top of page

Otra bochornosa sesión en el HCD: Lo que no se vio

Compartimos un video y una crónica de lo que fue la sesión del Concejo Deliberante del pasado jueves, que tuvo al ''Caso Seguín'' como plato fuerte, y que incluyó tres llamados a cuarto intermedio, peleas entre el público y la presidencia, entre el público y concejales del oficialismo, y la presencia de una docena de efectivos de la Policía en la puerta del Palacio Municipal. El video, de 38 minutos, muestra todo lo que la transmisión oficial no incluyó, y todo lo que pasó en los tiempos muertos de los cuartos intermedios.

Militantes feministas colmaron el Palacio Municipal para repudiar la reincorporación de Martín Seguín, acusado de abuso sexual y coacción contra una ex trabajadora municipal, a la secretaría de Prensa y Comunicación del Municipio.

Todas las sesiones ordinarias del HCD de Campana en este 2024 han tenido episodios lamentables, que han incluido gritos, peleas, acusaciones cruzadas, discusiones interminables sobre el reglamento interno, y conflictos entre la presidencia y el público asistente. Pero lo de este jueves traspasó todos los límites.


La sesión tuvo tres llamados a cuarto intermedio, una cantidad sin precedentes y que ilustra de principio a fin las enormes dificultades que existen en el poder legislativo local para lograr una mínima convivencia democrática.


¿Qué pasó ayer? En la Orden del Día había una nota presentada por una gran cantidad de colectivas y organizaciones feministas, de repudio a la re-contratación como empleado municipal de Martín Seguín, secretario de Prensa y Comunicación acusado de abuso sexual y coacción por una ex empleada municipal, en una causa en plena actividad que ya lleva más de 4 años. Tanto la prensa como los concejales recibieron durante el día una versión de la Orden del Día que incluía ese proyecto.

Pero al llegar a la hora de la sesión, ese ítem desapareció. Y no hubo una explicación oficial de la presidencia hasta que la concejala Julieta Ramírez la exigió de forma explícita desde su banca.

Tras varios minutos de dudas e incertidumbre, finalmente llegó una respuesta, de la mano del segundo hecho extraño e irregular de la noche: la secretaria del HCD, Cristina Del Mármol, tomó el micrófono -probablemente acatando una directiva ''de arriba''- y dio una extensa explicación en la que, básicamente, se hacía cargo de un ''error administrativo'' al haber aceptado la recepción de una nota que no estaba firmada por personas de carne y hueso, identificadas con nombre y apellido, sin por los nombres de las organizaciones. Lo que se dice, la secretaria ''se inmoló'' por la causa, ante el silencio generalizado del bloque oficialista. Inmediatamente después, una de las militantes del público asistente explicó que hay una razón de peso por la cual no firman las notas con nombre y apellido, y es para evitar las amenazas que ya han sabido recibir de parte de Seguin y/o de su entorno.
Efectivos de seguridad privada en el Salón Blanco del HCD. Primero enviaron mujeres, y luego hombres. En ambos casos, se retiraron con las manos vacías pues tanto las militantes feministas como los periodistas se quedaron en el recinto.

La disconformidad del público presente ante las explicaciones proporcionadas por la secretaria del HCD llevó a un agitado intercambio que motivó el primero de los cuartos intermedios solicitados por la presidenta del cuerpo, Karina Sala. En los 10 minutos reglamentarios del mismo, las representantes de las organizaciones feministas cumplieron con el pedido de firmar la nota con nombres y apellidos, y luego la entregaron a las autoridades. De todas maneras, la nota nunca fue leída.


Tras el primer cuarto intermedio, la sesión prosiguió. Al retorno de las autoridades del cuerpo, lo primero que sucedió fue la lectura del artículo 134 del reglamento interno, que, básicamente, prohíbe el ruido y las interrupciones de la sesión por parte de la ''barra'', como se denomina al público asistente (terminología que, una vez más, causó malestar entre los asistentes).

La indignación fue generalizada en el público asistente cuando el bloque oficialista y el bloque libertario votaron en contra del tratamiento sobre tablas del proyecto de repudio a Seguín.

