top of page

Incidente con alumna del Instituto Santiago Ferrari de Baradero ¿qué pasó realmente?

A la redacción de Código Plural llegó ayer un mensaje informando sobre un supuesto incidente entre una alumna del Instituto Santiago Ferrari, de la ciudad de Baradero, y un sacerdote del establecimiento.

Instituto Santiago Ferrari (Bulnes 220, Baradero, Buenos Aires)

El ''Santiago Ferrari'' es un instituto educativo privado, mixto, y con orientación católica de la ciudad bonaerense de Baradero.


Aparentemente, una alumna fue invitada a retirarse de la institución por el sacerdote Lucas Martínez, tras entregar un trabajo práctico sobre ''Los 10 Mandamientos'' del catecismo de la Iglesia Católica.


Todo parece indicar que el trabajo, o al menos parte de él, tenía como consigna el ejemplificar con imágenes -y justificar sus inclusiones- cada uno de los Diez Mandamientos.


La alumna, en un intentó de ejemplificar el mandamiento número 3 del catolicismo ''Santificarás las fiestas'' incluyó una imagen de lo que creyó que era un ''casamiento gay por Iglesia''. Lo hizo con la siguiente aclaración -cita textual-:

''Las parejas homosexuales aun no tienen permitido el casamiento por Iglesia lamentablemente, pero en esta excepción (entre otros casos) se concretó en la ciudad de Buenos Aires el 31/03/2009 en la iglesia Dinamarquesa'' ubicada en el barrio de San Telmo. Iglesia única del país donde se permite el casamiento homosexual''
La consigna y la respuesta del conflicto - Mandamiento 3: ''Santificarás las fiestas''

La alumna justifica la elección de la fotografía de la siguiente forma:

''En el caso de esta imagen, se ve una pareja festejando el sacramento del matrimonio al haberlo concretado por civil y finalmente por iglesia.''

La información provista por la alumna contiene varios errores. Algunos de ellos son:

  • La Dansk Kirke o Iglesia Dinamarquesa en Buenos Aires, ubicada en el barrio porteño de San Telmo, es luterana, no católica.

  • La celebración realizada no es un sacramento sino una ''tradición'' danesa: una bendición eclesiástica a la pareja tras casarse por civil [ver video]

  • La celebración o ''bendición de pareja'' fue llevada a cabo el 8 de diciembre de 2006, no el 31 de marzo de 2009. La alumna, evidentemente, confundió la fecha de creación de la entrada del blog ''Miércoles de Chicas'' [ver publicación] con la de la concreción de la celebración.

La fotografía corresponde a Virginia Cortés y Jessica Schmukler, quienes se casaron el 8 de diciembre de 2006. Quién llevó adelante el casamiento fue el pastor Andrés Albertsen, quien estuvo al frente de la Iglesia Danesa entre 1992 y 2011. El actual pastor a cargo es Sergio Ariel López, quien declaró al medio ''El Territorio'':


Para nosotros el casamiento no es un sacramento religioso. Es una decisión que se toma ante el Estado. Es el Estado el que decreta que dos personas están unidas y recién después de ese acto formal, en esta iglesia realizamos una bendición de esa unión.

Señalamos algunos errores de la alumna del Instituto religioso con el único fin de no ''viralizar'' información inexacta. Pero, a los fines de la denuncia, esos errores no tienen importancia alguna.


El texto que recibió Código Plural fue el siguiente:

La primera reacción fue, lógicamente, de indignación, pero consideramos que un ejercicio serio y responsable del periodismo requiere consultar también a la otra parte involucrada, a la parte acusada, en este caso, el sacerdote. Está mas que claro que, si la denuncia es real, estaríamos ante un hecho repudiable y preocupante, porque atentaría directamente contra derechos establecidos en nuestra Constitución Nacional, en cuanto a los derechos de los menores de edad a formar sus opiniones propias y a expresarlas libremente. Pero, fundamentalmente, sería una aberración: ¿en qué cabeza cabe que un docente, en este caso un sacerdote, ''invite a retirarse del establecimiento'' a un alumno o alumna por el contenido de una respuesta a una consigna? El docente puede -y tiene todo el derecho- dar por incorrecta la respuesta. Si la respuesta contiene agravios o faltas de respeto hacia el docente, éste puede aplicar medidas disciplinarias reglamentadas. Pero ''invitar a retirarse'' sería de un nivel insólito de retrogrades, intolerancia, violencia psicológica y humillación.


Por este motivo es que desde Código Plural enviamos mensajes tanto al sacerdote acusado como al Obispado Castrense de Argentina, cuya dirección de email es: obispadocastrenseargentina@gmail.com. Al Padre Martínez, lo contactamos a través de un mensaje privado por la red social facebook. El mensaje fue el mismo para ambos destinatarios: pedirle su versión de los hechos, y adjuntarles el mensaje recibido por nuestra redacción.


Hasta este momento, pasadas más de 24 horas, no hemos recibido respuesta alguna de parte del Obispado Castrense. El Padre Martínez, sin embargo, respondió nuestra consulta con mucha celeridad. Su respuesta fue:

''No es lo que ocurrió. No saldremos a desmentir. No daremos notas sobre esa situación''

Ante la no-respuesta del Obispado, y la escueta y ''vacía'' respuesta del sacerdote, no podemos -ni es nuestra tarea tampoco- llegar a una conclusión definitiva sobre lo sucedido. Si, como comunicadores, podemos afirmar que la negativa del Padre Martínez a dar explicaciones sobre un tema tan grave dice mucho.


Para finalizar:


  • Sin saber a ciencia cierta lo que pasó, desde Código Plural queremos expresar nuestra ferviente condena a todo acto de censura y/o de represalia violenta e improcedente ante el ejercicio expresivo de cualquier ciudadano. Y mucho mas cuándo se trata de un menor de edad, en plena formación y desarrollo. Que un acto de este tipo sea llevado a cabo por docentes en ámbitos educativos agrava aun más el hecho.

  • Tras una breve y sencilla búsqueda, identificamos a la fuente del texto original que nos fue enviado a nuestra redacción: se trata de la página Federación Argentina LGBT (FALGBT). A continuación, el posteo original, fechado el viernes 22 de junio a las 15:14:


Comentários


bottom of page