• Código Plural

Ataliva Sweitzer: "Me siento bien y veo bien al equipo"

El nuevo dueño del mediocampo de Villa Dálmine, charló con nosotros a horas del comienzo del torneo. Con mucha expectativa y entusiasmo por lo que viene, expresó su comodidad en el sistema de juego y anticipó “Con nuestras armas intentaremos ser un equipo competitivo”.

Sweitzer fue uno de los volantes titulares en los últimos amistosos

Comenzó la cuenta regresiva de cara al inicio del torneo de la Primera Nacional, este sábado Villa Dálmine abrirá su participación frente a Independiente Rivadavia en el Coliseo de Mitre y Puccini. A horas de que comience a rodar la pelota, charlamos con una de las caras nuevas del equipo.


Ataliva Schweizer tiene 24 años, es mediocampista y nació futbolísticamente en Boca Unidos de Corrientes. Es una de los refuerzos más destacados que adquirió Villa Dálmine en el último mercado, desde su llegada se ganó rápidamente la titularidad en el equipo oficial, como pudo verse en los últimos encuentros amistosos.


Debutó en la Primera del aurirrojo en la temporada 2016/17

Schweizer, pese a su juventud tiene mucho rodaje, debutó en la Primera del aurirrojo en la temporada 2016/17. Puede decirse que desde siempre estuvo ligado al club correntino por sus lazos familiares, pero en el 2020 decidió emprender un nuevo desafío y junto a su hermano Ramiro partieron a probar suerte en el ascenso italiano. La pandemia y el aislamiento por el coronavirus lo trajeron de vuelta al club que lo vio nacer pero en este mercado de pases eligió al Viola para incursionar nuevamente en la segunda división.


En los últimos amistosos, con un equipo plagado de nombres nuevos, Felipe De La Riva lo posicionó en el medio, como nexo para iniciar los ataques. Charlando con él sobre esta posición y el sistema de juego que intenta aceitar el entrenador, definió su función como “el equilibrio en mitad de cancha” y se mostró cómodo de “ser primer salida a la hora de jugar”.


Como en todo equipo con jugadores que recién se están conociendo, es difícil definir como es la adaptación de cada uno. En su caso, Schweizer nos comentó respecto a los amistosos disputados “Me sentí muy bien, no es fácil adaptarse rápido a una idea distinta y a un equipo prácticamente nuevo pero creo que, de a poco, voy por ese camino”.

En sus meses en Italia, vistió la camiseta del Isola Capo Rizzuto, un equipo de la región de Calabria, sobre esa incursión en el ascenso italiano comentó "Fue una gran experiencia. Conocí otro país, otra cultura y otro fútbol. Me ayudó mucho en mi crecimiento personal en todo sentido, es un país al que me gustaría volver".

Para cerrar la entrevista palpitó el cruce por la primera fecha ante Independiente Rivadavia y concluyó "Me siento bien y veo bien al equipo. Con nuestras armas intentaremos ser un equipo competitivo, “molesto”, difícil de enfrentar. Tenemos que ir de menos a más, es un torneo largo y duro. El sábado es la oportunidad para empezar ese camino de la mejor manera".