top of page

Milei busca desfinanciar el INAMU, presidido por el campanense ''Buco'' Cantlon

La ''Ley Omnibus'' busca pasar la entidad a la órbita de la secretaría de Cultura de la Nación, y suprimir su financiamiento fijo por parte de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Por este motivo, una enorme cantidad de artistas -entre los que se destacan Charly García, La Renga, Gustavo Santaolalla, Nito Mestre, Pedro Aznar, León Gieco y Marilina Bertoldi- repudiaron el proyecto, y aseguraron que ''Los derechos no se recitan, se conquistan y se defienden''. En esta nota, contamos con el testimonio de Diego Boris, reconocido músico que presidió el instituto durante dos períodos, quien nos explicó el enorme peligro que corre la entidad en caso de ser aprobada la Ley.

Si la ''Ley Ómnibus'' prospera, la insaciable motosierra de Javier Milei recaerá también fuerte sobre la cultura nacional. Es por eso que numerosos y destacados músicos y artistas se unieron para repudiar el proyecto que busca desfinanciar el INAMU, y quitarle su autonomía.

El Instituto Nacional de la Música (INAMU) es un ente público no estatal que, de acuerdo a su estatuto, tiene por objetivo el fomento, apoyo, preservación y difusión de la música argentina. La Ley que instituyó la entidad [click acá] fue sancionada a finales de 2012 y promulgada en 2013 hace exactamente 11 años, el 8 de enero de 2013.


Dice Eduardo Fabregat (editor de la sección Cultura & Espectáculos de Página/12) que "esta ley no fue iniciativa de ningún político, ni oficialista ni opositor, sino el resultado del concienzudo trabajo de los mismos músicos, que bregaron durante seis años y se bancaron pausas y retrocesos sin bajar los brazos". Cabe destacar que se trata de una ley que contó con un consenso total en el Congreso, ya que logró aprobación unánime en ambas cámaras, es decir, que contó con el apoyo tanto del oficialismo y de la oposición de aquel entonces.


El INAMU, en la actualidad, cuenta con una particularidad que enlaza a la entidad con nuestra ciudad: quien fue elegido presidente para el período 2022-2026 fue Bernabé Cantlon, conocido por todos como ''Buco'', y por su rol de líder, vocalista y guitarrista de ''Lash Out'', una de las bandas más emblemáticas de Campana que, a decir verdad, trascendió por mucho las fronteras de la ciudad. Buco también forma parte de la banda de rock alternativo ''Boom Boom Kid'' como guitarrista. Junto a él, fue elegida para el rol de vicepresidenta Charo Bogarín, ''La Charo'', cantautora formoseña que, además, es actriz, gestora cultural y comunicadora social.

Presente y pasado del INAMU: ''Buco'' Cantlon junto a Diego Boris. El primero es el actual presidente del ente, y el segundo lo fue durante los períodos 2014-2018, y 2018-2022.

Previo a la asunción de Buco como presidente del INAMU, quien ejerció esa función durante dos mandatos fue el músico y docente Diego Boris, vocalista y guitarrista del trío de rock La Tolva, y pieza clave para la creación y puesta en funcionamiento de la entidad.


Entre las funciones más importantes del INAMU se encuentran:


  • Promover y fomentar la actividad musical en todo el país.

  • Proteger la música en vivo, fomentando los establecimientos donde esta se realice.

  • Fomentar la producción fonográfica y la de videogramas nacionales, su distribución y su difusión.

  • Ayudar a los músicos a conocer los alcances de la propiedad intelectual, de las instituciones de gestión colectiva, y de aquellas instituciones que defienden sus intereses y derechos como trabajadores.

  • Contribuir a la formación y perfeccionamiento de los músicos en todas sus expresiones y especialidades, y estimular la enseñanza pública.


¿Qué sucede hoy con el INAMU?


El INAMU, tal como lo conocemos, podría desaparecer. O para ser mas precisos, podría desnaturalizarse por completo, perder su autonomía y, lo que es más grave, ser desfinanciado hasta ya no poder cumplir función alguna.

Esto es así porque el proyecto de ''Ley Omnibus'' que el presidente Javier Milei envió al Congreso busca pasar la entidad a la órbita de la secretaría de Cultura de la Nación, y que desde ella sean propuestos y asignados los fondos, lo que despeja el camino tanto hacia la desfinanciación como a la pérdida de la independencia del Instituto.

