• Código Plural

Rodrigo Murillo: ''Amo este deporte, y lo voy a hacer hasta el día que ya no me dé más el cuerpo''

Actualizado: 12 de mar de 2019

Código Plural se contactó con Rodrigo Murillo, indiscutida figura del remo argentino desde hace más de diez años, oriundo de nuestra ciudad. Le consultamos sobre el nuevo Cuerpo Técnico del Equipo Nacional, sobre su actualidad deportiva, sus objetivos a corto y largo plazo, sobre Tokyo 2020, y también sobre la experiencia de remar en el Canal Alem con la Selección Nacional. Esto nos dijo:

Murillo, sonriente, a punto de embarcar en su single Empacher en la rampa del Campana Boat Club

Hace 20 años que rema. Es hijo de Javier Murillo, uno de los más emblemáticos entrenadores que ha tenido el remo argentino en su historia, multicampeón con el Campana Boat Club en la década del '90. Pero de ninguna manera es ''hijo de'': Rodrigo Murillo hace mucho tiempo que es por mérito propio uno de los mejores -sino el mejor- remeros de la Argentina y de América Latina, y lo ha ratificado durante este 2019 en el que ha sido el más destacado en las evaluaciones.


Código Plural se comunicó con el remero del Club San Fernando, oriundo de nuestra ciudad, para charlar sobre diversos temas: el nuevo Cuerpo Técnico Nacional; su presente deportivo, el abandono de la Pista Nacional de Remo de Tigre y su ''reemplazo'' por la laguna de Nordelta; sus metas deportivas para el corto y el largo término; su rol como entrenador; y su evaluación de Campana y el Canal Alem como sede alternativ del remo argentino.

  • ¿Cómo ves esta nueva etapa de la Selección, con el nuevo cuerpo técnico Susini/Enriquez/Scuri/Hereñú más el ''Pollo'' Fernández como manager y Cambareri como head coach ''a distancia''?

La veo bien, estamos trabajando, se está poniendo muchas ganas. El Cuerpo Técnico con Jorge Enriquez y Pablo Susini acá en Buenos Aires, y Martín Cambareri como head coach, que desde Inglaterra manda todos los entrenamientos y nos corrige vía videos que a diario le envían los entrenadores de acá, viene funcionando muy bien. Martín nos manda el plan de entrenamiento desde allá, y acá Enriquez y Susini lo ejecutan. La verdad es que hasta ahora todo viene bastante bien.


Con Santiago Fernández, ''el pollo'', como manager, las cosas se aceitaron bastante porque es un ex remero y sabe bien las cosas que necesitamos. Además está siempre muy pendiente de nosotros. Desde que está él los remeros estamos mucho más tranquilos porque sabemos que estamos respaldados por alguien que realmente entiende del tema y que sabemos que no nos va a dejar de lado porque él estuvo en la misma situación que nosotros durante mucho tiempo. Así que yo, personalmente, estoy muy contento con esta nueva etapa.

Los últimos preparativos antes de comenzar la evaluación de 5K en el Canal Alem
  • Fuiste el mejor Senior A pesado en las últimas dos evaluaciones en el agua realizadas en Campana, y vas camino a tus terceros Juegos Panamericanos. ¿Cuál es la clave para mantenerse tanto tiempo como el mejor o, al menos, como uno de los mejores remeros del país?

La única manera para mantenerse ahí arriba durante tanto tiempo entre los mejores de Argentina es entrenando mucho. Yo ya tengo casi 20 años de experiencia en mi carrera como remero. Mamé de chico todo lo que es el remo gracias a mi papá y a una familia de deportistas que me rodea. Así que de a poquito me fui metiendo, y hoy por hoy soy también entrenador de la Escuela Municipal de Remo de Tigre.


La clave es la constancia. Yo tengo muchísima constancia para entrenar. Sé siempre lo que tengo que hacer, conozco muchísimo mi cuerpo, cuando está cansado, cuando no, cuando por ahí es solo un poco de maña. Para mantenerse entre los mejores hay que darle duro todos los días, levantarse 5:30 de la mañana para entrenar 3 horas, y luego a la tarde otro turno más, y teniendo claro que no existen ni sábados ni domingos ni feriados: todos los días se entrena igual, y siempre con mucha intensidad. No hay otra clave. Es darle duro, duro todos los días.

