• Código Plural

“El fútbol femenino claramente es el más castigado por la pandemia”

Si bien el mundo del fútbol se encuentra paralizado producto del aislamiento social obligatorio, el formato femenino es el que se ve aún más perjudicado al punto tal de que está en riesgo el salario de las deportistas a partir del mes de junio. El Lic. Matías Martínez Reina realizó una reflexión acerca del impacto de la pandemia en las mujeres que se dedican a ese deporte.

Martínez Reina durante la capacitación en Villa Dálmine

“El fútbol es un deporte caracterizado desde su génesis por la preponderancia de la masculinidad hegemónica, donde no había lugar para las mujeres ni para las diversidades. Si bien en los últimos tiempos las mujeres comenzaron a ocupar distintos espacios que en otro momento hubieran sido impensados en el marco de un deporte atravesado por una estructura patriarcal de la cual se desprende la ideología del machismo, todavía existen desigualdades de género expresadas en distintos aspectos como lo es el salarial”, expresó el docente de la Universidad Nacional de Luján, que desde el 2019 viene trabajando la problemática de la violencia de género en distintos clubes deportivos de la región.


La vinculación de la UNLu con los clubes deportivos se produjo en el marco del Proyecto de Extensión AViGAU (Abordaje de la Violencia de Género desde el Ámbito Universitario), en particular, desde el tópico referente a la articulación en territorio con clubes deportivos. A modo de ejemplo, en octubre del año pasado, en las instalaciones del Club Villa Dálmine, se realizó el taller denominado “Fútbol y relaciones de poder”. El mismo estuvo a cargo del Lic. Matías Martínez Reina y de la Lic. Mercedes Palazzo, y fue dirigido a futbolistas del club violeta, en especial juveniles.

“El fútbol es el espacio que ofrece mayor resistencia a que la mujer ocupe lugares de protagonismo por el tipo de masculinidad que genera, la cual se caracteriza por el rechazo a lo diverso, a lo diferente a los varones, es decir, a las mujeres y cuerpos feminizados. Afortunadamente, en los últimos tiempos, y a pesar de la existencia de una cultura desfavorable para la inclusión de los géneros en el fútbol, mujeres futbolistas, periodistas, entrenadoras, agrupaciones y árbitros, están poniendo en tensión las construcciones culturales que han considerado al fútbol como un deporte masculino. Las mujeres que estuvieron siempre en las canchas y en los clubes escribieron una historia que hasta aquí ha sido invisibilidad. La lucha del feminismo también llegará a reconstruir esa historia y seguir escribiendo el camino de las mujeres y el fútbol”, señaló Martínez Reina.

El 2019 fue un año de avances en la visibilidad del fútbol de mujeres. La profesionalización a nivel mundial y en Argentina particularmente gracias a la lucha que las mujeres dieron históricamente, comenzó a ser reconocida aunque todavía falte igualar en materia de derechos y salarios para que efectivamente el fútbol sea una profesión para todas aquellas que lo elijan. El mundial de mujeres de Francia 2019 que consagró a la selección de EE.UU. marcó un punto de inflexión, en especial por el nivel de audiencia y las favorables repercusiones que ha tenido. Las grandes empresas de indumentaria diseñaron prendas femeninas para la ocasión, dado que hasta la fecha las mujeres vestían la misma ropa que utilizaban los equipos de hombres.


“Futbolistas de la talla de Marta en la selección de Brasil o Morgan en la campeona EE.UU., brillan con luz propia y supieron demostrarle al mundo que no tienen nada que envidiarle a los astros del fútbol masculino contemporáneo como lo son Messi o Cristiano Ronaldo. Sin embargo, el premio de 4 millones de dólares que recibió la selección ganadora representa apenas la décima parte de lo que recibió la selección masculina de Francia en el mundial de Rusia 2018. Esto muestra a las claras que las desigualdades de remuneración por igual tarea no escapan al mundo del fútbol”, manifestó Martínez Reina.


Luego de los avances que significó la semiprofesionalización del fútbol femenino en la Argentina del 2019, el efecto coronavirus desnudó una vez más las desigualdades y profundizó la inequidad. “A lo largo y a lo ancho del país, cada vez son más las niñas y las jóvenes que sueñan con ser futbolista profesionales y poder vivir del trabajo que les gusta y en el que se proyectan. Campana no es la excepción. Muchas jóvenes practican este deporte en distintos clubes de la ciudad. Hasta aquí el mensaje de la AFA ha sido ambiguo en relación a los contratos, por lo que las trabajadoras futbolistas no tienen garantizado su salario a partir del mes de junio. El fútbol femenino claramente es el más castigado por la pandemia. Las autoridades deben prestar especial atención a esta situación y no perjudicar a las futbolistas que viven de su salario, así como tampoco perjudicar los sueños de cada joven que quiere proyectarse en el mundo del fútbol”, finalizó diciendo el Lic. Martínez Reina.


Copyright © 2020 Código Plural. Todos los Derechos Reservados.

info@codigoplural.com.ar 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono Social SoundCloud