• Código Plural

Honestidad intelectual (por Carla Navazzotti)

Ante la sorpresa de much@s, se conoció la Fórmula que integra a Cristina Fernández, no como candidata a presidenta, sino como vice. Los medios hegemónicos quedaron desorientados, sin saber cómo comunicar. Es que el arma principal era tildarla a Cristina de ambiciosa, de estar «enferma de poder», de gozar del poder, la revista Noticias hizo tapas irreproducibles con respecto a eso (como mujer y feminista repudio y siempre repudie esa forma de atacar a alguien de mi género).


Pero acá lo analizable es qué la llevó a Cristina a ese accionar. Qué fue lo que le hizo tomar la determinación, y no creo que sea sólo por estrategia política. Pienso que es un acto de Honestidad Intelectual.


La Honestidad Intelectual tiene muchas aristas. Popper desarrolla la honestidad intelectual para la comunidad científica, pero es más una cuestión de principios, que atañe a una rama de la filosofía que hoy está en emergencia, la Ética.


Kliksberg sostiene que, ''la Mayor crisis que atravesamos, no es económica. Es de Valores''. Por eso los actos de Honestidad Intelectual son cada vez más escasos. Cuando tengamos la capacidad de reestructurar nuestro sistema de Valores vamos a ganar la batalla cultural en serio.

¿Qué necesitamos para ser intelectualmente honestos? En principio, AUTOCRÍTICA: nadie que no sea capaz de analizarse a sí mismo, o a sí misma puede reconocer sus limitaciones, ni puede tampoco apreciar las bondades y capacidades ajenas. Por eso los líderes a través de la historia son sumamente autocríticos; por eso se superan todo el tiempo a sí mismos, por eso progresan, evolucionan, y por eso también quedan en la historia de los pueblos. Pero, lamentablemente, por eso también son escasos. «Uno en un millón».


INTEGRIDAD, es lo que nos hace seguir siendo honestos en la intimidad, allí donde nadie nos ve, seguir siendo consecuentes con lo que dijimos en público. El Gobierno actual, por ejemplo, carece mucho de este valor, prometió cosas y sigue prometiendo, aún sabiendo que lo que dice no se llevará nunca a la práctica. También carecen de esto muchos periodistas, no todos, pero sí muchos. En una entrevista el ex presidente Menem dijo, ''si yo decía lo que iba a hacer no me votaba nadie'', y así es que la política tiene siempre el dote de sucia, de mentirosa, y por ese mismo motivo se supone, erróneamente, que quien hace política es deshonesto. Allí, en ese preconcepto, caemos tod@s. Basta con asomar la nariz en la arena política para que ya seas tildad@ de deshonest@.


SACRIFICIO, la persona intelectualmente honesta, siempre sacrifica algo de sí. Reconocer que hay otros jugadores en la cancha que son capaces, hace que aún siendo el mejor jugador/jugadora puedas darle un pase de gol a otro. Y es que el equipo se compone de much@s, sino no sería un equipo. Entonces sacrificar el papel principal, para que el protagonista sea otro, implica dejar de ser en uno, para ser en Otro. He aquí otro valor requerido, y quizás el más importante: HUMILDAD.

Carla Navazzotti

Hay una emergencia de valores importante en nuestro país, y en el mundo entero. Empezar a reconocernos a nosotros mismos, mirarnos en el espejo de la AUTOCRÍTICA, puede ser y debe ser un buen primer paso para la evolución de nuestras sociedades.


Hay mucho por reflexionar, hay mucho por mejorar, y no puede procrastinarse más. Nos estamos autodestruyendo como sociedad por negar nuestros propios errores. Y es así que los seguimos repitiendo día tras día. Buscando culpables en los sistemas de gobierno, que no son ni más ni menos que el reflejo de nosotr@s mism@s.

Carla Navazzotti

Copyright © 2020 Código Plural. Todos los Derechos Reservados.

info@codigoplural.com.ar 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono Social SoundCloud