top of page

Dengue: el Municipio realizó un operativo de descacharrización en Río Luján

Fue concretado por la Subsecretaría de Desarrollo Social y Hábitat, en coordinación con la Secretaría de Salud, tras haberse detectado un caso autóctono. Personal municipal también llevó adelante una campaña de información y concientización con las medidas de cuidados que hay que tomar para evitar la proliferación del mosquito vector de la enfermedad.

Recientemente se detectó en Río Luján el primer caso autóctono de dengue en Campana.

El Municipio realizó este viernes un operativo de descacharrización en Río Luján, tras la confirmación de un caso de dengue autóctono en la zona.

El operativo estuvo a cargo de cooperativas de trabajo que dependen de la Subsecretaría de Desarrollo Social y Hábitat, en coordinación con la Secretaría de Salud, quienes recorrieron casa por casa retirando objetos y otros elementos en desuso que pueden acumular agua y ser propicios para la reproducción del mosquito vector de la enfermedad.

En la zona también se llevó adelante una campaña de concientización e información sobre las medidas de cuidado que se deben adoptar en las viviendas que incluyó entrega de folletería y charlas con vecinos.


MEDIDAS DE PREVENCIÓN


La Secretaría de Salud del Municipio recuerda a la población que lo más importante es fortalecer las medidas de prevención y el cuidado desde casa, teniendo en cuenta que el vector de contagio es un mosquito de origen domiciliario: el Aedes aegypti.

Por esa razón, es fundamental eliminar los criaderos, desechando todo tipo de recipiente natural o artificial que acumule agua, tanto en el interior de las viviendas como en sus alrededores.


Si no se pueden retirar, se recomienda darlos vuelta o taparlos y cepillar las paredes de los recipientes a fin de desprender los huevos de mosquito que puedan estar adheridos.


También, cambiar el agua de bebederos de animales; rellenar floreros y portamacetas con arena húmeda; y limpiar canaletas y desagües de lluvia de los techos.

Además, usar repelentes en la piel y repelentes ambientales como tabletas y espirales; utilizar ropa clara que cubra los brazos y las piernas, especialmente durante las actividades al aire libre; y proteger cunas y cochecitos de bebés con telas mosquiteras.

Comments


bottom of page