• Código Plural

Aprobaron el presupuesto y la Ley Impositiva bonaerense 2021

La Cámara baja dio media sanción a ambos proyectos pasadas las 21 horas. Tiempo después, y luego de varias modificaciones, también fueron aprobados en Senadores. Durante la sesión, la diputada Alonso fundamentó un Proyecto de Declaración vinculado a la Gestión Menstrual, con el compromiso de definir un proyecto de ley sobre la temática.

“Si bien menstruar es una cuestión biológica, también es una construcción social la manera en la cual se aborda en nuestra provincia”, señaló anoche la Diputada Alonso.

La legislatura de la provincia de Buenos Aires aprobó este martes por la noche el primer Presupuesto y la segunda Ley Impositiva elevado por el Gobernador de Axel Kicillof, después de casi un mes y medio de negociaciones y una extensa jornada, los bloques mayoritarios del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio llegaron a un acuerdo que incluyó ampliar el FIM a $12 mil millones –con posibilidad de sumar 3 mil millones más- y posponer la devolución del Fondo COVID-19 por $4.500 millones a 2022, entre los puntos centrales.


En primer término, tuvieron tratamiento en Diputados, y una vez aprobados, pasaron al Senado, que se encontraba en cuarto intermedio a la espera de los expedientes, donde se introdujo varias modificaciones en un verdadero “ping-pong” legislativo que se extendió hasta la madrugada de ayer.

Durante la sesión, la diputada de nuestra ciudad, Soledad Alonso, fundamentó de manera presencial un Proyecto de Declaración unificado, expresando el compromiso de esa cámara de representantes con el diseño de políticas públicas destinadas a promover de manera prioritaria la educación y concientización en materia de Gestión Menstrual con perspectiva de género, salud y sostenibilidad ambiental.

Si bien menstruar es una cuestión biológica, también es una construcción social la manera en la cual se aborda en nuestra provincia (…) Creo que es justicia social que las mujeres podamos menstruar en dignidad, creo que es justicia social que se cuide el medioambiente, creo que es justicia social que las políticas educativas están basadas, justamente, en el reconocimiento de nuestros cuerpos y de nuestras situaciones como mujeres, y dejemos de invisibilizar el tema en las escuelas, en las universidades, en los trabajos (…) para que las mujeres podamos gestionar nuestra menstruación de una manera saludable, sostenible y accesible (…) de manera que no sea un impedimento a la hora de tener que ir a clases o salir a buscar un trabajo”.