públicas. Planteamos la situación, y nos dijeron que lo único que podían hacer en ese momento era el arreglo de 15 cuadras, de las cuales se deben haber arreglado 5. Pero cometieron el gran error de pasar la máquina por todas las calles, provocando un deterioro peor del que teníamos'', agregó.

Los vecinos coinciden en que el estado de la calle Matti es uno de los puntos más preocupantes. Al respecto, Fernández expresó que ''La gente está muy cansada. Venimos reclamando hace mucho tiempo. Hace dos años pedimos el arreglo de la calle Matti, que es el acceso que tienen los chicos para llegar a la escuela. Si estamos hablando de calidad educativa, no puede ser que los chicos no tengan un acceso seguro y transitable para poder llegar al colegio. Los días de lluvia no se puede transitar bajo ningún aspecto ni en ningún medio. Porque nos quedamos encajados, presos del barro''.


Pero el estado de las calles del barrio Los Pioneros de Campana no es el único problema. Además, falla la recolección de ramas y de residuos, escasean las obras de zanjeo, y no hay cruces de calles: ''No es un capricho de los vecinos el arreglo de las calles, sino que ésta es toda una situación conflictiva que genera que si alguien tiene un accidente no pueda venir ni una ambulancia ni los bomberos. Tampoco, obviamente, tenemos recolección de residuos porque el camión si hay barro no llega. Y tenemos las calles tapadas de ramas porque hace más de un año que no se viene a hacer la recolección. Han venido, han recolectado ramas de una o dos cuadras, y no vinieron más. Tampoco tenemos zanjeo. No tenemos cruces de calle. Cada vez que llueve las calles se inundan.'' agregó la vicepresidenta de la Unión Vecinal barrial, que tiene al hombro la ardua tarea de conseguir un cambio definitivo para la calidad de vida de los habitantes de todo el vecindario ante un Estado Municipal al que califican como ''desinteresado''.


Fernández finalizó su testimonio remarcando que los vecinos del barrio están ''agotados de pelearla y remarla, de pedir algo que es justo, que es un derecho que tenemos todos. Pagamos impuestos y tenemos el derecho a vivir en buenas condiciones''

Carlos Prestera es otro vecino del barrio que prestó declaración a Código Plural: ''compré un terreno en la calle Matti entre Urdaniz y Chifflet a principios de año con la decisión de construir algo para los descansar los fines de semana. Pero cuando empecé a construir me encontré con los graves problemas que tienen los caminos para llegar a esa zona. La lluvia hace imposible llegar, no solamente los días que llueve sino los posteriores 3 o 4, por los huellones que quedan, y porque se junta el agua. No se puede entrar con el auto. No hay zanjón.'' Pero no es el único problema que presenta el barrio, de acuerdo a Prestera, ya que ''Tampoco hay iluminación en la zona en la que yo estoy. Y es un problema grave porque justo estoy en una cuadra rodeada por otras dos calles, Urdaniz y Chifflet, que también tienen serios problemas: calles de tierra con huellones, con anegamientos, con falta de zanjones. Se nota que no hay recolección de residuos ni nada por el estilo. Soy vecino de calle Matti 771''.

El tercer testimonio es de Daiana Varela, que explicó con claridad los motivos que llevaron a los vecinos de Los Pioneros a organizarse para dar a conocer la situación que atraviesan en el barrio desde hace mucho tiempo, y la lucha que están llevando adelante para revertirla: ''Estamos muy descontentos por la falta de mantenimiento de las calles del barrio, donde los días de lluvia dejan al desnudo esta problemática. El problema de las calles hoy en día es insostenible. Después de varios pedidos al municipio, y a la espera de que se cumplan las promesas, ver que todo sigue igual, y que después de cada lluvia los vecinos tenemos que apelar a todo tipo de estrategias para entrar y salir del barrio, se decidió hacer esta movida para que todos se puedan enterar de la situación lamentable por la que está atravesando el barrio, y para que conozcan la lucha y el cansancio que hoy en día tenemos los vecinos.''

Además de ser vecina del barrio, Romina Rusch forma parte de la Comisión Directiva de la Unión Vecinal. Ella relató a nuestra redacción que la agrupación ha mantenido diversas reuniones con funcionarios municipales -el intendente incluido- pero sin conseguir soluciones concretas respecto a todas estas problemáticas que les afectan el día a día.