  • Se mudaron de la Pista Nacional de Tigre hacia Nordelta. A priori es un escenario superador, pero lo ideal sería recuperar la Pista Nacional o hacer una o varias en otros lugares del país. ¿Dónde te parece que se podría hacer una pista nacional, que incluya gimnasio y hospedaje, como el Centro de Entrenamiento Olímpico de Curauma que tiene Chile?

La Pista Nacional ya no daba para más. Todo lo que la rodea está cada vez más lindo: colocaron palmeras, arreglaron toda la costa, y el Centro de Alto Rendimiento compuesto por gimnasio y sala de masajes, está ubicado ahí en la Pista Nacional y está muy bien. Pero lo que es el agua está cada vez peor. Ya no hay profundidad prácticamente; baja una cantidad enorme de mugre permanentemente, y para nosotros que entrenamos en el agua se nos hace imposible. Es imposible entrenar en un lugar así. Por eso es que es una suerte habernos podido mudar a Nordelta, que tiene un lago de 2600 metros de largo, y su agua es verde, casi transparente, y ahí estamos re bien. Hoy nos trajeron incluso los baños químicos -porque no teníamos baños-, así que estamos diez puntos. Así es que la parte ''de agua'' la hacemos en Nordelta, y la parte en tierra, o sea, gimnasio, remoergómetro, reuniones, videos, etc, la hacemos en la Pista Nacional.

Murillo ayudado en embarque por Gustavo Pacheco, entrenador del Club de Regatas Rosario, ex Selección Nacional

Y para desarrollar una nueva pista nacional de remo por suerte hay muchos lugares y opciones. En Córdoba hay un lugar lindo... yo había escuchado que en su momento Sergio Fernández (remero olímpico, campanense) había hecho un proyecto para hacerla en Campana ahí cerca de Otamendi... pero bueno... en Europa hay muchísimas, estamos hablando de más de 50 pistas artificiales. Son piletas de natación que se cavan a 4 metros de de profundidad, y toda la tierra que se saca se pone a los costados tipo paredón para que no moleste el viento. Son rectángulos perfectos donde se puede entrenar y remar de forma óptima. Pasa que hay que invertir un montón de plata en un deporte que no genera ganancias, que no tiene exposición mediática, que no tiene apoyo. Siempre hablando del ámbito nacional, porque en Europa la situación es otra, el remo allí es uno de los deportes de élite. Pero acá en Argentina es un deporte amateur al que no se le da mucha bola. Por eso es que es muy improbable que alguien quiera hacer algo así, una inversión como esta.


Y lagos artificiales en Argentina hay un montón. Hay un montón de espejos de agua aptos, hermosos y espectaculares, donde se puede hacer un boyado albano como en Bolivia. A Bolivia nosotros fuimos para los XI Juegos Suramericanos el año pasado, pensando que íbamos a ir a un lugar sin nada, que iba a ser un desastre, y nos encontramos con una pista olímpica. Increíble lo que montaron allí, y si Bolivia pudo hacerlo ¿por qué no Argentina? Chile tiene dos pistas olímpicas, Brasil tiene tres, y Argentina no tiene ni una. Es un desastre. Ojalá algún día tengamos una, pero yo no creo que llegue a verla como remero. Con suerte pueda aspirar a verla como entrenador.

''Creo que este año vamos a poder clasificar en el Mundial. Vamos a dar todo por nuestro objetivo que es meternos entre los 11 mejores botes del mundial y, de esa forma, sacar boleto a Tokyo'' aseguró Murillo

4- Faltan 508 días para Tokyo 2020. A falta de un año y medio, ¿estás mejor o peor parado, en comparación a Londres 2012 y Rio 2016? ¿Pensás mucho en Tokyo, o vas ''paso a paso, regata a regata''?


Yo la verdad que los días no los cuento, porque trabajo mucho en el día a día. No pienso en Tokyo. No pienso de acá a tanto tiempo. Me pongo metas cortas, objetivos a corto plazo, por ejemplo el selectivo que viene que es ahora a finales de marzo, en el cual quiero clasificar y estar en el mejor bote de Argentina. Y de ahí, a pensar en la primera World Rowing Cup I (Plovdiv, Bulgaria, del 10 al 12 de mayo), luego a pensar en los Panamericanos de Lima (del 26 julio al 11 de agosto), y después de los Juegos pensaremos en el Mundial (del 25 de agosto al 1 de septiembre en Linz Ottensheim, Austria) para clasificar a Tokyo.

Pero sí, mi sueño, tras intentar ir a tres Juegos Olímpicos y quedar afuera, es terminar mi carrera yendo a uno y corriendo una final. Creo que, al menos por este año, los dos grandes objetivos son los Juegos Panamericanos de Lima primero, y la clasificación olímpica en el Mundial de Austria luego.