Descargá el PDF completo de la Ley Ómnibus a continuación:

PROYECTO PEN - Bases y Puntos de Partida para La Libertad de los Argentinos
.pdf
Descargar PDF • 1.75MB

¿Por qué ''desfinanciación''?


Para explicar esto, primero debemos señalar cómo se ha financiado la entidad desde su génesis en 2013 hasta hoy.


La ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (26.522), conocida como "Ley de Medios", fue sancionada y promulgada en octubre 2009, y prevé una serie de gravámenes a los titulares de licencias por la comercialización de publicidad, programas, señales, contenidos, abonos, etc. De todo lo que se recauda, la Ley indica que el 2% debe destinarse a financiar el INAMU. Otros entes que son financiados a través de lo recaudado por la Ley 26522 son el INCAA (25% del total), el Instituto Nacional del Teatro (10%), el AFSCA (28%), la Radio y Televisión Argentina S.E. – RTA S.E. (20%), la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual (5%). Finalmente, un 10% del total se utiliza para financiar proyectos especiales de comunicación audiovisual, y para apoyar a servicios de comunicación audiovisual, comunitarios, de frontera, y de los Pueblos Originarios.

A través de este sistema de financiación garantizado por Ley, el INAMU se asegura un ingreso de dinero fluctuante pero permanente, y 100% libre de arbitrariedades. Ninguna persona u organismo puede en este caso decidir ''a dedo'' un monto a otorgarle.

Esta no es la única fuente de financiación del INAMU, pero sí la más importante. Las demás están detalladas en el artículo 25 de la Ley N° 26.801 (de creación del INAMU), y entre ellas se mencionan multas, intereses, y recargos; contribuciones y subsidios; venta de bienes y locaciones de obra o de servicios; recaudaciones de eventos organizador por el INAMU, y la comercialización de espacios de publicidad.


El proyecto de Ley Ómnibus (en su capítulo III ''Cultura'', sección II ''Instituto Nacional de la Música", artículo 584) propone, justamente, sustituir el artículo 25 original por uno nuevo que no se le parece ni un poco. El nuevo texto dice:

"ARTÍCULO 25.- Los fondos destinados al INAMU serán propuestos y asignados por la Secretaría de Cultura de la Nación u organismo que en el futuro la reemplace, dentro del Presupuesto General de la Nación".

Por razones por demás comprensibles, el presidente en funciones del INAMU, Buco, tomó la decisión momentánea de no realizar declaraciones. Pero quien sí lo está haciendo en cada ocasión que se le presenta, como cabal defensor de la música y de los trabajadores de la industria y de la actividad musical en el país es su antecesor, Diego Boris, quien muy amablemente habló con nosotros.


Boris nos explicó con notable claridad y crudeza el peligro que corre el INAMU si el gobierno nacional logra convertir su proyecto en Ley: ''Le sacaría uno de sus principales ingresos, porque el INAMU tiene ingresos mixtos, los que genera a través de distintos convenios, a través de lo que se logra por licencias, por material que es propiedad el INAMU, pero sobre todo le sacaría el financiamiento que tiene que ver con los gravámenes que salen de la publicidad y de situaciones donde la música está presente. O sea que sería prácticamente desaparecer lo que es el órgano de fomento que conocemos hoy".

En criollo: el gobierno quiere sacarle al INAMU todas las fuentes de financiamiento que tenía hasta ahora, y reemplazar eso por fondos no establecidos ni determinados (por ende, desconocidos), y entregados de forma arbitraria por el Estado.

¿Por qué ''pérdida de independencia''?


Acá estamos ante un caso que no solo preocupa sino que, además, sorprende: el proyecto de Ley Ómnibus buscar tomar un ente público no estatal y estatizarlo, o sea, todo lo contrario a la línea ''liberal-libertaria'' del gobierno nacional. Esto se desprende de su artículo 580 que plantea sustituir el artículo 5º de la Ley N° 26.801:


"ARTICULO 5º — Naturaleza jurídica. El INAMU, como ente público no estatal, se rige por el estatuto y reglamento interno que elabore el directorio y apruebe la asamblea federal y por las normas que le sean aplicables conforme a su naturaleza jurídica, objeto y funciones".

...por el siguiente:

"ARTÍCULO 5º.- Naturaleza jurídica. El INAMU se constituye como un organismo descentralizado en la órbita de la Secretaría de Cultura de Nación, o la que en un futuro la reemplace. El mismo estará a cargo de un Directorio compuesto por un Director Ejecutivo y un representante de la Secretaría de Cultura de Nación, o la que en un futuro la reemplace. Con excepción del Director Ejecutivo, el resto de las integraciones serán ad honorem".

