top of page

La cola de avión que recibió el Municipio no es de un Skyhawk A-4B ni combatió en Malvinas

El material forma parte del sistema de armas A-4AR incorporado por nuestro país a partir del año 1997, quince años después de finalizado el conflicto bélico. Diego Ballini y Mathias Chamorro detallan en esta nota el verdadero historial del avión de guerra cuyo fuselaje trasero se encuentra de manera provisoria en el Museo del Automóvil.

El pedazo de avión de guerra que recibió el Municipio de parte de la Fuerza Aérea, y que anunció como parte de ''un A-4B Skyhawk que combatió en la Guerra de Malvinas''

El martes 22 de marzo, y en el marco de los preparativos para la conmemoración de los 40 años del comienzo de la Guerra de Malvinas, el Municipio anunció la llegada a Campana del fuselaje trasero correspondiente a un avión de ataque A-4B Skyhawk. En la nota, recalcan que el mismo fue utilizado en el conflicto de Malvinas, y que en un futuro cercano será emplazado como monumento en reconocimiento a los héroes nacionales. Por ahora, de forma provisoria, ese pedazo de aeronave se encuentra en el Museo del Automóvil (Blvd. Calixto B. Dellepiane 537).

​​Lo cierto es que esta "cola" recibida por el municipio no corresponde a ninguna aeronave que haya participado de la Guerra de Malvinas, sino que forma parte del sistema de armas A-4AR incorporado por nuestro país a partir del año 1997, quince años después de finalizado el conflicto bélico.

Así lo indica el artículo ''Los Halcones (I): Génesis'' del medio Gaceta Aeronáutica [click acá], que se encuentra citado y perfectamente sintetizado en el artículo ''Lockheed Martin A-4AR Fightinghawk'' de Wikipedia:

http://www.gacetaeronautica.com/gaceta/articulos/2011/09a4ar/index.htm
Referencias: (1) http://www.gacetaeronautica.com/gaceta/articulos/2011/09a4ar/index.htm

La identificación de la pieza es una tarea que cualquier usuario de internet puede llevar a cabo, apoyándose en las inscripciones plasmadas en la misma:

  • la leyenda "MARINES" (los A4B provenían de la United States Navy)

  • la designación original del avión "OA-4M"

  • la matricula (''Bureau Numbers'' o ''BuNos'') "154645"

Esta información permite identificar el historial operativo del avión, que en este específicao caso incluye:

  1. Servicio activo en la Guerra de Vietnam

  2. Asignación en Japón entre los años 1981 y 1989

  3. La baja final en EE.UU. y, más tarde

  4. La llegada a Argentina en un lote de repuestos

Así, podemos concluir que esta pieza carece de valor histórico, al menos en relación a la Guerra de Malvinas, pues no fue utilizado en ella.

Las inscripciones plasmadas en el pedazo de nave (leyenda ''Marines'', matrícula 154645 y designación original del avión "OA-4M") permiten identificarla: de ninguna manera combatió en la Guerra de Malvinas.

A continuación, el listado completo de aeronaves A-4s vendidas a Argentina como lote de repuestos, extraído del libro ''Douglas A-4 Skyhawk: Attack & Close-Support Fighter Bomber'' [ver libro] del escritor y periodista especializado en aviación y defensa Jim Winchester. Como puede verse, en él aparece el OA-4M matrícula 154645 (cuarto renglón):

De acuerdo con la web https://skyhawk.org/ los TA-4F se volvieron operacionales en mayo de 1966, y 23 de ellos fueron convertidos en OA-4M para misiones en la Guerra de Vietnam. Básicamente, los OA-4M eran TA-4F equipados con electrónica de A4M, más equipamiento de comunicaciones adicional: transceptor ARC-159, y un sistema analógico de encriptación de comunicación de voz KY-28.


En total se construyeron 241 TA-4Fs. Los que luego se convirtieron en OA-4M fueron los siguientes:

''Bureau Numbers'' (BuNos), los números de licencia asignados por la Bureau of Aeronautics de la US Navy a las aeronaves. 154645 es el número que aparece en el fuselaje trasero del avión que el Municipio tiene provisoriamente en el Museo del Automovil.

Luego de la Guerra de Malvinas, Estados Unidos mantuvo un embargo de armas sobre Argentina, para evitar que nuestro país reemplazara el material aeronáutico perdido, o que repusiera repuestos. De 1986 en adelante Argentina trató de que le quitaran el embargo para así poder comprar más Skyhawks. En 1988, Israel ofreció venderle al país entre 20 y 30 aviones, pero finalmente nunca se concretó la compra, presumiblemente por presiones de EEUU y de Inglaterra, que no querían que Argentina se rearme mientras siguiera teniendo reclamos sobre la soberanía de las Islas Malvinas.


Finalmente, en 1993, tras exactamente una década de la vuelta de la democracia, EE.UU. quitó el embargo. Y fue el gobierno de Carlos Menem que firmó un contrato para comprar 36 Skyhawks A4-M ''excedentes'' de la U.S. Navy. La compra incluía reacondicionamiento de motores, recableado y actualizaciones de aviónica. La entrega de los aviones reacondicionados, ahora reconvertidos en A-4AR Fightinghawks, comenzó en 1997. Un pedazo de uno de ellos está hoy en el Museo del Automóvil de Campana. Las siguientes son fotos reales de esta exacta unidad:

Foto real del jet de ataque TA-4F Skyhawk del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos de la época de la Guerra de Vietnam / Guerra fría | Aircraft manufacturer: Douglas | Squadron: H&MS-24 Warriors Marine Aviation Logistics Squadron Kaneohe Bay, Hawaii | BuNo. 154645
Básicamente, los OA-4M eran TA-4F equipados con electrónica de A4M, más equipamiento de comunicaciones adicional: transceptor ARC-159, y un sistema analógico de encriptación de comunicación de voz KY-28.

Finalmente, la historia operacional del OA-4M 154645, que concluye con su venta a la Fuerza Aérea Argentina en 1995:

Este fue un trabajo de investigación realizado por Diego Ballini -quien detectó el error en la comunicación municipal-, Mathias Chamorro, que proveyó imágenes y documentación oficial de la U.S. Navy, y Esteban Ferraris, que aportó información complementaria.

Ballini, quien recientemente participó del documental ''Malvinas: 40 años'' [ver acá] de Código Plural (en el que expuso sobre la performance de los Pucará y demás aviones de Guerra utilizados en Malvinas, y sobre el ejemplar de Pucará emplazado en el Parque Urbano), expresó que ''si bien me alegra y comparto la intención del municipio por mantener vigente el reconocimiento a los Veteranos de la Guerra de Malvinas, me vi en la necesidad de aclarar el origen de la pieza en cuestión, por respeto a ellos también''.

Commentaires


bottom of page