top of page

Friedman andate ya!! (por Lic. Carla Navazzotti)

Durante la dictadura cívico-militar de Augusto Pinochet en Chile, Milton Friedman dio una conferencia allí. Alguien de entre el público le gritó: ''Friedman andate!!''. El sonrió, y fríamente dijo: ''podría ser peor''. Los que lo rodeaban rieron...

Naomi Klein define la situación en la que nos encontramos como ''La Doctrina del Shock''. La terapia de shock, que consiste en provocar en la persona un nivel de tortura tal que logre ''resetearle'' de alguna manera la mente, hace que quien la sufre se sienta desorientado, aislado, con un nivel de incertidumbre tal que no nota la verdadera intención detrás de esto, que es la de inculcarle a la fuerza otro tipo de realidad, la realidad que ''sí merece''.


El economista Milton Friedman toma la «terapia de shock» que se le aplicaba a pacientes psiquiátricos y la transforma en una bomba explosiva de la economía. La prueba piloto de Friedman (uno de los representantes más nombrados de la escuela Neoliberal, de los ''Chicago boys'') fue el plan económico de Pinochet durante la dictadura cívico militar de Chile. Acá en Argentina Videla haría lo mismo en los 70', plan económico que reforzaron mediante torturas, desapariciones, asesinatos, todo lo que pudiera sembrar «miedo». El miedo es una de las formas de parálisis del ser humano de más relevancia, la mente utiliza el miedo como barrera para protegerse, porque el miedo impide avanzar. Si uno está caminando y de repente se cruza un león, el miedo genera una especie de alarma que nos hace retroceder. Pero cuando el miedo se aplica de forma continua, sembrando el ''terror de Estado'' como forma de disciplinamiento, el miedo paraliza. El pueblo argentino no es un pueblo manso: el pueblo argentino pasó por una etapa de Terrorismo de Estado, que sigue latente como si fuera una herida abierta, una herida que aún sigue doliendo.


Marx decía que somos ''sujetos históricos'', que somos producto de un desenvolvimiento histórico. Algun@s de nosotros somos nacidos en democracia, pero nuestros padres son sobrevivientes de la generación del 70'. Nos han contado su historia, nos han protegido de eso, y aún nos siguen protegiendo…

Milton Friedman (Nueva York, 31 de julio de 1912-San Francisco, 16 de noviembre de 2006)

Friedman tenía conciencia plena del plan económico que estaba elaborando, sabía que a los únicos que beneficiaría sería a los de clase alta, y que generaría cada vez más pobreza mediante ajustes continuos a la economía doméstica, mediante la privatización de las empresas estatales, y sabía que debía utilizar el shock para frenar la capacidad de reacción. La receta siempre la misma: terapia de shock, incertidumbre, desorientación, ajuste y más ajuste (¿te suenan algunas de estas palabras?).


Naomi Klein, quien elabora un estudio sobre los distintos usos del shock, dice que el motivo por el cual intentan desorientarnos es que nuestra historia es lo único que nos puede salvar del miedo. La historia de un pueblo que puede distinguir aquellos momentos en los que pudo tener un sentimiento de bienestar, es lo que le devuelve la seguridad. Por eso intentan anularnos nuestra historia, por eso desprecian nuestros símbolos, nuestros próceres, nuestros mitos y leyendas. En cambio, si nos conectamos continuamente con un pasado de «terror», entonces vamos a paralizarnos automáticamente, tal como cuando vemos al león...


Klein también dice que la protesta social es la única forma de recuperar aquello que nos fue arrebatado, que hay que salir a la calle y pedirlo, exigirlo. Pero pienso, ¿qué pasa cuando el propio Estado frente a una protesta social se lleva la vida de un Maldonado, por ejemplo?. El miedo vuelve, porque vuelve el recuerdo del disciplinamiento, y nos remitimos otra vez a los momentos más oscuros de nuestra historia (funciona como un ''anclaje negativo'', aquello que vuelve a la memoria colectiva cada vez que se presenta una situación similar).

John Maynard Keynes (5 de junio de 1883 – 21 de abril de 1946)

El macrismo juntó lo peor de todas las épocas neoliberales que atravesamos, y lo reprodujo en muy poco tiempo. El ciclo Neoliberal se acelera cada vez más, el shock se produce cada vez más rápido, porque saben que si nos dan tiempo de reacción, nos vamos a acordar de esa ''sensación de bienestar'' (nuestro ''anclaje positivo'' en nuestra historia, aquella impronta que a nuestra sociedad le trajo tiempos felices) y vamos a salir a la calle a pedir por eso. Y ¿Qué es eso?, no es ni más ni menos que un plan económico que re-distribuya la riqueza, genera empleo y reactiva el valor de ''lo público''. Es el modelo económico Keynesiano, el mismo que levantó a Inglaterra luego de la Guerra, el mismo que utilizó Nixon para reactivar la economía luego del colapso del 29', el mismo que en Argentina llamamos Peronismo y algunos le llaman despectivamente ''populismo''.


Tarde o temprano, la sociedad vence la barrera del miedo. Tengo la esperanza de que eso ocurra cuanto antes, para que no nos encontremos con un país en ruinas en términos económicos, y una sociedad física y emocionalmente desnutrida al punto en que es prácticamente irreversible. Porque más allá de analizar la realidad de un país en términos económicos, que se puede revertir de forma más simple desde el punto de vista de la «toma de decisiones», ¿cómo revertir la niñez de una persona en la que no tuvo un plato de comida sobre la mesa?. En términos sociales, un error, una mala decisión, cuesta vidas, y la mayoría de las veces es irreversible.

 

Friedman andate ya!! (por Lic. Carla Navazzotti)

Comments


bottom of page