Como puede observarse, si el proyecto prospera el INAMU perdería su condición de ''no-estatal'' y, con ella, su independencia y autonomía. Al respecto, Boris explica que ''en el caso de aprobarse esta ley no solo se desfinancia al INAMU sino que lo saca de lo la categoría “público no estatal”: hoy en día el INAMU no tiene trabajadores que estén en el marco del Estado, porque es un ente público no estatal, ni tampoco depende la aprobación de la gestión del Poder Ejecutivo, sino que esa aprobación depende de las 23 provincias y de la CABA. Las representaciones gubernamentales de cultura en la Asamblea Federal aprueban la gestión. Durante nueve años la gestión fue aprobada por unanimidad, esto es, por las 23 provincias y la CABA. No hubo una sola denuncia de un subsidio o un fomento mal otorgado. Entonces estamos hablando realmente de un órgano modelo que lo que quieren hacer es, primero, desfinanciarlo, y en la misma ley sacarle todas sus atribuciones de ente público no estatal, y dejarlo subordinado a una Subsecretaría de la Secretaría de Cultura de Nación, como si fuese una especie de programa menor. Irónicamente nosotros decimos mientras (los que integran el gobierno de Javier Milei) tienen un discurso privatizador, quieren estatizar el INAMU, que es un ente público no estatal. Así que si esta ley se aprueba sería realmente el fin de una experiencia que es valorada en muchísimos países del mundo, y por eso el nivel de pertenencia que tiene el INAMU, no solo en la actividad musical argentina, sino en la mayoría de las ferias y mercados mundiales''.


El masivo rechazo de la comunidad de músicos al proyecto de ley


En los últimos días fue notable la adhesión de un sinfín de músicos y artistas a un comunicado emitido por la Mesa de la Industria y de la Actividad Musical [ver], que rechaza de pleno todo lo concerniente al INAMU en el proyecto de Ley Ómnibus. Músicos de la talla de Charly García, La Renga, Gustavo Santaolalla, Nito Mestre, Pedro Aznar, León Gieco y Marilina Bertoldi- repudiaron el proyecto, y aseguraron que ''los derechos no se recitan, se conquistan y se defienden''.

Nito Mestre, Charly García, Gustavo Santaolalla, Chizzo Napoli, Marilina Bertoldi y Pedro Aznar fueron solo algunos de los muchísimos artistas que repudiaron el proyecto de Ley Omnibus, y que dejaron su firma en el comunicado de la Mesa de la Industria y de la Actividad Musical.

Código Plural le preguntó a Diego Boris qué sentía, como ex presidente de la entidad, al ver tantas adhesiones de tantos artistas y personalidades destacadas de la música y de la cultura, rechazando la desfinanciación del INAMU. Su respuesta fue contundente: "La verdad es que como ex presidente del Instituto Nacional de la Música -estuve los primeros ocho años, del 2014 hasta el 2022-, el ver la reacción de tantos artistas convocantes… realmente nuestras representaciones musicales más importantes de la historia argentina reciente están adhiriendo a un comunicado que justamente defiende la lógica del Instituto, y se pronuncia fuertemente en contra del proyecto de Ley Ómnibus. Ver la diversidad a nivel territorial, a nivel convocatoria, a nivel historia cultural de la Argentina, es muy emocionante, realmente lo es''.


Boris trata de encontrar algo positivo en toda esta situación preocupante, y asegura que ''si de algo sirven este tipo de situaciones negativas es para comprobar que los años que se ha trabajado para que el INAMU sea un organismo ejemplo de transparencia, de gestión, y sobre todo de protagonismo de la actividad musical -intervienen 80 representantes de asociaciones de músicos de todo el país, participando de la elección de los beneficiarios, y nunca tuvimos una sola denuncia en un fomento mal otorgado- lograron referenciar a los artistas más reconocidos y más convocantes, y también a todos aquellos a los que realmente les cuesta muchísimo. Por eso, realmente, si de algo sirvió esta situación, es para confirmar que la música está unida en defensa de un organismo en el cual los propios músicos y músicas se sienten parte. No es que son espectadores, o que en algún sentido les parece que está bueno. No: sienten que son protagonistas de la acción del INAMU, y eso es lo mejor que nos puede pasar".


A continuación dejamos el comunicado de la Mesa de la Industria y de la Actividad Musical, que contiene el formulario online para adherir al rechazo a la desfinanciación del INAMU:


Comentários


bottom of page