• Código Plural

Club 17 Unidos: nueva información tras acceder a las filmaciones de las cámaras del local bailable

Hablamos con Mariana Marcone y su marido Jorge Ortiz, responsables del local bailable, y con el letrado de ambos, Nestor Lagar. Pusieron a nuestra disposición las filmaciones de las 16 cámaras de seguridad con las que cuentan, y dieron detalles reveladores sobre lo ocurrido el fin de semana, que terminó con un joven muerto en un accidente vial.

El Club 17 Unidos fue protagonista el sábado pasado de un confuso episodio que terminó con un trágico final. Pero, ¿tuvo el boliche bailable algo que ver?

Recién comenzado el domingo pasado, poco antes de las 4AM, tuvo lugar un confuso episodio en el Club 17 Unidos, el clásico local bailable de música tropical ubicado en Sívori y Moreno.


Los hechos concretos y respecto a los cuales no hay discrepancias son:

  • Personal de seguridad retira mediante la fuerza a Kevin Alegre del local bailable.

  • Kevin Alegre y Alejandro Rodríguez (su amigo) abandonan la zona del local bailable en moto (Brava 110), y chocan contra un auto (Chevrolet Aveo). Alegre pierde la vida, y Rodríguez resulta herido y queda en muy mal estado.

Lo que difiere es la versión de lo sucedido según la familia de Alegre, de un lado, y lo que aseguraron los responsables del Club 17 Unidos -con las filmaciones de las cámaras de seguridad, a las que Código Plural accedió, apoyando sus palabras-, por el otro, en torno a:

  • El momento previo a que el staff de seguridad del Club 17 Unidos decide hacer retirar del recinto a Alegre

  • Las versiones sobre un incidente con Mariana Marcone, responsable del lugar

  • Lo acontecido ya en la vereda del 17 Unidos, entre la seguridad y los jóvenes

  • El accionar de Mariela Alegre, la tía de Kevin

  • El desenlace trágico, en el que Alegre pierde la vida

EXPULSIÓN DE ALEGRE

Mariela Alegre, tía de Kevin, aseguró que ''no hubo motivos'' para que el staff de seguridad del lugar sacara a su sobrino del recinto: ''Yo estaba con mi hermana, mi sobrino y un grupo de amigos cuando de arriba del lugar alumbran con linternas para sacar a Kevin y a su amigo. Yo lo veo que los saca la gente de seguridad y como no hay motivo para que los saquen, salgo con él. Afuera empiezan a discutir y agredirlos física y verbalmente”. El dueño de este baile familiar, Marcone, le pega y empuja a mí sobrino queriendo llevarse a su amigo, Alejandro Rodríguez, a una supuesta oficina. En eso Kevin trata de parar a su amigo por miedo, porque no sabía que iba a pasar ahí”.


Sin embargo, Mariana Marcone y su marido Jorge Ortiz (#1 del staff de seguridad del local) afirman que ordenaron hacer sacar del lugar a Alegre porque estaba ''molestando'' a una mujer. Distintas cámaras de seguridad del local -16 en total, que graban en alta definición y tienen una notable calidad y nitidez para tratarse de filmaciones ''indoor'' y con poca luz- muestran todo el camino que recorre esta mujer desde el lugar en el que contó haber sido molestada por Alegre hasta la puerta de salida de emergencia del local bailable, en donde denuncia, lo que le estaba sucediendo.


MARIANA MARCONE


Mariana Marcone es la responsable del lugar, y la hija de Horacio Marcone, dueño e ''histórico'' del Club 17 Unidos. Mariela Alegre manifestó que ''La agresión (a Kevin) se produce basándose (...) la hija de este señor (Mariana Marcone) dice qué él (Kevin) supuestamente la había apoyado lo cual NO pasó porque yo estaba ahí presente y mi sobrino No la Tocó. Eso provocó la ira de este señor'' .


Al respecto, Marcone nos expresó abiertamente que jamás sucedió algo parecido. Que ella no fue ''apoyada'' ni nada parecido por nadie. De hecho, no hay registro fílmico que tenga a Marcone y a Kevin Alegre en el mismo cuadro.


YA EN LA VEREDA


Kevin y Alejandro, luego de que este último pasara un buen tiempo discutiendo ''sacado'' en el espacio previo al boliche bailable propiamente dicho (la zona de la boletería, ya en el interior del local) con responsables y miembros del equipo de seguridad del Club, salen al exterior.


