• Código Plural

Abuelas anunció la restitución de una nueva identidad: Marcos, el nieto 128

Nació en San Miguel de Tucumán, y fue secuestrado con apenas cinco meses de vida junto a su madre Rosario del Carmen Ramos. Fueron 42 años sin identidad. A partir de hoy, gracias al inconmensurable trabajo del organismo encabezado por Estela De Carlotto, Marcos tendrá la identidad, la familia y la historia que le corresponde, y una vida nueva.

Abuelas de Plaza de Mayo confirmó hoy en conferencia de prensa la restitución del nieto número 128. Se llama Marcos, su madre era Rosario del Carmen Ramos, y ambos fueron desaparecidos en noviembre de 1976 en la provincia de Tucumán.


El anuncio fue realizado por Estela de Carlotto, titular de Abuelas. ''Una buena noticia... que nos va a sacar un poco de las otras'' expresó el ícono mundial de paz y de lucha por los Derechos Humanos como introducción a la maravillosa noticia.


El nieto 128 nació el 9 de junio de 1976, y ese mismo año, apenas 5 meses después, fue secuestrado junto a su madre y su hermano Ismael por las fuerzas de seguridad de la capital tucumana. Su hermano logró la increíble proeza de escapar, y pasó 42 años sin ver a Marcos. A su mamá, nunca más la vio.


El inicio de la restitución es responsabilidad de Ismael, quien en 1999 recurrió a la Comisión Nacional por el Derecho a la identidad (CONADI) y manifestó haber sido secuestrado junto a su mamá y a su hermano, y que tras su escape nunca más vio a ninguno de ellos. 14 años después, Abuelas recibió información proveniente del Fondo Permanente de Recompensas del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, señalando a una persona como hijo de desaparecidos, y apropiado por un imputado por crímenes de lesa humanidad en Tucumán. La identidad de la persona que robó la identidad de Marcos no fue revelada por Abuelas.


El organismo de Derechos Humanos hizo inmediatamente la denuncia formal ante la justicia tucumana. Ésta dio lugar a la Justicia Federal, que solicitó a Marcos una prueba de ADN. Marcos accedió voluntariamente, y junto a los resultados llegó su verdadera identidad, arrebatada durante 42 años.


La restitución de la identidad de Marcos debería, según lo expresado hoy por Estela De Carlotto, “contribuir a acabar con el negacionismo, la justifición y el olvido que subsiste en parte de la sociedad, en particular en Tucumán”.

La nueva identidad recuperada es la de Marcos Eduardo Ramos, hijo de Ismael Amado Sulemain y de Rosario del Carmen Ramos. Rosario cumpliría en breve 70 años, pero no se sabe nada de ella desde su secuestro en 1976. Fue, en palabras de la titular de Abuelas ''una activa militante del Partido Revolucionario de los Trabajadores''. A Rosario la detuvieron ilegalmente estando embarazada, la mantuvieron cautiva durante semanas y la liberaron. Tres meses después, las fuerzas represivas de la dictadura militar liderada por el Jorge Rafael Videla (muerto en cárcel común y cumpliendo prisión perpetua, sentado en el inodoro del baño del penal de Marcos Paz) la desaparecieron.


Marcos Eduardo Ramos es hijo de Ismael Amado Suleiman y de Rosario del Carmen, quien había nacido en Santiago del Estero en octubre de 1948, fue “una activa militante del PRT” (Partido Revolucionario de los Trabajadores) y a los 28 años, luego de separarse y estando embarazada, fue secuestrada en la localidad de San José, Tucumán. La mantuvieron cautiva durante semanas hasta que fue liberada y tres meses después fue desaparecida.

#NietosRecuperados #Abuelas #AbuelasDePlazaDeMayo #EstelaDeCarlotto #DerechosHumanos #DDHH #Identidad #Memoria #Verdad #Justicia #Restitución