• Código Plural

Atleta de alto rendimiento y mamá

Milagros Soria es jugadora federada de fútbol, integrante del plantel de primera división de Puerto Nuevo, y fue madre por primera vez hace dos meses. Asegura que ni por un segundo pensó en dejar de jugar, y apenas un mes y medio después de haber parido ya había regresado a los entrenamientos gracias al acompañamiento de su familia y, fundamentalmente, a su pasión y a su compromiso. Conocé la historia de esta joven deportista y mamá del barrio Las Praderas, contada por ella misma.

Lorenzo, muy cómodo en su cochecito, se porta increíblemente bien.

El pasado viernes fuimos hasta la plaza del B° Las Praderas para entrevistar a Milagros Soria, una muy polifuncional jugadora del equipo superior de fútbol del Club Puerto Nuevo.


''Mily'' juega a la pelota desde muy chica, y lo hace de forma federada desde 2015. Tras un breve paso por Excursionistas se asentó definitivamente en Puerto Nuevo, y con esfuerzo, dedicación y talento se ganó un lugar entre las titulares.

A comienzos de este año quedó embarazada por primera vez, y fue madre en octubre. Lo sorprendente de su caso es que apenas un mes y medio después de haber parido ya estaba de regreso en las prácticas del equipo. Y si sobre algo hay consenso es que los entrenamientos del plantel auriazul son muy exigentes.


En la entrevista, Milagros asegura que ''ni por un segundo'' pensó en dejar de jugar cuando quedó embarazada, y que ha podido regresar a los entrenamientos -pese a que admite que le cuesta muchísimo dejar solo a su pequeño hijo Lorenzo- por el apoyo constante que recibe y siempre recibió del papá de su hijo en particular y de su familia en general.

''Mily'' apunta a estar 100% en forma para el comienzo de la pretemporada de verano que será en algunas pocas semanas

La talentosa futbolista también habló sobre sus compañeras -llenó de elogios a Marisa González, Emilce Correa y Gisella Salvo-, sobre su lugar preferido en la cancha, y sobre su anhelo de regresar a la primera división y volver a enfrentar a colosos como River, Boca, San Lorenzo y la U.A.I.


Sobre el final, invitó a todas las jugadoras aficionadas de la ciudad a acercarse al club, a probarse, y a integrar lo que calificó como ''una familia hermosa''. ''El fútbol 11 es hermoso'', concluyó.


Sin más introducción, la nota: