• Código Plural

8M: Pan y Rosas Campana marchó en Capital

Desde el espacio perteneciente al Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), se hicieron presentes en la jornada de lucha realizada en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. "Nos encontró movilizades y en las calles; trabajadoras, docentes, estudiantes del instituto 15 y UNLu, jóvenes precarizadas de Campana nos hicimos presentes en la enorme convocatoria que se llevó adelante en el centro político del país", expresaron.

El pasado lunes 8, la jornada de lucha por el 8M se replicaron en todo el mundo. Además de la masiva marcha en Campana, en el epicentro del Pais también miles de mujeres marcharon reclamando contra la violencia de genero, los femicidios y por la igualdad de derechos.


"Se pudo escuchar el reclamo de justicia por Keila, joven víctima de femicidio del barrio Las Praderas. Se expresó con fuerza en carteles y banderas la bronca hacia la policía, una institución podrida, cuyos miembros son responsables de un femicidio cada cinco mujeres asesinadas por violencia machista. Las mujeres que pelean por tierra y vivienda en barrio Los Pioneros también se hicieron presentes" comentaron desde Pan y Rosas del PTS, quienes marcharon en Capital Federal.


"En CABA nos sumamos a la gran columna de Pan y Rosas repleta de luchadoras" explicaron, al tiempo que enumeraron "allí nos encontramos marchando con la comisión de mujeres de Madygraft, que junto a sus compañeros llevan gestionando la fábrica hace más de siete años; junto a la comisión de mujeres de Guernica, aquellas enormes vecinas que durante el año pasado irrumpieron en la escena política peleando por el derecho a la tierra y la vivienda, que a pesar de la gran represión que sufrieron por parte de el Estado, con Sergio Berni a la cabeza, siguen en pie de lucha. Y cientos de luchadoras más que están a la cabeza de peleas por mejoras salariales, por mejores condiciones de trabajo y contra los despidos".

Además las militantes del PTS señalaron "En Argentina, desde el último 8 de marzo hasta hoy, se desplomó la economía y se destruyeron 300 mil puestos de trabajo, mientras casi 2 millones de personas perdieron sus empleos informales en los sectores donde las mujeres representan la mayoría de los trabajadores. Por esa razón, las mujeres necesitaron el doble de ayudas sociales y subsidios que los varones y el doble de lo que habían recibido el año anterior".


"La pobreza y la desigualdad aumentaron, el costo de vida aumentó un 36% y la inflación obligó a las familias trabajadoras a hacer malabares para sobrevivir. Las mujeres fueron las que cargaron sobre sus espaldas la multiplicación del trabajo doméstico y de cuidado, incluyendo el apoyo escolar".

"Las condiciones de vida de las mujeres empeoran en esta crisis. Desde el Estado y el Gobierno nacional miran para otro lado, aún con un ministerio de mujeres y diversidad, que está pintado, y lo demuestra la poca capacidad de prevención que hay cuando hablamos de violencia machista".

"No necesitamos discursos, ni podemos seguir viviendo de promesas, necesitamos recursos, basta de destinar millones a los usureros del FMI para pagar una deuda totalmente ilegítima y fraudulenta, por eso desde Pan y Rosas en el Frente de Izquierda decimos bien clarito: plata para prevención, salud, educación y trabajo" enunciaron, a la vez que anticiparon "la fuerza para enfrentar la violencia machista y la precarización de la vida de las mujeres está en otro lado: nuestra movilización y organización independiente de todos los espacios políticos pro-patronales ya demostró que no queremos esta vida de violencia, precarización y pobreza que quieren hacer caer sobre nuestras espaldas".