''Este es un reclamo que data de años, de falta de mantenimiento continuo para el barrio, para que los vecinos puedan entrar y salir seguros de sus casas. Esto respecto a lo que es las calles, pero ni hablemos de lo que es la recolección de ramas que quizás pasan seis meses hasta que las levantan. Tampoco hay cruces de calles. Son reclamos de larga data, que muestran que el área de obra pública tiene una deuda con el barrio'' afirmó Rusch, sin poder ocultar la frustración en su voz, y el desencanto por haber anticipado todo lo que luego terminaría sucediendo. ''Nosotros esto lo venimos anticipando desde el mes de abril, en una reunión en la que estuve presente y en la que se le planteó al intendente la necesidad de prevenir lo que está sucediendo ahora, adelantándonos a la situación de la época de lluvias, del invierno, que genera muchas complicaciones para los vecinos. En ese momento el intendente se comprometió a realizar 14 cuadras de RAP que es lo que dijo que podían llegar a hacer, que tenían ya un cronograma de trabajo establecido hasta julio pero que en julio nos contactemos que esto se iba poder hacer posible. Así que, muy esperanzados, esperamos hasta julio, volvimos a solicitar una reunión, y la tuvimos en agosto. Participaron concejales y personal de obra pública. Y ahí nos desasnamos con que no había en ese momento RAP en Campana pero que ''en cuanto ingrese nuevamente nuestro barrio iba a ser prioridad por la promesa que había''. Nos dijeron que por el momento iban a estar realizando un mantenimiento provisorio en las calles que estaban más deterioradas, pero tampoco ocurrió'', añadió.



De acuerdo al testimonio de Rusch, los vecinos organizados del barrio no mantuvieron en absoluto una actitud pasiva. Presentaron un plano al municipio, con un relevamiento de todas las calles, marcando los lugares más críticos del barrio. También indicaron cuáles eran los cruces de calles más importantes que estaban faltando, y resaltaron la necesidad del zanjeo y de la recolección de ramas en un cronograma de índole semanal o quincenal.

''Pero de todo eso se cumplió poco y nada. La realidad hoy está a la vista. Hay vecinos que tenían agua de calle a calle, que se les inundó su casa, y la problemática va más allá de una calle con un pozo: va de que la gente tiene que dejar a tres cuadras su vehículo para poder llegar a su casa, totalmente embarrados, que no pueden salir a trabajar desde su casa, ni que hablemos si hay una emergencia. Venimos hace años reclamando un mantenimiento correcto de las calles y no ocurre. Estamos en promesas. Siempre tenemos que estar pendientes de esperar, de tener paciencia, y creemos que ya es un punto límite. Ya cuando uno necesita salir a trabajar, necesita llevar a los chicos a la escuela, tiene una emergencia y no puede salir de su casa, creo que son los límites que nos marcan. Esto viene pasando hace mucho, y ahora ya consideramos que son tiempos prudentes como para que alguien nos de una respuesta. Venimos hace mucho tiempo y la respuesta es siempre la misma. Es desidia'' aseveró la vecina e integrante de la C.D. de la Unión Vecinal barrial.


Aun en su claro hartazgo, Rusch confía y espera una solución: ''esperamos que todo esto tenga un final feliz y que de forma definitiva puedan cumplir con las promesas a las que se comprometieron. Nosotros no inventamos nada, tenemos las fechas de las reuniones, tenemos los datos que se hablaron y que se hicieron públicos. Esperamos que el municipio tome las riendas en este problema y nos dé una solución'', concluyó.

El último testimonio lo ofreció Karina Turlo, quien se contactó con nuestra redacción de forma independiente y que rápidamente hizo hincapié en las no-respuestas del Estado Municipal a los reclamos interpuestos por los vecinos. Manifiesta que el personal municipal no se presenta en el barrio, y que hace aproximadamente 5 meses le entregaron una carta al intendente Sebastián Abella que al día de hoy no ha tenido respuesta.


