• Código Plural

Alejo Sarna compartió un emotivo encuentro con ''Coqui'' y ''Pini'', Veteranos de Malvinas

Debido a los 37 años de la Guerra de Malvinas, Alejo Sarna compartió un emotivo encuentro junto a Héctor “Coqui” Castellano y Juan Carlos “Pini” Gómez,  Veteranos  de Campana, donde charlaron sobre la experiencia que les significó a ellos participar del conflicto bélico con tan solo 18 años.

La conversación comenzó con una muestra de “Coqui” de todos sus recuerdos de aquella época, libros sobre la guerra, fotos, y los reconocimientos que le entregaron donde había un diploma de la Cámara de Diputados de la Nación.


Luego, comenzó a contar su experiencia “Pini”, quien al igual que “Coqui” fue parte de la IX brigada aérea de Comodoro Rivadavia. La tarea de “Pini” durante el conflicto fue la de llevar desde el continente hasta la Isla provisiones, cartas y hasta armamento en los aviones de carga “Hércules”, tareas sumamente peligrosa dado que como debían abastecer a las fuerzas armadas Argentinas en la isla, estaban en la constante mira de las fuerzas inglesas y un avión de este tipo fue derribado durante la guerra.


“Fue una experiencia difícil. Como digo yo, cada uno vivió su guerra, y si bien la mía fue distinta a la de “Coqui” quien estuvo en el frente de batalla, teníamos mucho miedo porque cada vez que subíamos al avión y volábamos hasta Malvinas, no sabíamos si íbamos a volvercomentó Juan Carlos Gómez y agregó: “llevábamos muchísima comida, no es que no se llevaba, ahora después esa comida no llegaba a los soldados. Es increíble pero real”.

“Si tengo que dejarles un mensaje a los vecinos y vecinas de Campana es que no se olviden de la causa de Malvinas, que deseo que esta perdure en la memoria de todos a los largo de los años” dijo “Pini” Gómez, ya muy emocionado.

Luego, fue Héctor “Coqui” Castellano, quien también estuvo en la IX brigada aérea de Comodoro Rivadavia, y en el conflicto estuvo en Darwin, en el frente de batalla. Mostró las cartas que se había mandado con sus padres y con sus hermanos en el transcurso del guerra y contó: “mi hermanita tenía 2 años, y yo tenía una foto de ella que la llevaba encima siempre. Cuando nos llevaron como prisioneros de guerra, un soldado Inglés quiso sacármela y yo me resistí. Se armó un revuelo importante hasta que se acercó un oficial del ejercito Inglés a preguntar qué pasaba y yo le dije 'esta es la foto de mi hermanita, es mía, no me la pueden sacar', y por suerte permitió que me la quede y se pudo resolver el problema”. Luego “Coqui” continuó: “cuando los Ingleses nos estaban llevando a Uruguay como prisioneros en barco, se acerca un soldado Inglés, me mira la chapita que tenía donde figuraban mis datos, la señala y dice 'happy birthday to you, porque era mi cumpleaños, y enseguida me cantaron el feliz cumpleaños y ese día me dieron doble ración de comida, que la disfrute muchísimo”.


Cuando volvimos, no pudimos volver a casa como deseábamos, tuvimos que ir a terminar el Servicio Militar. Habíamos vuelto muy pero muy flacos, entonces nos empezaron a dar unos sándwich de milanesas gigantes, nos alimentaron como nunca para que engordemos y no se notara lo mal que la habíamos pasado en la guerra. Pero habíamos pasado tanta hambre, que comíamos dos bocados y ya estábamos llenos, y nos daba mucha cosa porque queríamos comerlo todo y no podíamos. Pensar que en la guerra soñábamos con esos sándwich y acá no los podíamos terminar…” contó “Coqui”.

Y concluyó “para mí, los verdaderos héroes son aquellos que no volvieron, que dieron la vida por la patria. Nosotros somos sobrevivientes y hoy nuestro testimonio de lo que vivimos en esa guerra tiene que servir para que nadie olvide a aquellos que se quedaron en la Isla, que no pudieron volver con sus familias. El homenaje es hacia ellos”.

Copyright © 2020 Código Plural. Todos los Derechos Reservados.

info@codigoplural.com.ar 

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Icono Social SoundCloud