Según Mariela Alegre, lo que sucedió en la vereda del local fue: ''Eso provocó la ira de este señor (Horacio Marcone). Algo que Nunca sucedió. Desesperada le dije que agarré la moto y se vayan para cortar toda esta situación y la agresividad. Mí sobrino y su amigo se van y No conforme el dueño de este baile (Horacio Marcone) sale a seguirlo violentamente con su camioneta y 3 personas más. Kevin choca con el auto produciéndole esto la muerte a mí sobrino Kevin Alegre y dejó en situación grave a su amigo Alejandro''

El Club 17 Unidos posee un sofisticado sistema de seguridad que consta de 16 cámaras -todas ellas en funcionamiento- que graban en alta definición y son permanentemente revisadas/chequeadas en una oficina contigua al acceso principal al boliche

Pero lo que relatan Mariana Marcone, su marido Jorge Ortiz, y el letrado que los representa, Nestor Lagar, es muy distinto y coincide con lo que muestran las varias cámaras de seguridad que captaron lo acontecido en la vereda:

  • los jóvenes son retirados del local por la fuerza pero con un nivel de violencia de mínimo a nulo;

  • luego se quedan en la esquina de Sívori y Moreno, siendo captados por al menos tres cámaras de seguridad (dos unidireccionales del local bailable, y una ''domo'' municipal), donde permanecen un muy buen rato sin ser agredidos físicamente ni acechados por nadie. A Kevin Alegre se lo ve subido a la moto y ''haciendo cortes'' (explosiones) con el vehículo. Alejandro Rodríguez está de pie, más alterado que a Alegre, y haciendo gestos como amagando a sacar ''algo'' de entre su ropa.

  • Mientras ambos jóvenes están quietos en la esquina, puede notarse como las personas que pasan caminando por allí los miran con algún temor, como percibiendo que algo no está bien con ellos.

Sólo hay un ''momento'' que ''falta'' en la historia, que no fue tomado por las cámaras del Club 17 Unidos (que fueron a las que accedió Código Plural) pero que sin dudas han tenido que ser captadas por el ''domo'' municipal. Respecto al material fílmico del CIMoPu, el letrado Nestor Lagar aseguró que también estarán a disposición de la justicia


El momento ''faltante'' es el siguiente: se produce un altercado que involucra a los jóvenes. Las cámaras no muestran con quiénes tienen el problema, y sólo se ve la reacción del staff de seguridad, que esta vez sí los empuja con mayor nivel de agresividad lo que provoca que uno de ellos choque con una moto roja estacionada, pero no pasa a mayores.


El accionar de Mariela Alegre, la tía de Kevin


Tras esto, la situación se desmadra. Una de las cámaras del 17 Unidos capta a Mariela Alegre yendo detrás de Kevin Alegre, su sobrino, y golpeándolo como instándolo a que abandone el lugar. Según Mariana Marcone, Mariela Alegre le decía ''a donde vas hacés quilombo, tomátelas ya''.


En su facebook personal, Mariela Alegre manifestó que ''Desesperada le dije que agarré la moto y se vayan para cortar toda esta situación y la agresividad. Mí sobrino y su amigo se van''


En este punto, las versiones y las imágenes fílmicas parecen coincidir.


El desenlace trágico, en el que Alegre pierde la vida


Mariela Alegre termina su estado de facebook asegurando que ''Mí sobrino y su amigo se van y No conforme el dueño de este baile sale a seguirlo violentamente con su camioneta y 3 personas más. Kevin choca con el auto produciéndole esto la muerte a mí sobrino Kevin Alegre y dejó en situación grave a su amigo Alejandro''


Mariana Marcone y Jorge Ortiz, sin embargo, dicen que ni Horacio Marcone ni nadie del 17 Unidos ''salió a perseguirlos''. Y, debemos decir, las cámaras del lugar les dan la razón: lo que se ve con claridad es que los jóvenes, luego del altercado, toman la moto y dejan el lugar de forma absolutamente temeraria. Salen a toda velocidad, esforzándose por no perder el equilibrio, casi atropellan a Horacio Marcone -a quien le tiran una patada desde la moto-, y luego, al terminar de cruzar Moreno, casi impactan contra un auto estacionado.


Mariana Marcone y Jorge Ortiz lamentan que ''justo esa noche'' no había policías en la zona. Creen que, posiblemente, estuvieran todos focalizados en el boliche Tropicana o en Cielo Pub. Lo cierto es que, muy probablemente, nada de lo que pasó hubiera pasado de haber estado la policía en Moreno y Sivori. Marcone y Ortiz tampoco saben cómo continuó el camino de los jóvenes.