''El intendente sólo nos consiguió una entrevista con el gerente Víctor Ciapponi de EDEN. Desde ese momento hasta hoy, el barrio sigue en decandencia total. Para que vinieran a sacar las ramas de la puerta de mi casa tuve que llamar durante un mes todos los días al CEMAV y solo se llevaron la mitad'' comentó Turlo, quien además procedió a leer la carta que fuera enviada a Abella en su momento, y de la cual nunca obtuvo respuesta:

La carta comienza diciendo que ''A quince minutos en colectivo de la Municipalidad de Campana, a la vera de la ruta 6, existe un barrio llamado Los Pioneros que carece de servicios básicos tales como agua potable y cloacas, indispensables para la salud en comunidad, según la Organización de las Naciones Unidas. No sólo carece de agua y cloacas sino que también carece de red de gas, lo que hace que el barrio solo cuente con servicio eléctrico el cual no recibe mantenimiento ni mejoras. Tal es así que, como ejemplo, los cables de mi cuadra son de hace cuarenta años.''


Luego, prosigue explicando que ''el único servicio con el cual cuenta el barrio es el tendido eléctrico, y esto lo convierte en absolutamente dependiente del mismo lo que lleva a que cuando el servicio eléctrico se ve interrumpido inevitablemente nos quedamos sin agua debido a que la única forma de extraerla es a través de bombas. Esto nos convierte en un barrio totalmente carenciado, simil a cualquier barrio del Chaco impenetrable. Esto, a sólo quince minutos de la Municipalidad de Campana y de uno de los centros urbanos más rico de la provincia de Buenos Aires dada la gran cantidad de industrias radicadas en nuestra ciudad las cuales rigurosamente pagan sus impuestos para ser redistribuidos equitativamente en obras a toda la comunidad de Campana. Pero no sentimos que esto ocurra en nuestro barrio''.

Tal como lo manifestaron todos los anteriores vecinos, Los Pioneros tiene más de un problema grave. De acuerdo a Turlo, ''aparte de la falta de servicios básicos tales como agua, gas, y cloacas, se suma la falta de mantenimiento de las calles y las zanjas, las cuales el setenta por ciento no tiene cotas y pendientes que aseguren un escurrimiento mínimo del agua. Además, el estacionamiento de la misma genera focos de infecciones y olores nauseabundos''.


La carta continúa explicando el padecimiento que sufre el barrio cuando toca una racha de lluvias consecutivas: ''cuando llueve seguido, los problemas se multiplican. En temporada de lluvias, la falta de cotas y pendientes produce que las zanjas no desagoten rápidamente el caudal de agua haciendo que se formen piletones con cotas por encima de las pendientes de desagüe de las casas. Esto genera que no se pueda evacuar el agua, inundando las parcelas de los vecinos hasta cubrir los pozos ciegos, rebalsándolos, en algunos casos con riesgo de que estas aguas servidas puedan contaminar las napas de aguas blancas de las cuales cada vecino se nutre a través de bombas, ocasionando un riesgo sanitario tal que todo vecino está inevitablemente expuesto por no contar con un servicio de agua potable digno de cualquier ser humano.''

''Le exigimos al intendente saber cuál es el plan de obra previsto y qué proyecto tienen para nuestro barrio. Esto incluye la empresa proveedora del servicio eléctrico en nuestro barrio, o sea, cuál es el plan previsto por la empresa para mejorar el servicio deficiente que hasta la fecha se está brindando en cuanto al reemplazo de cableado suelto y de transformadores deteriorados; respecto a la iluminación pública, que no tenemos; a la poda de árboles que afectan el cableado, a las cámaras de seguridad, y al resto de todos los servicios que el municipio y el Estado nos están privando'', concluye la carta.


Turlo, quien aclaró a Código Plural que no pertenece ni a la Sociedad de Fomento ni a la Unión Vecinal, pero que sí es una vecina que paga religiosamente sus impuestos, afirmó que ''es terrible el desmejoramiento en el cual vivimos''. Por último, nos contó que hoy, viernes 2/11, se hizo presente en la Municipalidad para intentar concertar una reunión que tiene pendiente desde hace ya tres meses. ''Ellos se desentienden. La respuesta que me dieron hoy fue que el intendente salio de vacaciones y que no regresa hasta el 20. Siempre estamos esperando.''

Copyright © 2020 Código Plural. Todos los Derechos Reservados.

info@codigoplural.com.ar 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono Social SoundCloud