En comparación con Río 2016 y con Londres 2012... por ahí en Río 2016 estaba muy bien físicamente, al igual que ahora, pero el paso del tiempo y la experiencia me enseñaron a darme cuenta cuando mi cuerpo está cansado y necesita descanso, para luego poder meter más horas y más turnos de trabajo de calidad. Por ahí pasa la clave, ese click que hay que dar para ir en búsqueda de la clasificación a Tokyo 2020.

Con Martín Lasserre en dos sin, Murillo estuvo a un segundo de clasificar a Rio 2016

Para la regata de clasificación olímpica a Río 2016, en Lucerna, Suiza, clasificaban dos botes y nosotros (junto a Martín Lasserre, del Club de Regatas La Plata, en dos sin timonel) salimos terceros a 1 segundo. Estuvimos muy muy cerca, nos quedamos en la puerta. Pero yo creo que este año vamos a poder clasificar en el Mundial, y vamos a dar todo por nuestro objetivo que ese ese: meternos entre los 11 mejores botes del mundial y, de esa forma, sacar boleto a Tokyo.


5- Sos entrenador en la Escuela Municipal de Remo de Tigre, y ''respirás remo'' desde que naciste prácticamente. ¿Por qué te parece que hay tanta dificultad para formar un equipo femenino numeroso y fuerte?


Así es, este es mi cuarto año como entrenador en la E.M.R.T. y respiro remo desde que nací. Mi papá fue remero del Club de Regatas La Marina, luego de la Selección, luego entrenador del Campana Boat Club y también de la Selección. Yo arranqué como timonel a los 10 años, porque me lo pidió un día mi papá que me dijo ''necesito que vengas a timonear un bote porque el timonel está enfermo y no puede venir''. Así que fui, lo hice, me gustó, y me empezó a llevar más seguido. A los 12 años ya gané mi primer Campeonato Sudamericano como timonel, ahí me copé, y cuando ya no entré más en el bote como timonel comencé a remar y le empecé a dar. Hoy en día amo este deporte, y lo voy a hacer hasta el día que ya no me dé más el cuerpo.

El remero de casi dos metros junto a sus alumnos de la Escuela Municipal de Remo de Tigre, donde es entrenador desde hace cuatro años

Respecto a las dificultades para lograr armar un equipo femenino... yo creo que acá en Argentina no se le da tanta bola a las mujeres como se le da a los hombres. La mayoría de los resultados que se obtuvieron a nivel nacional e internacional fueron masculinos, aunque no podemos olvidarnos que María Julia (Garisoaín) tuvo una excelente carrera con grandes resultados, y que Laura Abalo y María Gabriela Best fueron también dos grandes remeras que consiguieron muchos buenos resultados internacionales, como una medalla dorada en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, y en su momento estuvieron entre las mejores del mundo. Pero si ponés los números en la balanza, está 10 a 1 más o menos la cosa. Cada 10 hombres que surgen sale 1 mujer buena.


Hoy en día tenemos a María Sol Ordas que es la mejor remera que hay en Argentina... y bueno, ojalá que el número de mujeres se incremente en los próximos años. Ojalá algún día tengamos un equipo femenino fuerte, para poder arrasar en los medalleros con ambas ramas, y para que empiecen a meterse también en el nivel mundial.

6- Qué te pareció el Canal Alem como sede de regatas selectiva?


Yo remé desde chico en el Alem, a mi me encanta. Es un canal que tiene 15 kms. de largo y muy poca correntada en comparación con otros lugares. Tuvimos justo la gran mala suerte de que en esos días estuviera lleno de camalotes, lo cual perjudicó mucho la prueba. Pero en sí todos mis compañeros de Selección opinaron lo mismo: que les gustó mucho el lugar, que el canal está espectacular, que es muy tranquilo. Incluso les gustó la ciudad, y dijeron que estaría bueno empezar a concentrar acá por lo menos para sumar kilómetros y para que estemos todos juntos, ya que en la Pista de Remo no se puede remar más. Si no es en Nordelta, que sea en Campana.


Además, a mi me gusta mucho porque allí están mis amigos, mi familia, y aparte porque voy al Boat Club y conozco a todos los trabajadores, a todo el mundo, y me siento como en casa. Ahí me crié, básicamente.

Copyright © 2020 Código Plural. Todos los Derechos Reservados.

info@codigoplural.com.ar 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono Social SoundCloud