RESUMEN


De acuerdo a los testimonios de Mariana Marcone, Jorge Ortiz y su abogado Nestor Lagar, los hechos fueron muy distintos a lo que expresó Mariela Alegre, tía del joven fallecido.


Los responsables del Club 17 Unidos aseguran que:

  • No hubo violencia ni contra Alegre ni contra Rodríguez de parte del staff de seguridad: en este punto, las cámaras dan fe que no hubo violencia en la expulsión de Alegre del boliche, y que en la calle sí hubo pero fue menor, apenas empujones, y no generó consecuencia alguna en la integridad de los jóvenes.

  • Mariana Marcone no fue apoyada ni toqueteada por nadie: no hay registros fílmicos de que haya sucedido tal cosa.

  • No hubo persecución alguna: las cámaras captan la moto de Alegre y Rodriguez desaparecer de cuadro, sin que en ningún momento salga alguien a perseguirlos. Al respecto, Jorge Ortiz manifestó a Código Plural: ''imaginate que si cada vez que tenemos un problema vamos a salir a perseguir gente no tendríamos un boliche abierto y funcionando con éxito desde hace décadas. Aparte, ¿para qué, con qué fin haríamos algo así''

CONSIDERACIONES FINALES


Código Plural estuvo reunido con todo el equipo del Club 17 Unidos y su abogado, Nestor Lagar, y accedió a las imágenes fílmicas. El local cuenta con un sofisticado y moderno sistema de seguridad que cuenta con 16 cámaras que graban en HD y que son permanentemente monitoreadas desde una oficina. ''La ley nos pide que tengamos 4, pero tenemos todas estas porque estamos cansados de que nos acusen de cosas. Se roban un celular y enseguida te acusan. Y después resulta que las cámaras muestran que al celular te lo sacó o te lo guardó un familiar tuyo y vos ni te enteraste, pero nos acusaste igual. Cuando hay un problema de este tipo, tener estas cámaras te ayuda mucho. Igualmente el 17 Unidos es un lugar al que va la familia, en el que podés dejar tu bolso en un asiento e irte a bailar, que cuando volvés el bolso está ahí'' aseguró Jorge Ortiz.


A continuación, alguna de las cámaras que captaron lo sucedido, tres de ellas del boliche bailable (unidireccionales), y una cuarta, municipal, ''domo'' (omnidireccional):

Cabe destacar que fue la propia gente del boliche bailable que se contactó con nuestra redacción para ofrecernos ver el material fílmico (que pronto podremos compartir con la comunidad, pero que en este momento debe ser resguardado por razones legales).


La más afectada por todo lo sucedido fue, sin dudas, Mariana Marcone. Está asustada y preocupada por sus hijas, y por los comentarios injuriosos que circulan en las redes sociales y que también reciben éstas. En base a esta situación que describió como una ''campaña mediática'', y de haber manifestado estar siendo víctima de amenazas de todo tipo, Marcone, patrocinada por el Dr. Lagar, radicaron una denuncia:


(...) campaña mediática desde las redes sociales y comentarios en los portales informativos de Campana, tratando de endilgar este acontecimiento trágico a la persona de mi padre, como a mi, por parte de los tíos de la víctima, MARIELA ALEGRE y MARIANO XXXXXXXX. Ante estas publicaciones han comenzado un sinfín de amenazas, que se han incrementando, publicando fotos de mi padre y mías, instigando a agresiones y a realizar una marcha en la puerta del Club 17 Unidos (donde trabaja toda nuestra familia), temiendo que se pueda ir a un conflicto de agresiones o a tratar de incendiar el lugar (según Mariana Marcone, Alejandro Rodríguez dijo reiteradas veces, luego de que se expulsara a Kevin Alegre del boliche, que ''les iba a incendiar el lugar''). Es por ello que solicito al Sr. Agente Fiscal que nos brinde protección a mi núcleo familiar (hijas, esposo, padre, madre y personal del club) ante el constante acoso que se viene incrementando.

Luego de la charla, Marcone, Ortiz y Lagar nos mostraron las instalaciones del lugar, nos comentaron cómo proceden ante un hecho de conflicto dentro del local, y se mostraron predispuestos a compartir las filmaciones con la comunidad una vez que la justicia haga su parte y de el visto bueno a tal fin.