• Código Plural

Abella continua con las visitas a vecinos para charlar

El Intendente visitó a Olga Muñoz en el barrio Don Francisco, donde vivió un agradable momento con ella y su familia. Olga, que a sus 84 años baila zumba, le compartió toda su alegría y vitalidad.

El intendente Sebastián Abella visitó esta semana la casa de Olga Muñoz, una vecina de 84 años que vive en el barrio Don Francisco, quien lo recibió junto a su familia. 


Acompañado por la directora de Atención Comunitaria para el Adulto Mayor del Municipio, María de los Ángeles Fernández, durante un ameno encuentro y mate de por medio, Abella conoció la historia de esta vecina que arribó desde Santo Espíritu (Santa Fe) a Buenos Aires a sus 23 años.


Primero con destino a Caballito; luego a Campana para formar su familia y consolidar su vida aquí con su marido y sus dos hijos.

“Ella fue una mujer muy trabajadora. Primero lo hizo en la industria textil. Luego, por más de 25 años en una casa de familia. Hoy es una abuela ‘full time’ con sus tres nietos, tres bisnietos y otro en camino”, comentó Abella respecto a la vida de la mujer. Pero sobre todas las cosas, el Intendente destacó su esfuerzo para, tras 70 años, conseguir su casa propia.

Hoy como recompensa al sacrificio disfruta de sus días libres a “puro ritmo”. Es una abuela zumbera. Ella forma parte de las "Las Doradas", un grupo de zumba para adultos mayores que funciona en la sociedad de fomento de Don Francisco.


Olga asegura que allí se siente muy contenida, habiendo formado relaciones amistosas que han llegado a cambiar su forma de ver la vida. “Antes le decía que no a todo y ahora digo sí”, relató feliz mientras el jefe comunal la escuchaba con alegría.

Estos tipos de encuentros son muy gratificantes. Para mí es una alegría visitar a vecinos de la ciudad que tienen tanto por contar. Su experiencia y sus anécdotas siempre nos permiten aprender”, completó Abella, quien desde hace más de tres años prácticamente a diario visita, por las tardes, casas de vecinos para escucharlos, compartir con ellos un distendido encuentro y conocer sus historias.