• Código Plural

Reflexiones de educación y política (por Marisa Leiss)

¿La educación es un bien de mercado? ¿ es un privilegio? ¿es un gasto? ¿es política?

Pienso la idea de que la educación, y dentro de ella la escuela, es política porque el aula es el primer espacio donde se practica el diálogo. O al menos, donde se debería practicar.


A veces no entiendo cuando escucho a funcionarios, y otros, que no se cansan de repetir que educación y política van en caminos separados. Y es ahí donde para argumentar ese gran error debo remitirme a una parte del diseño curricular del Nivel Inicial, que es lo que da marco a la tarea docente:

“(...) Incluir y reconocer son dos de las finalidades claves de la educación formal temprana, en tanto constituyen un pilar ético y político de la tarea cotidiana de enseñanza”.

¿Por qué creemos que la tarea de enseñanza no tiene carácter político? La escuela -y particularmente el jardín- es el primer espacio público con el cual interactúan niñas y niños. Según la expresión de Carlos Cullen: "la escuela es el ámbito de vigencia de lo público o todavía mejor expresado, es un ámbito donde debemos construir un espacio público".

Desde la primera sala del Nivel Inicial a la cual ingresan, los niños van construyendo representaciones acerca de lo justo y lo injusto, lo igual y lo diferente, lo propio, lo ajeno y lo compartido, entre otras múltiples nociones relevantes para su inserción en el ámbito público. Esto significa que la educación es pública en tanto se concibe como acción política.


También no hay que olvidar que las acciones políticas, la devaluación y la inversión impactaron en el sistema educativo, siendo la educación tratada como un bien de mercado, desfinanciando el sistema en lugar de realizar la inversiones necesarias para garantizar nuestros derechos, el derechos de todos. Sabemos que la educación no es un privilegio, que no es un gasto, pero sí, es una inversión a futuro. Por lo tanto recortar en educación es recortar ese futuro.


Continuando con el planteo inicial, si los niños construyen representaciones, ¿que pasa con ellas al llegar a adultos?, ¿se deja la empatía, se deja lo justo, se deja de reconocer en el otro parte de la razón, a matizar sus creencias, a saberse unidos en el destino común de la sociedad de la que forman parte?


Es muy necesario bregar por una educación que nos enseñe a pensar y no a obedecer, que no calle las voces del pueblo. Hay que ir tras “prácticas educativas progresistas”, tal como las llama Freire, que procuran al enseñar los contenidos, develar la razón de ser de los problemas sociales, que busca inquietar a los educandos, desafiándolos para que perciban que el mundo puede ser cambiado, transformado o reinventado.


Contar con un sistema de educación sano y fuerte es una condición esencial para todo país que aspire a tener futuro.


Marisa Leiss

Movimiento Mayo - Suteba

Copyright © 2020 Código Plural. Todos los Derechos Reservados.

info@codigoplural.com.ar 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono Social SoundCloud