• Código Plural

Ni una menos, también con discapacidad (por Mónica Navarro)

Con motivo de un nuevo 3J, las feminidades salimos a las calles al grito de #NiunaMenos. A mi edad, sólo puedo decir que voy deconstruyéndome, y así poder tener una mirada amplia de lo que Implica la violencia en las Féminas. Como mi pilar es la discapacidad, me gustaría poder escribir algunas cuestiones que es muy constructivo saber.

Imagen: Mujeres para la salud

Teniendo en cuenta algunos informes realizados por asociaciones dedicadas a defender y observar el cumplimiento de los derechos de las personas con discapacidad (PCD), haré hincapié en el Plan Nacional contra la violencia hacia las mujeres, en el que no se transversaliza la Discapacidad.


A partir de esto un aspecto fundamental, la concientización, donde se intenta un protocolo especial, que desde el vamos es discriminatorio. Lo correcto sería planificar un protocolo de atención inclusivo, que sirva con el apoyo en cada caso. También carece de perspectiva en Discapacidad. Las niñas y mujeres NO son mencionadas en este Plan.


Así como tampoco hay datos estadísticos sobre violencia hacia las Mujeres con Discapacidad. Lamentablemente no incorpora nada para que una mujer de cualquier edad con discapacidad, víctima de violencia, reciba una atención equitativa con respecto al resto.

Navarro, es activista por los derechos de las personas con discapacidad. Presentó varios proyectos en el HCD y todos los años realiza la Caminata por el Día Mundial del Sindrome de Down

Por otro lado, según informan, se ha realizado una encuesta nacional lanzada por organizaciones de la sociedad civil, en la que las Mujeres con Discapacidad están ausentes.


Hablando de la atención al 144, que es el número para denunciar casos de violencia durante las 24 horas. Es sólo eso útil para un colectivx, pero no para todxs. Este dispositivo para las Mujeres que tienen Sordera o Hipoacúsia resulta un tanto inútil. Motivo por el cual quedan fuera del servicio y eso las deja, un mas, vulnerables ante la situación de violencia.


También si mencionamos lo que existe y no es útil en algunos casos, debemos mencionar los test de embarazo que son visuales. Para una Mujer disminuida visual o con Discapacidad visual, se ve condicionada a tener un apoyo que lea el resultado.

Mujeres con discapacidad intelectual que deben vivir en hogares, con imposiciones en torno a su vida, de que comer, que hacer, etc. Olvidándose de su subjetividad. Olvidándose del respeto por la persona.


Administración de anticonceptivos sin mediar temor a alguna consecuencia.

Nadie se pregunta por el cuerpo de las mujeres con discapacidad, sólo van actuando instantáneamente sobre ellas, desde que nacen, cuestionando la genitalidad y el derecho a sentir.


Es sumamente importante que todxs tengan claro que las PCD, en este caso Mujeres, NO SON ASEXUADAS, sienten como cualquier otra persona.


Muchas veces somos partícipes de jóvenes o adultas que son encerradas en sus hogares, por miedo de las familias a enfrentar la realidad natural de las mismas.


Eso es violencia también.


Como podemos ver, parece una utopía, desear tener una vida plena de participación en la sociedad, cuando se es una Mujer con discapacidad. Así como también llevar adelante una vida plena sobre sus derechos sexuales.


En lo que respecta a cargos políticos tenemos a una mujer con Discapacidad Motriz, la vicepresidenta Gabriela Michetti, quien siempre aclara y expresa que hoy es más difícil ser mujer que Persona con discapacidad. Estos dichos la alejan de una visión sobre las mujeres con Discapacidad y el paradigma de los Derechos humanos y por ende de la reivindicación de los derechos de la PCD.

En empleos, también se nota diferencias entre mujeres y hombres con discapacidad para obtenerlo. Claramente los cargos que se solicitan son ocupados por hombres o jóvenes varones, en su gran mayoría.


En salud, hay falencias en cuanto a camillas y consultorios accesibles, especialmente en controles ginecológicos para mujeres con discapacidad motora. El Estado todavía no incorporó accesibilidad en los centros de salud, incumpliendo las leyes vigentes.


Para ir finalizando, esto también se ve en los casos de los abortos no punibles (cuando está en riesgo la salud o la vida de la mujer y cuando hay casos de violación). Pasa con mucha frecuencia en mujeres con discapacidad intelectual, quienes después de ser abusadas quedan embarazadas, y aun estando presente en el Código Penal, no se cumple con llevar a cabo la acción, quedando ellas aún más vulnerables. Y lo que es también lamentable, se olvidan que detrás de cualquier tipo de Discapacidad, hay un Sujeto de Derecho.


Esto es todo lo que deseaba compartir. Esto también es maltrato, ir en contra de los derechos, vulnerar ante la sumisión. La Mujer con Discapacidad también sufre. Pero muchxs no lo alcanzamos a ver, por ingenuidad, comodidad o falta de información.

“NI UNA MENOS, VIVAS, LIBRES, CON DISCAPACIDAD Y CON DERECHOS NOS QUEREMOS”

Por Mónica Navarro

Activista por los derechos de las PCD

Copyright © 2020 Código Plural. Todos los Derechos Reservados.

info@codigoplural.com.ar 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono Social SoundCloud