• Código Plural

“Le decimos sí a un futuro donde la producción y el ambiente vayan de la mano”

El candidato del Frente de Todos, Rubén Romano, habló tras la presentación del proyecto de Ley de Movilidad Sustentable realizada por el Presidente Alberto Fernández en una automotriz de la zona, el cual representaría inversiones millonarias para los próximos 10 años, y la generación de miles de puestos de trabajo. “Debemos establecer acuerdos que trasciendan los Gobiernos y sirvan a las nuevas generaciones de base para un País y una Ciudad mejores”, destacó.

Romano habló sobre el nuevo proyecto de Ley.

El candidato a concejal del Frente de Todos, Rubén Romano, calificó de “sumamente positivo y esperanzador” el anuncio de la presentación de un proyecto de Ley de Movilidad Sustentable, hecho que tuvo lugar en la planta de Toyota en Zárate, encabezado por el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, junto al Ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz.


“Es una ley importantísima para el destino de nuestro país, y también para el desarrollo de toda nuestra región, que generará en los próximos 10 años inversiones por 8.300 millones de dólares y 21.000 puestos de trabajo. Pero que, además, cambiará para siempre el transporte y nos permitirá cuidar mucho más el ambiente” aseguró Romano, luego que Alberto Fernández visitara la empresa en donde trabajan muchos campanenses, y conociera una variada gama de vehículos propulsados con fuentes de potencia no convencionales.


La propuesta presentada por el Gobierno Nacional impulsa la creación de un régimen promocional que incluirá beneficios impositivos, nuevas instituciones y financiamiento de largo plazo. Además, se propone estimular la utilización creciente y sostenida de vehículos propulsados con fuentes de potencia no convencionales, lo que incrementaría el aporte de la Argentina a la lucha global contra el cambio climático.

Además, plantearía un régimen de beneficios para quienes compren vehículos eléctricos o accesorios para los mismos, además de aquellas facilidades que obtendrían terminales autopartistas, fabricantes de baterías y cargadores.


De aprobarse la norma, para el año 2030 se proyectan inversiones por 5.000 millones de dólares en terminales automotrices, lo que generaría 12.500 puestos de trabajo; por 1.500 millones de dólares en sectores autopartistas, que implicarían la creación de 6.000 empleos, y por 1.800 millones de dólares en el rubro de fabricantes de baterías, con 2.500 puestos de trabajo nuevos. Sumado a esto, se generarían exportaciones por 5.000 millones de dólares, y se espera obtener un ahorro acumulado de 10.7 millones de toneladas de CO2 equivalente.


“Le decimos sí a un futuro donde la producción y el ambiente vayan de la mano. Pero, además, donde todos los actores puedan sentarse y dialogar sobre el futuro que queremos. Debemos establecer acuerdos que trasciendan los gobiernos y sirvan a las nuevas generaciones de base para un país y una ciudad mejores” concluyó Rubén Romano.