Luego llegó el momento del tratamiento del Expediente N° 21756, el segundo ítem del Orden del Día (al menos de su primera versión) que contenía un repudio a Seguín. Se trató de un proyecto de resolución del bloque de Unión por la Patria ''expresando enérgico repudio sobre el retorno del Sr. Martín Seguín como Secretario de Prensa y Comunicación de este Municipio''. La bancada peronista pidió que el expediente se trate sobre tablas, y luego Julieta Ramírez explicó de qué se trataba el proyecto.

Si bien Ramírez pidió de antemano que, por la gravedad del tema, le respetaran el curso de su alocución, fue interrumpida por la presidenta del HCD, Karina Sala, que pidió dar lectura al artículo N°111 del reglamento. El mismo dice: ''Son absolutamente prohibidas las alusiones irrespetuosas y las imputaciones de mala intención o de nombres ilegítimos hacia los poderes municipales y sus miembros''. ''Ud. está afirmando cosas que no tendría por qué afirmar'', le dijo Sala a Ramírez, antes de que esta retomara su alocución. Una vez que finalizó con ella, el público presente estalló en aplausos.


Luego quien pidió la palabra fue el concejal libertario Maximiliano Corio, quien expresó su deseo de dejar clara su postura sobre la cuestión. A grandes rasgos, dijo que ''un violador es una persona que no tendría que salir nunca de la cárcel, y si es posible en una celda de 1x1'', que lo que hay es una investigación, una denuncia, y no una sentencia, y que ''hasta que no haya una sentencia firme no podemos hacer una caza de brujas''. Inmediatamente, los abucheos y los gritos de las militantes feministas se dirigieron hacia él, lo que provocó el segundo pedido de cuarto intermedio por parte de Sala.

La foto: el momento en que los concejales oficialistas y el monobloque libertario votaron en contra.

Durante este hiato apareció por primera vez la seguridad privada. Un par de mujeres con uniforme se acercaron al grupo de militantes para decirles que habían sido enviadas para retirarlas del lugar. Las dos trabajadoras de seguridad escucharon los argumentos de las militantes, que les explicaron que no estaban haciendo nada malo y que de ninguna manera se iban a retirar, y finalmente todo siguió igual.


Luego se acercó un uniformado hombre, que mantuvo un diálogo con varios otros hombres presentes en el público, y con el concejal peronista y sindicalista Walter Piriz. Pero tampoco nada pasó. Mientras esto sucedía, el concejal Corio discutía con concejales peronistas -especialmente con Leonardo Midón- al tiempo que era increpado por las militantes.

El concejal de La Libertad Avanza, Maximiliano Corio, discutiendo durante el último de los tres cuartos intermedios con la concejala Julieta Ramírez.

Tuvo que pasar más de una hora para que la sesión continúe su curso. Sala pidió a Del Marmol leer por segunda vez el artículo 134 del reglamento. Tras la lectura, Sala expresó ''si ninguno de los otros bloques pide la palabra, voy a pedir la votación las tablas del expediente 21756''. Por la positiva levantaron la mano los seis concejales peronistas. Por la negativa, los restantes catorce. Y allí sucedió la explosión de las militantes en el público, indignadas, que señalaron como ''encubridores'' y ''cómplices'' de Seguín a todos los concejales del oficialismo, y mencionando especialmente a las mujeres del espacio, por su falta de empatía de género.

Dos patrulleros y una docena de efectivos policiales de la bonaerense, dispuestos en la entrada del Palacio Municipal, cerca de la medianoche.

Tras varios minutos de gritos, acusaciones, e indignación generalizada del público asistente, se produjo un retiro masivo de personas del recinto, y la sesión siguió su curso. En la puerta del Palacio Municipal, en ese momento, había dos patrulleros y una docena de efectivos policiales.


VIDEO COMPLETO

Este compilado de 38 minutos, focalizado en el Caso Seguín, muestra todo lo que la transmisión oficial no incluyó, y todo lo que pasó en los tiempos muertos de los cuartos intermedios.

Ante situaciones de violencia de género podés comunicarte de manera gratuita las 24 hs., los 365 días, a través de un llamado al 144, por WhatsApp al 1127716463, por mail a linea144@capitalhumano.gob.ar y descargando la app. Incluimos la comunicación por videollamadas para personas Sordas e Hipoacúsicas.


Comentários


bottom of page