• Código Plural

Antonella quiere justicia, pero la justicia “perdió” a su abusador

Antonella Cardozo relató a través de facebook el calvario por el que está pasando. Maximiliano José Espinillo abusó sexualmente de ella durante 7 años de su infancia. En 2010 lo denunció, en 2015 logró llevarlo a juicio oral, y recientemente fue encontrado culpable y condenado. Pero cuando la policía se hizo presente en su domicilio para detenerlo, no lo encontró. Nada se sabe de él, y Antonella pide ayuda de forma desesperada.

Foto de Maximiliano Espinillo, condenado por abuso que está prófugo

Las redes sociales se convirtieron en una eficaz herramienta para que muchas víctimas de abusos puedan contar su historia y exponer a sus victimarios. El caso de Antonella Cardozo es uno de ellos, pero además de la necesidad de viralizar el rostro del hombre que la violentó, reclama desesperadamente a la justicia que ocupe de encontrarlo y de que hacerle cumplir la condena que le fue dictada.

Antonella tiene 26 años y hace dos que vive en Campana. En el 2010 radicó una denuncia por abuso sexual reiterado de parte de Maximiliano José Espinillo. Cinco años después, en el contexto de una Justicia que pareciera tender a revictimizar a las víctimas, consiguió que sea la causa sea elevada a juicio oral y que finalmente el Tribunal Oral N° 3 de menores lo condene a seis años. Luego de varias apelaciones por parte de Espinillo, consiguió que la condena quede firme. Pero cuando la policía se hizo presente en su domicilio para detenerlo, la semana pasada, no lo encontró.

“En el año 2010 me animé a denunciar ante la justicia argentina a MAXIMILIANO JOSÉ ESPINILLO, quien abusó sexualmente de mí desde mis 5 hasta mis doce años donde pude contarlo. Pasé gran parte de mi adolescencia con internaciones por intentos de suicidio y tratamientos psiquiatricos y psicologicos a causa del stress post traumático” relata la joven en su publicación.

Antonella hizo pública su historia para conseguir que la cara del abusador llegue a todos lados. Sus objetivos son tanto advertir a la sociedad sobre la peligrosidad de Espinillo como acelerar su captura, para que finalmente sea encarcelado y cumpla su condena. Una vez más, lamentablemente, es una víctima la que tiene que ponerse al frente de la denuncia e intentar por sus propios medios que la justicia ejerza el rol que le corresponde.



En comunicación con Antonella, nos relató que los abusos sucedieron cuando ella vivía en el barrio de Constitución en Capital Federal. Detalló que, hasta donde sabe, Espinillo suele moverse por la zona del barrio de Barracas y que recientemente había estado trabajando de taxista. En su relato hace hincapié en que tiene mucho miedo de que este sujeto se le aparezca, y que luego de toda la pesadilla que vivió sólo pretende estar tranquila y que este hombre no se meta con nadie más.

“En este momento este tipo está PRÓFUGO. Con condena firme, habiéndose allanado la semana pasada el domicilio declarado por él, siendo éste negativo. NECESITO POR FAVOR me ayuden. Estoy desesperada. Esta persona es PELIGROSA y tengo MIEDO”

A continuación, la publicación original de la víctima:

#Abuso #Justicia #FalloJudicial #ViolenciaDeGénero #Profugo #Policiales #AntonellaCardozo #MaximilianoEspinillo