• Código Plural

Comienza el juicio contra el abusador Jonatan Heikele

Sasha González habló con nosotros sobre el proceso judicial que comenzará y el duro camino que recorrió para llegar hasta acá.



Hoy a las 10:00 dará inicio el juicio oral a Jonatan Heikele por abuso sexual agravado contra Sasha González, su hijastra. Luego de 5 años de espera y quietud judicial, el proceso se llevará a cabo en el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 7 de San Isidro.


La causa se inició en el 2013 a través de una denuncia de la Escuela Normal, luego de que sus directivos tomaron conocimiento de los hechos. Primero, los que sufrió su hermana menor de Sasha, y seis meses después ella misma.


A los 18 años, Sasha se presentó espontáneamente en la fiscalía que tenia su caso para comenzar ella misma a impulsar e intentar que la justicia actúe. En los años anteriores no había sido escuchada ni tenida en cuenta para declarar, nunca pudo dar testimonio en cámara de Gesell porque siempre era suspendida. Ya siendo mayor de edad, González consiguió que le tomaran la declaración testimonial.


“Logré por intermedio de los medios locales, mis escraches en las redes sociales y reclamando a funcionarios públicos y políticos que se me tomara la declaración testimonial. Es donde yo relato todos los abusos de mi padradrasto y la complicidad de mi mamá. Toda la violencia que él ejercía con nosotros y mi mama avalaba”



Si bien durante el juicio se va a pedir que se condene a Lilian Plattner, la madre de Sasha, nunca fue imputada como cómplice o partícipe. Tampoco fue llamada a declarar en ningún momento. Actualmente, los hermanos de la joven conviven con su madre y la pareja de ésta. Una de las cosas que más señala la víctima es “Me perdi 5 años de la vida de mis hermanos, que no saben quien soy”


Sasha González viene llevando a cuestas un proceso que la tuvo como principal -y única- impulsora. La fiscal de Campana, Eleonora Day Arenas de la UFI 3, nunca realizó su trabajo y coronó su nula labor declarándose incompetente territorialmente y enviando la causa a San Isidro, basada en que Sasha menciona que los abusos comenzaron en Tigre. Aunque el traslado de la causa parecía a priori negativo, ya en la nueva locación se actuó más velozmente, y hoy comenzará el juicio oral.

“Yo llego a un juicio oral cansada, después de 5 años de la denuncia, de humillaciones, de que me persiguieran, de que la sociedad me señale”. “Lo único que busco es que se termine todo, que mis hermanos puedan elegir y tener una vida sana (...) tengan la opción de elegir, una vida libre de abusos, de violencia y manipulación”




Respecto a la justicia, Sasha destacó el mal accionar de ésta en Campana, la falta de acompañamiento que padecieron “cuando se realizaron las denuncias nunca se unificaron las dos causas. A él se le tomó indagatoria 3 años y medio después”. Así, la causa estuvo en el freezer 4 años y medio. Sin embargo, hace poco se definió -pese a la apelación de Sasha- que esta era trasladada a San Isidro.

“Mi peor enemigo fue el poder judicial, de yo ir y poner mi cara siendo la víctima y recibir humillaciones, comentarios machistas de parte de la secretaría de la fiscal y demás operadores de la justicia”


Otras de las trabas en el camino hacia el juicio fue conseguir que le dieran protección. Sasha fue hostigada y a raíz de eso busco obtener restricciones perimetrales para evitar que Heikele o su mamá se le acerquen. El botón antipánico solo lo obtuvo por 90 días, después de una marcha que ella misma organizó.


Al momento de analizar por qué el poder judicial de Campana no actuó con su causa, Sasha no lo adjudica a una protección hacia sus victimarios sino a la incompetencia de los operadores judiciales. Incluso destacó que en 4 años y medio que tuvo la fiscal Day Arenas su expediente nunca la recibió ni pudo conocerla. De la misma forma con la jueza de familia Virginia A. Norzi que tiene el caso de sus hermanos que nunca siquiera consideró que ellos pudieran estar en peligro en la casa que comparten con Heikele y Plattner.


“Yo creo que la justicia es patriarcal pero también Campana cuenta con operadores de la Justicia que están eternamente en su cargo, la fiscal Day Arenas está hace 25 años aproximadamente”

Sasha González resume su lucha y su agotamiento en la desesperada declaración “Yo solo quiero ser libre”.